Las críticas al IFE elevan la polémica entre su presidente y el PRD

El consejero anunció que no buscará reelegirse en protesta por dichos de líderes perredistas, a los que tachó de "faltos de objetividad"
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

La confrontación entre el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE) subió de tono este lunes, cuando Leonardo Valdés Zurita descalificó las críticas recientes de líderes perredistas a su trabajo y al de la institución. 

En una carta dirigida al coordinador de los diputados del PRD, Silvano Aureoles, el consejero presidente anunció que no buscará reelegirse en la presidencia del IFE en octubre próximo, porque no dejará que su desempeño sea evaluado por personas “faltas de objetividad”.

La misiva —que Valdés Zurita difundió en su cuenta de Twitter— también fue enviada a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara baja y se da a conocer pocos días después de que Aureoles advirtiera que la bancada del PRD se opondría a la posible reelección del consejero presidente.

“(Valdés Zurita) es el primero que debería de tener dignidad y retirarse”, dijo Aureoles a medios el jueves pasado, al ser cuestionado sobre el desempeño del funcionario al frente del IFE.

El PRD, el Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano están inconformes con el dictamen de la Unidad de Fiscalización del IFE que plantea multarlos con casi 130 millones de pesos por presuntos gastos excesivos de campaña en 2012. El informe ha sido respaldado por Valdés Zurita y será discutido en julio.

“Justo porque tengo dignidad, respondo por este medio a su declaración”, escribe Valdés Zurita a Aureoles.

“Declaraciones como la suya, absolutamente carentes de fundamento, vulneran esa autonomía y ponen en cuestión la función estatal que cumple el Instituto Federal Electoral”, señala el consejero.

Durante la contienda de 2012, los partidos de izquierda acusaron al IFE de haber favorecido al Partido Revolucionario Institucional (PRI), señalamientos que los nueve consejeros han negado.

En enero pasado, insistieron en que el instituto actúa de forma parcial al buscar sancionarlos por presuntamente rebasar el tope de gastos de campaña y no hacerlo con el PRI.

“(Valdés Zurita) le haría un bien al IFE si se fuera antes (de que termine su periodo), por supuesto”, dijo el viernes en rueda de prensa el dirigente perredista, Jesús Zambrano, quien también exige la renuncia del titular de la Unidad de Fiscalización, Alfredo Cristalinas.

En otra carta, el consejero presidente responde a Zambrano y tacha sus declaraciones de “desplantes” e “irresponsables”.

“Lo que es absolutamente inaceptable es que se pretenda destituir (o sugerir el retiro anticipado) a algún miembro del Consejo General, cuando no se está de acuerdo con su posición”, señala Valdés Zurita.

“Su invitación a separarme con anticipación de mi encargo parece ser producto de la escasa efectividad de sus presiones para intentar modificar mi criterio en el dictamen del origen y el gasto de los recursos de los partidos”, agrega.

En las últimas dos semanas, dirigentes del PRD se han reunido en privado con los nueve consejeros para exponer sus argumentos y exigirles cambiar los informes de la Unidad de Fiscalización.

Tanto el PRD como el Partido Acción Nacional (PAN) han expresado que buscarán citar a comparecer ante el Congreso a los consejeros del IFE para que expliquen los argumentos de sus resoluciones.

En semanas recientes, el instituto también ha generado polémica por la renuncia del consejero Sergio García Ramírez. El funcionario asegura que su salida se debe a motivos personales y, a finales de enero, su voto desempató una votación que permitió al PRI librar una multa por el uso de tarjetas prepagadas del banco Monex en la elección de 2012.

Otros tres consejeros —Macarita Elizondo, Francisco Guerrero y Alfredo Figueroa— concluyen sus periodos en octubre próximo, por lo que la Cámara de Diputados tendrá que iniciar procesos para sustituirlos.

Ahora ve