El sexenio de Calderón, el "más violento" para la prensa, según reporte

El Comité para la Protección de Periodistas reportó 14 periodistas asesinados en represalia por su trabajo durante este periodo
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

El sexenio de Felipe Calderón es “uno de los periodos más violentos para la prensa que jamás se haya registrado en el mundo”, según el último informe del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Un total de 14 periodistas fueron asesinados entre 2006 y 2012 en represalia por su trabajo. Otros 27 periodistas murieron durante el mismo período, según la organización, pero no aún se sabe si dichos homicidios estuvieron relacionados con su profesión.

Según el CPJ, la violencia contra los periodistas y los medios ocurrió en el contexto de la lucha entre cárteles de la droga con las fuerzas de seguridad, en lo que el Comité calificó como una “sangrienta” estrategia de seguridad del presidente Felipe Calderón.

En diciembre de 2006 unos meses después de tomar el poder, Calderón puso en marcha la Estrategia Nacional de Seguridad para combatir a los cárteles del narcotráfico.

El año pasado siete periodistas fueron asesinados en México, incluyendo el homicidio de Adrián Silva Moreno, que murió a tiros en puebla poco después de haber recabado información sobre un robo de gasolina a gran escala.

Las muertes de los otros seis periodistas aún son investigadas por la organización para intentar determinar si están vinculadas a su labor periodística, según CPJ.

La organización con sede en Nueva York documentó además seis ataques a medios de comunicación en varios estados del país: uno fue atacado con un coche bomba en marzo; dos fueron atacados con granadas; en otros dos estallaron artefactos explosivos, uno fue atacado a disparos, y uno más fue incendiado, según la organización.

El CPJ recordó que El Mañana de Nuevo Laredo, Tamaulipas, anunció que no publicaría información relacionada con la criminalidad luego de ser víctima de represalias, y tras quejarse de la falta de condiciones para ejercer la libertad de prensa.

Debido a la violencia contra los medios y sus trabajadores, en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, los periodistas han implementado protocolos para protegerse: no importa quién reporte la noticia primero, lo que importa es protegerse; además mantienen una constante comunicación entre ellos, contaron algunos de ellos a CNNMéxico en agosto pasado.

Además, se ha eliminado el periodismo de investigación, y se ha adoptado la autocensura cuando se trata de asuntos relacionados con el crimen.

Este año no ha iniciado de forma diferente para los medios. En el último ataque, cinco trabajadores del diario El Siglo de Torreón fueron secuestrados por hombres armados la semana pasada. Aunque fueron liberados horas después, el hecho causó conmoción en la prensa local.

Ahora ve