El Ejército promete ante el Senado respetar los derechos humanos

En una ceremonia solemne en la que el presidente Peña Nieto fue invitado de honor, la Sedena prometió ser un "ejemplo" para la ciudadanía
Mauricio Torres
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Las palabras del general Salvador Cienfuegos fueron seguidas por una ronda de aplausos. 

“Lo damos todo por México y el bienestar de su gente, porque para cada soldado mexicano, la patria es primero”, dijo el secretario de la Defensa Nacional este jueves, en su discurso en el Senado mexicano durante la conmemoración del centenario de la creación del Ejército. 

En una ceremonia solemne, rodeado de legisladores, invitados especiales, militares en traje de gala y ante el presidente Enrique Peña Nieto, el general agradeció el reconocimiento organizado por la Cámara alta y prometió que la milicia seguirá colaborando con todas las instituciones para resguardar la seguridad nacional. 

“Reconocemos que cumplir la ley y respetar los derechos humanos es prescripción que permite armonizar la convivencia colectiva. Vivir en un Estado de derecho es convivir con certidumbre, es tener confianza y la mejor garantía para la paz. Aspiramos a seguir ensanchando ese sendero siendo ejemplo ante la ciudadanía”, dijo Cienfuegos. 

El general habló desde una tribuna especial colocada en el patio del Senado, iluminada con luces verdes, blancas y rojas, los colores de la bandera nacional. Frente al militar observaban decenas de cadetes con sus instrumentos musicales en descanso o los fusiles en alto, así como generales en trajes color azul zeta.

La declaración de Cienfuegos se produjo seis días después de que el presidente Peña Nieto exigiera a los militares “absoluto respeto” a los derechos humanos, luego de que durante el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) fueran acusados de cometer numerosos abusos contra la ciudadanía mientras realizaban tareas de lucha contra la delincuencia. 

Interrumpido por los aplausos en cuatro ocasiones, Cienfuegos también dijo que el Ejército confía en que el Poder Legislativo aprobará las normas que permitan que la institución se modernice.

Más tarde, el presidente del Senado, Ernesto Cordero, correspondió a las palabras del general y se comprometió a que los legisladores busquen leyes sólidas para la milicia. 

“México necesita seguir evolucionando y fortaleciendo sus leyes e instituciones. Por eso, en el Senado de la República trabajaremos para mejorar día con día el marco legal que permite a nuestras Fuerzas Armadas cumplir cabalmente con el mandato que la Constitución les confiere”, dijo el legislador del Partido Acción Nacional (PAN) dentro del salón del pleno.

“En el México democrático de hoy, un Ejército moderno y fuerte es la mejor garantía de nuestra seguridad nacional y un Ejército respetuoso de los derechos humanos es la mejor garantía de estabilidad institucional”, agregó Cordero.

Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), únicamente observó la ceremonia porque el formato pactado por las bancadas en el Senado no contempló que pronunciara un mensaje

A pesar de ello, el mandatario captó la atención de los asistentes desde su llegada al patio central del recinto legislativo, donde fue flanqueado por Cienfuegos y Cordero, y durante su estancia en el salón del pleno. 

Dentro del Senado —que no suele ser visitado por los presidentes mexicanos—, Peña Nieto fue acompañado por su gabinete de gobierno, recibió aplausos y se sentó en la Mesa Directiva. 

Cerca del final de la ceremonia, aplaudió de pie cuando Cienfuegos tomó una placa conmemorativa del centenario del Ejército y sonrió luego de que alguien gritó “¡Viva México!” en medio de la solemnidad de la sesión.

Momentos antes de salir el salón, se acercó a saludar a algunos generales y legisladores, posó para fotografías, agradeció la invitación al recinto y dejó el lugar rodeado del fuerte dispositivo de seguridad que suele establecerse para sus apariciones públicas.

Ahora ve
No te pierdas