La violencia no tiene cabida en la UNAM, advierte el rector José Narro

Narro dijo que él y otros miembros de la comunidad universitaria se sienten agraviados por la actitud violenta de algunos alumnos
narro en la inauguracion de la feria del placio de mineria
jose-narro  narro en la inauguracion de la feria del placio de mineria  (Foto: )
  • A+A-
(Notimex) -

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, rechazó este jueves las acciones violentas de algunos miembros de la comunidad universitaria para resolver el conflicto en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH).

“Todo se puede analizar, todo se puede debatir, todo se puede resolver, menos la violencia irracional en contra de los universitarios. En esto no vamos a transigir. La violencia no tiene cabida en nuestra institución”, dijo Narro al leer un documento publicado en la página de internet de la UNAM.

Recordó que el 1 de febrero los estudiantes del CCH plantel Naucalpan tenían una asamblea estudiantil para discutir su oposición a la reforma del programa de estudios que derivó en agresiones a trabajadores administrativos dentro de la escuela. En repuesta, el director de la misma expulsó a seis estudiantes, lo que causó que un grupo de jóvenes prendieran fuego a las oficinas de la dirección.

Días después, estudiantes tomaron con violencia las instalaciones de la dirección general del CCH para exigir revocar el castigo a los estudiantes expulsados. Tras firmar un documento para iniciar un proceso pacífico de solución del conflicto, los jóvenes abandonaron las instalaciones este miércoles, según reportó Notimex. 

“Bajo ninguna consideración y en ningún caso” la violencia debe ser parte del diálogo sobre los asuntos que se relacionan con la vida universitaria, dijo Narro y aseguró que no hay lugar para la agresión a integrantes de la comunidad, la destrucción de instalaciones ni la sustracción de bienes.  

Dijo que los problemas en la Universidad se tienen que superar a través del debate racional y la construcción de acuerdos y que en el proceso debe imperar el respeto a esta casa de estudios y a su comunidad. También señaló que él y “muchos universitarios” se sienten agraviados por la actitud de algunos alumnos y “en especial por la intervención de personas ajenas a la comunidad”.

Narro cree que la situación se debe resolver a través del debate, los acuerdos y el respeto, y descartó que se vaya a hacer uso de la fuerza para resolver este tipo de conflictos en la universidad.

“Les expreso que la rectoría a mi cargo ha actuado y actuará con firmeza pero con prudencia, con apego a la legalidad pero sin extremismos equivalentes a los realizados por el grupo violento”. 

También lamentó la mala fama que este tipo de actos genera a la UNAM, a la que definió como una de las mayores instituciones del país con un prestigio que sobrepasa las fronteras de México.

Los estudiantes y las autoridades universitarias acordaron este miércoles realizar mesas de diálogo en las que analizarán la expulsión de alumnos del plantel de Naucalpan, lo que motivó la ocupación de las oficinas centrales.

Ahora ve