Médicos dictaminan muerte por neumonía de niño acosado en Jalisco

Médicos del IMSS que atendieron al niño encontraron agua en sus pulmones, debido 'posiblemente a la ingesta violenta de agua'
escuela caso bullying Jalisco  escuela caso bullying Jalisco
| Otra fuente: CNNMéxico
GUADALAJARA (CNNMéxico) -

La neumonía que provocó la muerte de un niño de siete años, presunta víctima de bullying en Jalisco, pudo ser ocasionada por “la ingesta violenta de agua”, según el diagnóstico reportado por autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Por lo que tenemos, el líquido en vez de ir al estómago haya aspirado hacia los pulmones y de ahí la neumonía intersticial que está diagnosticada”, dijo este miércoles en conferencia de prensa el jefe de Prestaciones Médicas del IMSS delegación Jalisco, Manuel Cervantes.

El niño, residente de un poblado en Unión de San Antonio, en la región de los Altos, murió el pasado 9 de marzo, después de 15 días de hospitalización. El 26 de febrero su padre, Efraín Ortíz, presentó una denuncia ante el ministerio público de su localidad por acoso escolar contra el menor.

El caso trascendió en medios locales el fin de semana que murió el menor, cuado el padre dijo que un estudiante de 12 años había sumergido la cabeza de su hijo en el inodoro de la escuela, versión que confirmó en entrevista con CNNMéxico.

Según Cervantes, los padres ofrecieron otra versión a los médicos a quienes dijeron que el niño tomaba agua en la escuela cuando algunos compañeros lo sometieron por la espalda, provocando que ingiriera agua de manera violenta.

Los padres dijeron la semana pasada a CNNMéxico, que las versiones respecto a la agresión en contra de su hijo las obtuvieron con base en comentarios de los compañeros de escuela.

En la primera consulta médica, la madre refirió que su hijo tenía dolor abdominal y náuseas, pero “no hizo referencia a agresiones en la escuela”, insistió Cervantes.

Agregó que al día siguiente, cuando la salud del menor empeoró, los padres informaron a los médicos que su hijo había padecido agresiones en la escuela y fue entonces cuando cambió el tratamiento del menor al ordenar estudios de laboratorio, radiografías y tomografías.

“La información nos la fueron dando a cuentagotas (los padres) y cuando nos damos cuenta que el niño trae daños emocionales, por supuesto que tuvimos que hacer un interrogatorio más dirigido a los padres y a la abuela del niño”, dijo Cervantes.

CNNMéxico buscó a los padres del menor después de conocer el reporte del IMSS, pero no fue posible localizarlos.

En el mismo evento, Cervantes dijo que como en todos los casos donde se presume violencia, el IMSS notificó al Ministerio Público, que realiza la investigación correspondiente.

Añadió que el menor fue atendido “con base en las disposiciones de la Norma Oficial Mexicana” y descartó cualquier posibilidad de negligencia médica en el manejo del paciente.

La semana pasada la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Jalisco (CEDHJ) inició dos investigaciones una dirigida a las autoridades escolares y otra a la institución de salud –atraída por la Comisión Nacional de Derechos Humanos- por posible negligencia médica en la atención del menor.

Posible exhumación

El resultado de la necropsia practicada al niño resultó insuficiente para determinar si existió o no acoso escolar por lo que las autoridades que investigan el caso analizan la posibilidad de exhumar el cadáver, dijo a CNNMéxico el secretario de Educación en la entidad, Francisco Ayón López, antes de la conferencia de prensa que ofreció el IMSS.

“Para poder determinar las causas, se tendrían que hacer más exámenes, y solo exhumando el cadáver (se puede saber). Eso es lo que nos ha dicho (la Fiscalía Central), precisó Ayón López, cuya dependencia también investiga lo que ocurrió al interior del plantel donde presuntamente ocurrió la agresión.

La Fiscalía Central informó a CNNMéxico que la agencia del Ministerio Público responsable de investigar el caso, amplió los interrogatorios y que hasta el momento no ha pedido la exhumación del cadáver, sin embargo “no está descartada esta posibilidad”.

La necropsia arrojó como resultado que el menor murió por neumonía, insuficiencia respiratoria e infarto cerebral, según concluyó el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF).

Los padres del menor relataron la semana pasada a CNNMéxico que el pasado 18 de febrero notaron un cambio de ánimo en el menor quien volvió de la escuela “triste y sin ganas de comer”.

La salud del menor empeoró al día siguiente cuando fue hospitalizado en Lagos de Moreno, y después trasladado al Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional de Occidente (CMNO), en Guadalajara, donde murió.

En la declaración ante el Ministerio Público (MP), hecha en presencia de su mamá, el menor acusado dijo que era amigo de la supuesta víctima y negó haberlo agredido, informó a CNNMéxico Josefina Mayorga Nava, agente del MP adscrito a Unión de San Antonio.

Terapia y reuniones en la escuela

En la escuela localizada en la comunidad de Tlacuitapa, donde presuntamente ocurrieron actos de bullying las autoridades educativas llevan a cabo sesiones de terapia psicológica para los alumnos y reuniones entre padres, maestros y directivos, informó Ayón López.

“Se vivió un proceso traumático de la pérdida de uno de sus compañeros, un niño, parte fundamental en el proceso educativo…, se está trabajando con psicólogos en la parte de los sentimientos de los niños en cuanto a la depresión, el odio, el enojo, tenemos que buscar el proceso de recuperación, armonía en la comunidad”, dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La semana pasada padres de familia dijeron a CNNMéxico que son varios los niños que se quejaban de acoso escolar por parte del mismo menor de 12 años que ahora es señalado como presunto agresor del menor que murió, pero que los maestros y autoridades no atendieron las denuncias.

 

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×