El Coneval advierte de las limitaciones de la Cruzada contra el Hambre

El programa del gobierno de Peña no logrará reducir la pobreza si no crece la economía y se generan empleos, dijo el titular del organismo
  • A+A-
Por:
Mauricio Torres
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

La Cruzada Nacional contra el Hambre lanzada por el gobierno de Enrique Peña Nieto no logrará por sí sola reducir la pobreza en México, advirtió este miércoles el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Gonzalo Hernández Licona.

En una comparecencia ante el Senado, el funcionario dijo que la cruzada tiene “fortalezas”, como buscar atacar las carencias de alimentación de los mexicanos mediante la entrega de recursos, aunque consideró que sus resultados serán limitados si su aplicación no se complementa con crecimiento económico y generación de empleos.

"Va a ser difícil poder observar una reducción de la pobreza solamente a base de programas sociales", señaló ante las comisiones de Gobernación y de Desarrollo Social de la Cámara alta. 

También dijo que algunos de los principales retos de la cruzada son garantizar la coordinación entre las dependencias que la aplicarán, establecer acciones diferenciadas en localidades urbanas y rurales, así como fijar indicadores claros de seguimiento.

La cruzada inició a mediados de febrero con el propósito de beneficiar a 7.4 millones de personas en pobreza extrema, distribuidas en 400 municipios de toda la nación.

Algunos legisladores de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), principales fuerzas de la oposición, acusan al gobierno de haber elegido algunas localidades con fines político-electorales, un señalamiento que niega el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Al respecto, Hernández Licona rechazó que el Coneval haya intervenido en la selección de esos municipios y dijo que el organismo —que pertenece al gobierno federal pero tiene autonomía de gestión— únicamente evaluará sus resultados y, de ser necesario, emitirá sugerencias.

El funcionario también evitó pronunciarse acerca de si el Coneval ha detectado que las localidades beneficiadas fueran seleccionadas con fines político-electorales.

Argumentó que, para el organismo, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) únicamente tendría que explicar con mayor detalle por qué eligió 16 municipios que no están entre los de más pobreza extrema. Entre ellos citó Cuernavaca, Morelos; Ixtapan del Oro, Estado de México, y Oaxaca, Oaxaca.

Cuestionada por diputados federales, la titular de la Sedesol, Rosario Robles, rechazó a principios de este mes que la cruzada tenga un fin político-electoral.

La funcionaria afirma que la cruzada incluyó a algunos municipios urbanos como Acapulco, en Guerrero, o Los Cabos, en Baja California Sur, porque tienen altos índices de pobreza.

"Contra lo que pudiera pensarse, no todos los mexicanos y mexicanas en pobreza extrema viven en el campo. Del total de 7.4 millones de personas que serán beneficiadas por la Cruzada Nacional contra el Hambre, 3.67 millones viven en zonas urbanas y 3.73 millones en zonas rurales", señala Robles en la página web del programa.

Los legisladores de la oposición, en tanto, han advertido que vigilarán que la cruzada no sea utilizada por el PRI para favorecer a sus candidatos en las elecciones locales del próximo 7 de julio, e incluso buscarán modificar la selección de municipios beneficiados.

Hernández Licona dijo a los senadores que el Coneval diseñará en estos meses la estrategia para medir los resultados de la cruzada. También informó que el 29 de julio el organismo dará a conocer los índices de pobreza registrados en 2012.

La última medición del Coneval, correspondiente a 2010, indicó que en el país existen casi 52 millones de pobres, lo que equivale al 46.4% de la población.

 

Ahora ve