Profesores y organizaciones marchan en Guerrero contra reforma educativa

Por tercera semana consecutiva se registran protestas en el estado, pesta fue la marcha más numerosa desde el inicio del movimiento
  • A+A-
Autor: Laura Reyes | Otra fuente: CNNMéxico

Michelle, una alumna de primer año de primaria en el estado de Guerrero participó este miércoles en la primera marcha de su vida en apoyo al sector magisterial disidente de su estado.

"Yo apoyo a mis maestros porque ya se leer y escribir y voy en primer año de primaria" (sic), escribió con su letra en una cartulina blanca.

Su papá, Juan Pablo, dijo que siempre él siempre se ha mantenido al margen de estas protestas, pero que ante el llamado de los profesores del "riesgo de privatizar la educación con la ley impulsada por el gobierno federal", decidieron salir a las calles.

La secretaría de Gobernación de Guerrero calcula que marcharon 22,000 manifestantes, mientras que los organizadores aseguran que marcharon 100 mil en la capital del estado de Guerrero. Entre ellos, la menor, escondida detrás de su pancarta, dijo que quiere a su profesora y por eso apoya esta marcha.

Esta es considerada la movilización más numerosa desde que inició el conflicto desde el 25 de febrero, cuando fue promulgada la reforma educativa por el presidente Enrique Peña Nieto. En ella participaron profesores, miembros de 17 organizaciones sociales, simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), integrantes del Movimiento Popular de Guerrero, y padres de familia de la región de La Montaña.

La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (Ceteg) convocó a la manifestación en rechazo a la reforma educativa promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto en febrero pasado, la cual prevé la evaluación magisterial como una condición para la entrega de plazas de profesores en México.

Este sector del magisterio de Guerrero, históricamente vinculada con la izquierda,  representa al ala disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores del Estado y cuenta con 30,000 de los 75,000 profesores que tiene.

Al concluir la marcha, los manifestantes mantuvieron retenido a Guillermo Galindo Gallegos, un policía ministerial, que estaba en el mitin portando un arma y a quien manifestantes acusaron de ser un infiltrado de las autoridades estatales como una forma de provocación al movimiento.

Galindo Gallegos permaneció retenido hasta la tarde de este miércoles en el campamento de los profesores en la capital del estado y alcanzó a gritar a algunos medios que estaba en el mitin porque cuatro de sus hermanos estaban en la marcha.

Los manifestantes le retiraron el arma y dijeron que lo entregarían a la policía comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (Crac).

Durante la manifestación, el contingente marchó de sur a norte de la capital y realizó un mitin en el zócalo de Chilpancingo. A su paso por la ciudad, pasaron frente al Palacio de Gobierno, así como en el Congreso del estado.

Un manifestante fue hasta la puerta del Palacio de Gobierno y la golpeó con un pico, dañando la herrería ante la mirada de los 300 elementos antimotines de la Policía Preventiva del estado. Lo mismo ocurrió cuando llegó el contingente al Congreso de Guerrero.

El sector magisterial disidente en Guerrero se manifiesta en contra de la reforma educativa, la cual promueve la evaluación magisterial por parte del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, el cual será autónomo.

El magisterio pactó con el gobierno de Ángel Aguirre que una reforma educativa estatal que promueva su sistema autónomo de evaluación, la cual fue rechazada por el congreso de Guerrero la semana pasada.

En dos semanas, la Ceteg ha bloqueado tres veces la Autopista del Sol, principal vía entre el puerto turístico de Acapulco y la Ciudad de México. La última, ocurrida el viernes pasado, fue desalojada por la policía federal.

Este martes, el magisterio disidente en Guerrero anunció que solo aceptarán estabecer un diálogo con el gobierno federal y rechazaron al gobernador Ángel Aguirre como interlocutor.

El acuerdo del sector magisterial disidente fue "no dar ni un paso atrás" a la lucha contra la ley educativa y llevar este movimiento a cada comunidad del estado.

Los maestros regresaron a su campamento que mantienen en las oficinas de la Secretaría de Educación Guerrero desde el pasado 25 de febrero.

Ahora ve