Ángeles Dauahare agradece a Peña por cumplir su palabra y cumplir la ley

Tomás Ángeles Dauahare, detenido por el anterior gobierno, dijo que el actual presidente actuó con apego a la ley al facilitar su libertad
Tomás Ángeles
Tomás Ángeles  Tomás Ángeles
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

El general Tomás Ángeles Dauahare había caminado menos de 20 metros fuera del penal de máxima seguridad del Altiplano, cuando describió su liberación como un acto de justicia de parte del gobierno de Enrique Peña Nieto. 

“(Tengo un mensaje) de agradecimiento, de reconocimiento de parte mía, y créanme que de todos los internos, a la administración del presidente Peña. Fue fiel a su palabra de hacer cumplir el Estado de derecho, ratificado por el señor procurador (Jesús Murillo Karam)”, dijo el militar retirado la noche del miércoles ante decenas de periodistas. 

Frente a la entrada principal del penal federal —un complejo ubicado en el poniente del Estado de México—, el exsubsecretario de la Defensa Nacional se refirió así a la decisión del actual titular de la Procuraduría General de la República (PGR) de desistir de las acusaciones en su contra presentadas por el gobierno anterior, que encabezó el panista Felipe Calderón (2006-2012). 

Los señalamientos contra el general por presuntos vínculos con la delincuencia organizada se dieron a conocer en mayo de 2012, cuando la entonces procuradora, Marisela Morales, ordenó su detención con base en las declaraciones de testigos protegidos que le atribuían recibir dinero del narcotráfico. 

El militar, que se declaró inocente en reiteradas ocasiones y este miércoles insistió en que fueron “imputaciones dolosas y falsas”, quedó en libertad 11 meses después de ser aprehendido, luego de que el actual gobierno determinara que carece de pruebas para proceder en su contra y de que el Poder Judicial federal ordenara su liberación inmediata. 

Vestido con ropa deportiva color gris oscuro y tenis blancos, Ángeles Dauahare salió de prisión alrededor de las 22:20 horas (local). Únicamente lo acompañaron sus abogados —dirigidos por el penalista Ricardo Sánchez Reyes Retana—, quienes lo habían esperado fuera del penal durante cerca de cuatro horas.

Al salir del Altiplano, el general, de 70 años, afirmó estar “bien” de salud y sólo querer practicarse “chequeos médicos”. Sin embargo, caminaba a paso lento y siempre apoyado en los brazos de sus defensores.

Declinó opinar sobre el gobierno anterior y solo señaló que se considera “víctima” de las pasadas autoridades federales y adelantó que analizará si procede legalmente o no contra la exprocuradora Morales.

“Necesito ver qué actitud asumir, de demanda, de denuncia. Tengo que consensuar, tengo que consultarlo con personas que saben de esto”, dijo.

En julio, dos meses después de su detención, Ángeles Dauahare criticó en una entrevista con la radiodifusora MVS las acusaciones de la PGR, argumentando que eran “de oídas” y que eran una violación a sus derechos “llevada al extremo”.

Tras su detención, sus familiares abrieron en Facebook la página Apoyo Al General De Div. Tomas Angeles Dauahare, en la que publicaron la noche del miércoles: “Las cosas se acomodaron a favor d lo justo, en hora buena toda la familia stamos saltando d gusto...”.

Menos de dos horas después de su liberación, en un comunicado de dos párrafos, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) expresó “satisfacción” por la resolución judicial que lo dejó en libertad. 

“Esta secretaría expresa su reconocimiento a las instituciones encargadas de la procuración y administración de justicia del país, como garantes del Estado de derecho actuando bajo los principios de legalidad e imparcialidad, que garantizan la certeza jurídica para todos los mexicanos”, señaló el mensaje.

Entre luces de cámaras de video y flashes, antes de subir a la camioneta que lo llevaría a casa, Ángeles Dauahare anunció que buscará reunirse con el titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos.

Sobre los otros tres mandos militares detenidos a finales del gobierno pasado, y acusados también de vínculos con el crimen organizado, dijo “ahí vienen detrás de mí”, al considerar que los generales Roberto Dawe González y Ricardo Escorcia y el teniente coronel Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto también quedarán en libertad por falta de pruebas en su contra.

Ahora ve
Cumplimiento o no de contrato enfrenta a Neymar con el Barcelona
No te pierdas
×