La arquitectura del delito: el origen de los túneles clandestinos

En 30 años han sido hallados 155 pasadizos ilegales en la frontera de México con Estados Unidos, y cada vez son más sofisticados
La inseguridad no solo se da en México: Peña Nieto
| Otra fuente: OBRAS

De 2007 a 2011 fueron hallados al menos 70 túneles clandestinos en la frontera norte. Su construcción requirió de profesionales calificados.

La Agencia de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) estima que en 30 años han sido encontrados 155 conductos ilegales en la frontera con México.

La última década ha sido la más prolífica en hallazgos: 141, de los cuales casi la mitad ocurrieron entre 2007 y 2011.

Las autoridades estadounidenses y mexicanas coinciden en que no solo son más frecuentes, sino técnicamente más sofisticadas, y que debieron contar con la ayuda de profesionales de la construcción que tienen frente a ellos dos escenarios: hacer un fructífero negocio contratados por los criminales, o bien, ser raptados, obligados a trabajar y probablemente terminar desaparecidos.

"Es evidente que se requiere de ingenieros especializados, que sepan de construcción, de manejo del subsuelo, de la ubicación de depósitos de agua", ya que "no lo podría haber hecho cualquiera, ésta es una buena construcción", asegura Carrillo Maza, jefe de la policía en Mexicali, México.

En Obrasweb.mx encontrarás más información sobre construcción

Algunas de las razones para participar en estos proyectos pueden ir desde la necesidad económica —ya que las sumas de dinero ofrecidas a cambio de su trabajo no son menores—, hasta la posible coerción por parte de grupos del crimen organizado.

Según Vicente Sánchez Munguía, investigador del Colegio de la Frontera Norte (COLEF) en Tijuana, México, la aparición de pasadizos clandestinos ha aumentado en parte por la presión a causa de la estrategia implementada por el expresidente Felipe Calderón para combatir el narcotráfico, además de por la creciente competencia entre las organizaciones delictivas a partir de las mismas políticas.

"Hasta cierto punto son empresarios que buscan formas eficaces de realizar su tráfico ilegal. Cavar un túnel y hacer una obra de ingeniería sofisticada implica que tienen bien calculada la relación costo-beneficio, la rentabilidad", añadió.

La agencia antidrogas de EU (DEA, por sus siglas en inglés) valuó entre 1.5 y 2 millones de dólares uno de los túneles localizados en Arizona en julio del año pasado. Ingenieros consultados por el semanario Zeta de Tijuana manifestaron que el costo de un sofisticado túnel ronda los 5 millones de dólares.

"Hubo un periodo en el que se dio una 'fiebre' de túneles. Las personas que se dedican a eso abren tres al mismo tiempo, y con uno que funcione pagan otros dos. Cuando del lado estadounidense se aumentó la vigilancia, se dio un incremento en los túneles encontrados, pero al encontrar uno es porque hay dos más en proceso", asegura Filiberto Enríquez Juárez, expresidente del Colegio de Ingenieros de Tijuana.

El primer túnel fronterizo construido con fines delictivos fue encontrado en Douglas, Arizona, en 1990. El encargado era el arquitecto Felipe de Jesús Corona Verbera, quien trabajaba para Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo".

Se trataba de un pasadizo de aproximadamente 60 metros de longitud que iba de una bodega en esta ciudad, pasando bajo la frontera con Agua Prieta, del lado mexicano, hasta una casa habitación propiedad de Francisco Camarena Macías, quien según testigos era el abogado de "El Chapo".

Los agentes lo descubrieron al encender lo que parecía ser un grifo, ubicado fuera de la casa, éste activó el sistema hidráulico y levantó un falso subsuelo debajo de una mesa de billar, revelando la entrada del túnel. En él se encontró más de una tonelada de cocaína y 10 millones de dólares en efectivo.

"El Arquitecto", como le llamaban dentro de la organización criminal, utilizó "un talento o habilidad especial —no poseído por miembros del público en general, que requieren educación específica, entrenamiento o certificación—, que de manera significativa facilitó la comisión del delito", describe la causa penal.

Corona Verbera fue encontrado culpable de conspiración por importar cocaína a Estados Unidos y su condena es de 18 años en una prisión de alta seguridad en Tucson, Arizona, sin posibilidad de libertad condicional.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De acuerdo con Enrique Juárez, los conocimientos que caracterizan a los desarrolladores de los túneles clandestinos van desde una especialización en mecánica de los suelos, nociones de minería y sistemas de extracción del aire, hasta un estudio avanzado en iluminación.

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de marzo de 2013 de la revista Obras, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y siete sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.com.

Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×