'La Tuta' envía un mensaje al gobierno sobre grupos de autodefensa

Según el presunto líder de 'Los Caballeros Templarios', los grupos de autodefensa en Michoacán son financiados por otros narcotraficantes
| Otra fuente: CNNMéxico

Servando Gómez Martínez, identificado como La Tuta y presunto líder de la organización delictiva Los Caballeros Templarios, pidió diálogo con el gobierno de México para resolver el problema de las policías comunitarias y "poner orden" en Michoacán. 

Según un video publicado en YouTube este domingo, y que dura 13 minutos y 45 segundos, La Tuta —que aparece de pie y dando la espalda a un árbol y una vaca—, dice que el cártel antagónico Jalisco Nueva Generación ha armado a los integrantes de los grupos de autodefensa que operan en las comunidades como Buenavista Tomatlán, Tepeque y La Ruana.

Ciudadanos supuestamente víctimas de secuestro y extorsión han organizado grupos de autodefensa en la región de Tierra Caliente, en Michoacán, para proteger a sus comunidades. El alcalde de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, informó en febrero sobre estas agrupaciones en Tepalcatepec, Buenavista y Coalcoman, en el norte de ese estado.

"Podemos dialogar, estamos dispuestos a dialogar, y a ver qué se debe hacer para que esto funcione", dijo La Tuta en el video en referencia a las llamadas policías comunitarias que surgieron desde principios de este año también en los estados de Guerrero y Oaxaca, con el mismo argumento que en Michoacán. 

CNNMéxico buscó a representantes de la Procuraduría de Justicia estatal y de la Secretaría de Gobernación (Segob) para conocer su postura sobre el video, sin recibir respuesta hasta el momento. CNNMéxico no ha podido confirmar de forma independiente la autenticidad de las imágenes.

Gómez Martínez es uno de los líderes del narcotráfico más buscados por el gobierno mexicano. Por información que lleve a su captura, la Procuraduría General de la República (PGR) ofrece una recompensa de hasta 30 millones de pesos.

Además de pedir diálogo con las autoridades federales y estatales, el presunto líder de la escisión del grupo delictivo de La Familia Michoacana ofreció colaborar para "mejorar" la situación de seguridad en Michoacán, e incluso propuso deponer las armas.

"Si el gobierno federal y el gobierno del estado asumen su responsabilidad de buenos guardianes, nosotros guardamos nuestras armas y nos hacemos a un lado", afirma el maestro convertido en líder de una de las organizaciones criminales más importantes de México.

“Vamos buscando las maneras de arreglar las cosas, estamos dispuestos a dialogar con ustedes lo que sea necesario”, dijo el presunto líder criminal, tras afirmar que solo busca defender a Michoacán de las antagónicas organizaciones delictivas de Los Zetas y del Cartel de Jalisco Nueva Generación.

Leer: Policías comunitarias, ¿un riesgo para perder el control de la seguridad?

El comisionado de Seguridad Nacional, Manuel Mondragón Kabl, dijo en febrero pasado que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), sospecha que los grupos de autodefensa son influenciados por otros intereses.

Este domingo, al menos 10 personas murieron en Michoacán cuando presuntos integrantes de la delincuencia organizada atacaron de manera simultánea a grupos de autodefensa que operan en Buenavista Tomatlán y Tepalcatepec, al norte del estado, reportó la agencia Notimex.

El hecho obligó a suspender clases en ambas comunidades, informó este lunes la Secretaría de Educación estatal.

Los intentos de "diálogo" 

Este domingo no es el primer llamado al diálogo que ha hecho el presunto líder criminal.

En julio de 2009, en entrevista con el periodista Marcos Knapp, de la michoacana CB Televisión, pidió al presidente Felipe Calderón (2006-2012) ser escuchado, y afirmó que el único enemigo de la organización era la Policía Federal, que en ese entonces encabezaba la lucha de las fuerzas de seguridad contra los cárteles en el estado.

Un mes después, Gómez Martínez contactó y acordó una entrevista telefónica con el periodista Pablo César Carrillo del diario Milenio León. “Hemos tocado puertas por todos lados. ¿Quién nos puede poner un poquito de atención?”, dijo la Tuta.

El gobierno federal anunció como desarticulado dicho cártel tras la muerte de Nazario Moreno El Chayo en diciembre de 2010 y la detención de Jesús Méndez El Chango, en julio de 2011, cuando La Tuta aún era identificado como uno de los líderes de esta organización. 

Para ese entonces una parte del grupo delictivo ya se había separado y formado Los Caballeros Templarios, una organización que busca adoctrinar a sus integrantes, en un intento por arraigar entre el pueblo michoacano la cultura del crimen mezclado con ideas religiosas de lealtad y solidaridad, de acuerdo con las autoridades.

 

Ahora ve
No te pierdas