Un guardabosques narra su convivencia de 35 años con el Popocatépetl

Un guardabosques que se dedica a la protección del Parque Nacional Izta-Popo teme por la actividad del volcán
Lo mejor de Perspectivas 15 de mayo de 2013
Autor: Elvia Cruz | Otra fuente: CNNMéxico

Cada vez que el volcán Popocatépetl despierta, lo primero que cruza por la mente de Mario Sánchez Peña es su familia. A pesar de llevar más de 35 años “conviviendo” con sus temblores y ruidos, cuenta que aún le da miedo pensar que un día “haga erupción de verdad”.

Mientras las autoridades recomiendan mantenerse alejados en un radio de 12 kilómetros del cráter, este hombre de 57 años trabaja a menos de seis. Él es guardabosque, una persona dedicada a la protección del Parque Nacional Izta-Popo formado por el valle alrededor de los volcanes Iztaccíhuatl (inactivo) y Popocatéptl.

“Yo empecé a trabajar en esta zona desde los 22 años; durante el tiempo que llevo cerca del volcán he vivido muchas cosas, desde mareos por los temblores que causa, conocer historias trágicas como de alpinistas que buscan escalarlo y ya no salen con vida…”, dice a CNNMéxico.

El trabajador de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) labora de lunes a viernes en esta zona. Generalmente realiza sus recorridos en Paso de Cortés, vía que conecta Puebla con el Estado de México. Ahí, tiene una pequeña oficina en donde se resguarda por las noches.

En la madrugada del domingo, Don Goyo, como también es conocido el volcán, entró en una nueva etapa eruptiva, que obligó a las autoridades a cambiar de alerta, que pasó de amarillo fase 2 a amarillo fase 3, lo cual implica explosiones de intensidad creciente con posibilidades de flujos piroclásticos —mezcla de gases y materiales sólidos calientes— de mediano alcance, según el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

“El trabajo consiste, aparte de monitorear el bosque, recomendar a los curiosos que suben en busca de tomarse fotos a que se retiren. Tenemos instrucciones de no dejar que los turistas permanezcan por mucho tiempo”, señala a CNNMéxico.

Autoridades de Puebla, Estado de México y el Distrito Federal han activado protocolos de seguridad para atender una posible emergencia si aumenta la actividad del volcán. En los poblados más cercanos al Popocatépetl, por el lado de Puebla —San Pedro Benito Juárez, Atlixco, San Nicolás de los Ranchos y Santiago Xalitzintla— al menos  11,000 personas estarían en riesgo en caso de una erupción, según la versión oficial.

Por la actividad alta que mantiene el volcán, se puso en marcha el Plan Operativo Popocatépetl, que consiste en la habilitación de albergues, el despliegue de al menos 2,000 elementos de cuerpos de emergencia a las comunidades más cercanas con el fin de estar preparados en caso de que se tenga que evacuar a los habitantes en los estados de Puebla, Estado de México y Morelos.

“Yo sí tengo miedo a morir aquí”

A diferencia de algunos pobladores de Santiago Xalitzintla, un poblado situado a menos de 12 kilómetros del cráter, quienes han manifestado que prefieren perder la vida en sus hogares que desalojar en caso de que la alerta cambiara a roja, Sánchez Peña indica: “yo sí tengo miedo en morir aquí”.

Sin embargo, aclara que se “aguanta” por la necesidad de tener un trabajo que le permite llevar un dinero a su familia.

“Primero Dios y no pase a mayores. Yo observo que la actividad (actual) no es tan alta como la de noviembre de 2011, que  provocó (el volcán) el rompimiento de algunos cristales de las oficinas”, agrega.

Entre las experiencias de Mario durante los años que lleva trabajando cerca del Popocatépetl está la de haber conocido el caso de cinco jóvenes; dos mujeres y tres hombres, en 2003 quienes lograron subir cerca del cráter “y en ese momento el volcán arrojó material incandescente y calcinó a los cinco”.

Salvador Juárez Quiroz, es otro de los hombres que se ha dedicado en cuidar de esta zona protegida, —reserva de la Biósfera Los Volcanes, la cual abarca una superficie de 171 mil 774 hectáreas (incluida la zona de transición)—.

Él considera que la mejor forma de convivir con Don Goyo es siendo optimista.

“A mi parecer, no va a hacer erupción; al menos en este año no. Ojalá y no, porque, sí vamos a v… todos. Se escucha que el volcán está con mucha presión”, indica.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El presidente municipal de Santiago Xalitzintla, Gregorio Fuentes asegura que las campanas de la iglesia de la población están listas para ser sonadas en caso de que las autoridades den la orden de evacuar.

“Ya revisamos que sirvan (las campanas); porque, imagínese, es la forma que tenemos que avisar a la población y que no sirvan pues ahí sí vamos a estar en serios problemas”, añade en entrevista con CNNMéxico.

Ahora ve
Los humanos no son los únicos que luchan contra el cáncer de mama
No te pierdas
×