México firma un tratado "histórico" que regula el comercio de armas

El país fue uno de los más de 60 firmantes del instrumento jurídico que regula el comercio entre países bajo supervisión de la ONU
Los temas del encuentro entre Obama y Peña
| Otra fuente: CNNMéxico

México firmó este lunes el Tratado sobre el Comercio de Armas (ATT, por sus siglas en inglés), el primer instrumento legal vinculante que regula el comercio de armas y municiones, y que busca evitar que estas lleguen al mercado negro.  

La firma de México, realizada este lunes en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York, es una de las 61 de países que se espera ratifiquen el tratado, que fue adoptado en abril pasado por la Asamblea General.

Estados Unidos, el principal proveedor de armas en el mundo y donde existe un debate sobre la venta y posesión de armas, firmará más tarde mientras que Rusia y China se reservaron su posición.

El Subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el embajador Juan Manuel Gómez Robledo, suscribió el tratado internacional a nombre de México, anunció en un comunicado de prensa la cancillería.

Gómez Robledo calificó de "histórico" el acuerdo, ya que es el primer instrumento legal que establece normas jurídicas para controlar el flujo de armas entre países.

El objetivo del ATT es terminar con el tráfico de armas convencionales, prevenir que caigan en el mercado negro y promover la cooperación y la transparencia en el tráfico de armas entre los países, según la ONU.

Las naciones que lo ratifiquen, estarán obligadas a someterse a “un código de conducta”, para asegurarse de que el país comprador no esté dentro de un embargo de armas por parte de la ONU, sanciones del Consejo de Seguridad o con la probabilidad de conflictos sociales donde haya riesgo de genocidio.

Además, las ventas de armas serán supervisadas por la ONU, una disposición hasta ahora inexistente, y se incluye el tráfico de armas pequeñas, que no estaba incluido en la última negociación sobre el tráfico de armas, realizada en 1996.

El Tratado ayudará a que las armas “pequeñas” o convencionales no caigan en manos de la delincuencia organizada, explicó Gómez Robledo en entrevista para el programa Aristegui de CNN en Español el pasado mes de abril.

El tráfico ilegal de armas, según el organismo mundial, es responsable del sufrimiento de civiles atrapados en medio de situaciones de violencia armada, ya sea debido al crimen o debido a conflictos.

La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) afirmó este lunes en un comunicado que el hecho de que más de 60 países mostraran su intención de firmar muestra el apoyo que existe a nivel mundial para evitar que las armas lleguen a manos de quienes cometen atrocidades.

El Reino Unido, Francia y España, que son algunos de los principales exportadores de armas del mundo, son algunos de los firmantes, según AI.

En el caso de México, al tráfico ilegal de armas se le atribuyó un aumento de la violencia derivada de la lucha entre cárteles de la droga en años recientes, que según cifras del gobierno, dejó más de 70,000 muertos entre 2006 y 2012.

En agosto de 2010, el entonces presidente Felipe Calderón dijo en una entrevista con Radio Caracol que la inseguridad en México comenzó a acrecentarse en 2004, cuando Estados Unidos eliminó una prohibición de compra de rifles de asalto, los cuales comenzaron a ser traficados a México, donde llegaron a manos de los narcotraficantes.

Calderón acusó que la frontera entre Estados Unidos y México era un mercado libre de armas, y se pronunció por regular dicho flujo ilegal en beneficio de la población.

Hasta ese entonces, el gobierno federal había decomisado unas 85,000 armas, incluyendo 50,000 rifles de asalto tipo AK-47 y AR-15, declaró Calderón a la radio colombiana.

La SRE recordó que México promovió y participó en las negociaciones que llevaron a la adopción del ATT por la Asamblea General el 2 de abril pasado con 153 votos a favor y tres en contra. En el mismo sentido, AI afirmó que México “jugó un papel fundamental para lograr que se aprobase en tratado”.

Se trata del primer convenio que reglamenta la venta internacional de armas convencionales, un mercado que asciende a unos 80,000 millones de dólares al año.

El acuerdo solo entrará en vigor luego de su ratificación por un mínimo de 50 países, un proceso que podría llevar hasta dos años.

Según AI, en el mundo hay 875 millones de armas de fuego en circulación, a las que se suman entre ocho y 10 millones cada año.

Ahora ve
¿Cómo Flexi pasó de ser una pequeña productora a una empresa multinacional?
No te pierdas
×