'Greg' Sánchez regresa al escenario político, pero junto con su familia

El excandidato a gobernador, preso en 2011, es candidato local en Quintana Roo, también su esposa, dos de sus hijos y su yerno
Greg Sanchez Quintana Roo  Greg Sanchez Quintana Roo
Autor: Brisa Muñoz | Otra fuente: CNNMéxico

El exalcalde y excandidato a gobernador de Quintana Roo, Gregorio Greg Sánchez Martínez ha regresado a la escena política del estado para la contienda electoral de este próximo 7 de julio, y su familia también.

Sánchez, junto con su esposa, dos de sus hijos y su yerno son candidatos  a diversos puestos por del Partido del Trabajo (PT), ya que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en esta jornada no estuvo dispuesto a apoyar sus aspiraciones políticas.

Ante la negativa del PRD, Sánchez Martínez, que hasta abril de este año era consejero nacional de ese partido, encontró en el PT el apoyo para él y sus familiares. Ahora es el candidato a diputado local del Distrito XI de Cancún: su yerno, Alejandro Luna López, es candidato a presidente municipal de Benito Juárez, y su esposa, Niurka Sáliva de Sánchez (cubana nacionalizada mexicana), es candidata a diputada plurinominal.

Además, sus hijos, Alan Sánchez Bravo y Karina Alfaro Moreno, esposa de Alejandro Luna y quien solo lleva los apellidos de su madre, como presidente municipal y síndica suplentes del ayuntamiento de Benito Juárez, respectivamente, en tanto que la sobrina del exalcalde, Silvia Ponce Sánchez, es la aspirante a síndico propietario.

Las acusaciones de nepotismo por miembros de los diversos partidos políticos hacia el exalcalde, asegura lo tienen sin cuidado, y hace unas semanas declaró en rueda de prensa que “nepotismo es cuando alguien gobierna y pone a familiares. El que salgan miembros de una familia a competir no es ilegal y por lo tanto no es nepotismo”.

Sánchez Martínez dijo a CNNMéxico que no solo reitera que tanto él como los miembros de su familia que contienden por un puesto de elección popular solo están ejerciendo sus derechos, sino que deja en claro que ha sido congruente con su postura política, pues se mantiene en un partido de izquierda.

“La molestia no es mi familia, a los otros partidos les molesta el amor que la gente le tiene a Greg, porque los mexicanos en alguna etapa de nuestra vida hemos sido agraviados por la autoridad injustamente y los quintanarroenses se identifican con Greg”, dijo en entrevista a CNNMéxico.

“…Nos hemos conducido conforme a la Constitución, no sé por qué se critica cuando se está en el marco de la ley (…). Además, es una mentira que toda mi familia esté participando en la elección, si somos más de 90, de las 100 candidaturas que ahora están en juego en Quintana Roo, nosotros tenemos seis, hablamos de apenas un 6%” dijo en tono de broma.

Greg Sánchez fue candidato a gobernador por la coalición PRD, PT y Movimiento Ciudadano en 2010; sin embargo, a 39 días de la elección fue arrestado por agentes federales en mayo de ese año, acusado de delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita y presuntos nexos con las organizaciones de los Beltrán Leyva y Los Zetas en Benito Juárez-Cancún, de donde fue alcalde.

Un año después, Sánchez fue absuelto debido a la falta de elementos e inconsistencias por parte de la PGR en 2011.

En conferencia de prensa en mayo pasado, dijo que su familia fue la única que lo apoyó cuando pasó por esos momentos.

Cuestionado sobre las críticas que tanto como candidato a presidente municipal de Benito Juárez, como a la gubernatura de Quintana Roo hizo sobre las familias que “tenían cooptada a la política del estado, Greg Sánchez, mencionó que se refería a las “familias mafiosas” y agregó que sería benéfico para el país que más familias en conjunto buscaran puestos de elección.

“Hay un error yo no critiqué a las familias, sino a la mafia que se había adueñado del estado, a las familias mafiosas que se han adueñado de forma ilegal de la política, nunca critiqué la legalidad de las familias participando; de hecho, ojalá y hubieran participado muchas familias, pues a la política la han satanizado para que la gente buena no se meta”, afirmó.

Con respecto a su cambio de partido y su expulsión del PRD, el ahora candidato a diputado por el Distrito XI de Benito Juárez, asegura que no ha sido notificado oficialmente de ello. De hecho, advierte que su rompimiento es con el partido a nivel local, pues “con los dirigentes nacionales llevo una excelente relación”.

Incluso, se dice aún consejero nacional de ese instituto político con un documento que avala su continuidad en el sol azteca; sin embargo,  al preguntar en la dirigencia nacional del PRD se especificó que “ningún órgano autónomo, secretariado o comisión política del partido entrega tales documentos, y que para el partido el consejero nacional de Quintana Roo es Gerardo Mora”.

El caso de Sánchez Martínez no es el único que ha causado polémica en el PT, ya que el propio dirigente estatal Hernán Villatoro Barrios reconoce que más del 70% de los espacios fue otorgado a candidatos externos, entre ellos familiares de Greg Sánchez, y entre los que también se encuentra Lorena Martínez Bellos,  regidora del ayuntamiento de Benito Juárez que pidió licencia para contender por una diputación local y que esposa del mismo Villatoro.

Ahora ve
Cárteles de la droga y otros grupos criminales reclutan a niños indígenas
No te pierdas
×