Madero 'gana oxígeno' en la dirigencia del PAN, tras las elecciones

El virtual triunfo en Baja California y varias capitales permite al dirigente seguir su gestión con "relativa tranquilidad", según analista
En Acción Nacional hay dos partidos, dice Cordero
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Tras las elecciones del 7 de julio, el Partido Acción Nacional (PAN) se perfila para ganar el gobierno de Baja California, así como alrededor del 30% de los municipios y de las diputaciones locales en disputa, en un resultado que la dirigencia panista califica de “extraordinario” y que, según algunos analistas, permite al líder Gustavo Madero 'ganar oxígeno' al frente del partido. 

La victoria en Baja California, donde el PAN gobierna desde 1989, “era lo mínimo que necesitaba Madero para estar con relativa tranquilidad”, dijo Nicolás Loza, académico de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). 

La contienda en el estado del noroeste de México era considerada la más importante del proceso electoral de este año, no solo porque fue la única donde se renovó un gobierno estatal, sino porque el PAN buscaba conservar su bastión histórico. 

Según cifras preliminares, el candidato panista, Francisco Kiko Vega —también apoyado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD)—, aventaja a su rival del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Fernando Castro Trenti, aunque el cómputo final se conocerá hasta el domingo. 

En Baja California, además, los primeros reportes indican que el PAN ganará dos de cinco municipios, Mexicali y Ensenada, así como 10 de las 17 diputaciones locales en disputa, con lo que podría arrebatar al PRI la mayoría en el Congreso estatal. 

“Gustavo Madero no sale debilitado de esta elección. Tal vez no sale fortalecido porque no puede adjudicarse un triunfo total, pero que el PAN refrende la gubernatura de Baja California creo que era la condición de su supervivencia”, dijo Loza a CNNMéxico. 

Dirigente del PAN desde diciembre de 2010, Madero ha sido cuestionado por grupos dentro del partido desde la contienda de 2012, cuando el PAN perdió la Presidencia de la República que tenía desde el 2000 y quedó como segunda fuerza en el Congreso.

Algunos de sus principales críticos son panistas cercanos al expresidente Felipe Calderón (2006-2012), como los senadores Ernesto Cordero, Javier Lozano y Roberto Gil Zuarth.

Alberto Olvera, académico de la Universidad Veracruzana (UV), coincidió con Loza en que los resultados del domingo dan un respiro a Madero. También consideró que, además del virtual triunfo en Baja California, el dirigente puede presumir posibles victorias en ciudades capitales como Aguascalientes, Saltillo y Tlaxcala. 

“Gustavo Madero salió bien librado de esta elección. De manera que las tensiones internas se van a mantener porque continúa la lucha por la hegemonía en el partido, pero la posición de Madero se fortalece. Creo que tiene un alto porcentaje de probabilidad de mantenerse como el gran interlocutor del PRI”, dijo Olvera. 

Entre festejos y dudas 

Las estimaciones del PAN basadas en resultados preliminares indican que el partido ganó 269 de los 931 municipios en disputa y 83 de las 271 diputaciones de mayoría relativa, lo que equivale al 28.9% y al 30.6% del total, respectivamente. 

“El PAN obtiene resultados electorales extraordinarios. (...) El Partido Acción Nacional está unido, está fuerte, tiene la confianza de los ciudadanos para enfrentar al PRI autoritario, clientelar y corrupto, y esto es lo que estamos haciendo”, dijo Madero este martes a medios. 

Para los especialistas y algunos panistas, sin embargo, los resultados obtenidos no son sobresalientes porque el PAN quedó muy detrás del PRI en entidades como Chihuahua, Quintana Roo o Sinaloa.

En Chihuahua, por ejemplo —estado natal de Madero—, las cifras preliminares muestran que el PAN ganó 15 de los 67 municipios y apenas cuatro de las 22 diputaciones de mayoría relativa.

“Los resultados, por más que diga Madero que son extraordinarios, que nos fue de maravilla, yo no entiendo qué resultados está viendo”, dijo el senador panista Javier Lozano. 

“Salvo el caso de Puebla, que es un triunfo sonado y tiene además otra explicación muy lejana a la actuación del presidente nacional, honestamente no veo un resultado que pueda pensarse gratificante para nadie”, agregó. 

En Puebla, donde el PAN ganó el gobierno estatal en 2010 en alianza con el PRD, el partido se perfila al triunfo en 96 de los 217 municipios y en 22 de los 26 distritos electorales. En contraste, en Hidalgo y en Durango no ganó una sola diputación local. 

Cuestionado sobre su mandato en la dirigencia panista, que termina en diciembre, Madero dijo este martes que definirá en agosto próximo si buscará reelegirse o no, después de que la Asamblea Nacional panista establezca las reglas para los aspirantes. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Yo lo analizaré en su momento. Si soy un factor para ayudarle al partido, lo analizaré con mucho gusto. Y si no, también”, señaló. 

En esa contienda interna, el nuevo dirigente será elegido por el voto de toda la militancia, no por los cerca de 400 consejeros nacionales, como ocurre actualmente.

Ahora ve
Uber pagó 100,000 dólares a hackers para que destruyeran información robada
No te pierdas
×