La captura del 'Z-40' es 'oxigeno' pero también una oportunidad para Peña

Analistas en seguridad opinan que la detención del líder 'zeta' debe llevar al gobierno federal a definir una clara estrategia en seguridad
La captura del 'Z-40' no terminará con la violencia
| Otra fuente: CNNMéxico

Pese a no tener definida con claridad una estrategia de seguridad, la captura del Z-40, significa un respiro a la administración de Enrique Peña Nieto ante la opinión pública, consideraron analistas en seguridad durante la última emisión del programa México Opina, que transmite CNN en Español.

"Al presidente le beneficia la captura del líder zeta, el gobierno hace su trabajo y reduce la violencia o al menos esa es la perspectiva de las ciudadanía", dijo Raúl Benítez Manaut, director del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede).

Para Manaut es fundamental que las fuerzas armadas -en este caso la Marina- sigan participando en las tareas de combate al crimen organizado y advirtió que el presidente Peña Nieto bien podría rescatar o retomar algunas de las acciones implementadas por el expresidente Felipe Calderón, como tratar de reconstruir el tejido social y restaurar la confianza de la ciudadanía en el Estado.  

Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, líder de Los Zetas fue capturado la madrugada del pasado lunes en un operativo en el estado de Tamaulipas, confirmó el vocero de Seguridad del gobierno federal, Eduardo Sánchez.

Edna Jaime, directora del centro de análisis e investigación México Evalúa, coincidió con Manaut al asegurar que una ruptura total con la estrategia seguida por Calderón no es factible. "El margen no es muy amplio para el cambio de estrategias, pero sí es posible mejorar la imagen(...) a nivel discursivo la detención de Treviño fue muy diferente en términos comunicativos. Peña Nieto ofrece protección al ciudadano y no (solo) el debilitar a los grupos criminales como su antecesor".

Jaime mencionó que la captura de Treviño concede un periodo de gracia para que la administración Peña dé a conocer sus instrumentos y estrategias en materia de seguridad. "La captura no va cambiar la inseguridad del país. Estamos hablando que se necesita un conjunto de estrategia que podrían eventualmente mitigar el problema, pero seguimos en la incertidumbre de conocerlas".

En ese sentido, Francisco Rivas, Director del Observatorio Ciudadano, dijo que la detención de Treviño pone de manifiesto que el gobierno sí le va entrar al combate contra el crimen organizado.

"Había quién se preguntaba si Peña Nieto podría tener el valor de entrarle a terminar con los líderes del crimen, la detención del Z-40 es un mensaje claro", opinó Rivas, quien también aseguró que la administración Peña sabe que es el momento de comunicar mejor sus estrategias.

"Existe un fuerte interés de la autoridad por responder a las dudas de los ciudadanos y sumarlos a su causa, sabían que si volvían a plantear la misma estrategia de comunicación -que con Calderón- se encontrarían con más enojo de la sociedad".

El arresto del Z-40 es uno de los más importantes en varios años, según afirmó la Administración de Control de Drogas (DEA), que agregó que continuará apoyando a México en sus intentos por desmantelar las organizaciones del tráfico de drogas.

El analista en seguridad nacional, Gerardo Rodríguez, coincidió en que a la administración Peña aún le falta aclarar cuáles serán las políticas públicas a seguir para mitigar la inseguridad, pero también mencionó que la violencia no disminuye solo porque los medios no la reportan o porque el Estado no prioriza su combate todos los días. "Me preocupa que por cambiar al discurso no se exponga la realidad en las calles", advirtió.

Rodríguez, quien es también director general de MexicoSeguridad.mx, dijo que "estamos pasando por una línea muy delgada entre la delincuencia organizada, que tiene como interés la parte económica, y el terrorismo, que va con intereses políticos, esas líneas ya se están cruzando. La delincuencia organizada ya se dio cuenta que es muy rentable entrarle a las áreas políticas para obtener una plaza", advirtió.

¿El fin de Los Zetas?

Durante la emisión conducida por el periodista Mario González los especialistas coincidieron en que la detención del Z-40 no es el fin de la organización y que se debe poner atención a 'las celulas' que quedan desplegadas en los distintos estados.

"En términos de estructura se está descabezando al grupo, pero 'las células' van a tener que ser independientes, habrá problemas de organización por obtener los territorios (...) los vamos a ver debilitados y tengo la teoría de que no habrá violencia durante el reacomodo", consideró Gerardo Rodríguez.

OPINIÓN: El terror por el narco no terminará con el arresto de un capo

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por el contrario, para Edna Jaime y Francisco Rivas la violencia no disminuirá por la captura del líder zeta y agregaron que el nivel de violencia que existe en este tipo de personajes son generados por una sociedad que avala la corrupción. "Treviño es la representación de lo que hemos perdido, mexicanos que avalan la mala conducta y el arribismo o el abuso de poder”, señaló Rivas.

"Después de capturar a un líder como el Z-40 habría que reparar no solo en desmantelar toda la organización, también hay que buscar cuánto nos cuesta ese nivel de violencia en educación, en desplazamientos y en pérdidas humanas”, concluyó Jaime.

Ahora ve
Pese a reproches de ida y vuelta, la renegociación del TLCAN se va hasta 2018
No te pierdas
×