La pobreza urbana 'abona' el terreno para la violencia

El aumento de carencias en las ciudades fomenta resentimientos sociales y delincuencia, según el gobierno de México y académicos
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

La pobreza urbana, que crece desde 2008 en México y abarca a 36 millones 500,000 personas, es un campo fértil para la violencia social, según el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y especialistas en seguridad.

De los mexicanos que viven en ciudades, el 40.6% se encuentra en condición de pobreza, informó este lunes el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El porcentaje aumentó respecto del reporte que el Coneval publicó en 2010, cuando se ubicó en el 40.4%, y con relación a las cifras de 2008, que fueron del 38.9%.

La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, reconoció que el gobierno federal está preocupado por el aumento de la pobreza en zonas urbanas, debido a que en éstas las carencias pueden derivar en resentimientos sociales y delincuencia con mayor facilidad que en las áreas rurales.

"Es también una de las recomendaciones del Coneval el combatir esta pobreza urbana, porque estos contrastes, esas desigualdades que se dan en las ciudades generan un clima de más violencia, de violencia social. (…) La desigualdad que se genera en las ciudades genera encono, resentimiento y esta posibilidad de violencia", dijo la funcionaria.

En rueda de prensa, Robles señaló que esa es una de las razones por las que la Cruzada Nacional contra el Hambre —el principal programa social del gobierno de Peña Nieto— busca acabar con la pobreza extrema en decenas de municipios urbanos.

La primera etapa de la cruzada incluye 400 localidades, entre las que están algunas de las principales ciudades del país como Tijuana, en Baja California; Juárez, en Chihuahua; Monterrey, en Nuevo León, y Guadalajara, en Jalisco. También abarca cuatro delegaciones del Distrito Federal: Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Álvaro Obregón y Tlalpan.

En un reporte de 2010, el Coneval informó que los municipios con mayor número de pobres son Tijuana, Juárez, Acapulco, León (Guanajuato), Puebla (Puebla), Toluca, Nezahualcóyotl y Ecatepec (Estado de México), así como las delegaciones Gustavo A. Madero e Iztapalapa.

Los impactos de la pobreza

Javier Oliva, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que algunos problemas que se registran en esas zonas —como el robo a transeúntes o en el transporte público— reflejan la relación que existe entre pobreza urbana y violencia social.

"Son zonas donde de manera reincidente no hay una presencia institucional del Estado mexicano de manera notable. Sí existen los servicios urbanos pero son precarios. Sí existen los servicios educativos pero son de mala calidad. Sí existen servicios de seguridad pública pero son deficientes. (...) Y esto, entre el hacinamiento, la falta de oportunidades y las condiciones precarias de vida, genera cierto tipo de violencia", dijo.

José María Ramos, investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef), coincidió en que las carencias económicas y de oportunidades pueden hacer que las personas ejerzan la delincuencia.

Para ambos académicos, sin embargo, la violencia que puede derivar de la pobreza urbana no necesariamente se relaciona con los grupos del crimen organizado, sino que puede manifestarse en la formación de pandillas, agresiones entre vecinos o violencia intrafamiliar y de género.

Por ello, consideraron que las autoridades deben ser cuidadosas con las políticas que desplieguen para prevenir y combatir la violencia.

"El tema es qué actitud se toma frente a la pobreza. Es decir, una vez aceptada esta posibilidad, no suponer que detrás de cada familia pobre existe la posibilidad de incubar un delincuente", dijo Oliva.

Por su parte, Ramos señaló que hay localidades —en especial las ubicadas en la frontera con Estados Unidos— donde la violencia no deriva de la pobreza urbana, sino de otros factores como las actividades del crimen organizado y sus disputas por el control de territorios.

De los 10 estados con mayores índices de homicidios dolosos en 2012, los niveles de pobreza aumentaron en cinco: Guerrero, Morelos, Nuevo León, Coahuila y Nayarit.

Según el reciente reporte del Coneval, aunque el porcentaje nacional de personas en pobreza bajó del 46.1% al 45.5%, el número de personas en esa condición creció a 53 millones 300,000 personas.

Ahora ve
No te pierdas