Peña evoca a Cárdenas en propuesta energética; “Pemex no se vende”, dice

El presidente asegura que con la reforma el país se mantiene como único dueño del petróleo y planteó cambios a los artículos 27 y 28
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

En su iniciativa de reforma energética, el presidente Enrique Peña Nieto, planteó cambios a los artículos 28 y 28 de la Constitución y aseguró que el país se mantendrá como único dueño del petróleo, dijo este lunes en la residencia oficial de Los Pinos.

Al presentar su propuesta de reforma evocó la figura del expresidente Lázaro Cárdenas, quien llevó a cabo la expropiación petrolera en 1938, ícono de la izquierda, y dijo que retomará el sentido del artículo 27 que redactó el exmandatario permitiendo la participación privada en energéticos.

Peña Nieto aseguró que "Pemex y la CFE se mantienen como empresas 100% propiedad de la nación". "Pemex y CFE de ninguna manera, y aquí lo afirmo categóricamente, no se venden ni se privatizan", agregó.

Peña Nieto aseguró que “México se encuentra ante una oportunidad histórica… tiene la posibilidad de emprender una reforma energética capaz de elevar la calidad de vida de todos los mexicanos”.

Peña Nieto indicó que “con esta reforma constitucional las familias mexicanas podrán sentir en los bolsillos la ventajas de su economía vuelva a crecer”.

Con la reforma energética, el petróleo y los demás hidrocarburos continuarán como patrimonio exclusivo de la nación, dijo el presidente.

Por la noche, a través de un mensaje a la nación, el presidente destacó que su propuesta de reforma energética busca beneficiar a los hogares mexicanos, crear más empleos y fortalecer la soberanía nacional.

Dijo que con su iniciativa de reforma bajará el precio de la electricidad, el gas y los fertilizantes, lo que ayudará al campo y aumentará la producción de alimento a mejores precios.

En el mensaje en cadena nacional, realizado desde el mismo salón de Palacio Nacional donde dijo hace 75 años el presidente Lázaro Cárdenas declaró la expropiación petrolera, retoma los preceptos de éste para permitir la participación de la iniciativa privada en Pemex.

Peña Nieto destacó que el Pacto por México ha generado un clima positivo para el diálogo y acuerdo político, por ello confió en que “el debate de esta iniciativa de reforma al interior del Congreso de la Unión se centrará en cómo sí transformar a México, en cómo sí modernizar al sector energético, en cómo sí cambiar lo que hoy nos ha impedido cambiar como país", dijo Peña por la noche.

Los puntos para cambiar Pemex

El mandatario anunció desde Los Pinos cinco puntos que incluye la reforma en materia petrolera:

Como primer punto, la reforma “retoma palabra por palabra el texto del artículo 27 constitucional del texto del presidente Lázaro Cárdenas” que le permitirá al gobierno “celebrar contratos de utilidad compartida contra particulares”, dijo.

Lee aquí la iniciativa íntegra

En segundo lugar, Peña mencionó "un nuevo régimen fiscal para Pemex". El nuevo régimen de Pemex será incluido en la reforma hacendaria que se presentará en septiembre próximo, detalló.

“Con este nuevo régimen fiscal el Estado actuará como dueño de la riqueza petrolera a largo plazo y no como un recaudador con necesidades de corto plazo”, dijo.

Como tercer punto de la reforma petrolera, Peña Nieto mencionó mejoras a la exploración y producción. Dijo que esto se centraría en la extracción de petróleo y gas que le daría a Pemex una "mayor autonomía de gestión".

La transparencia ocupó el cuarto lugar en el listado. Peña Nieto dijo que esto se conseguiría al "mejorar las condiciones de transparencia y rendición de cuentas en Pemex" en "obras, adquisiciones y contratos de utilidad compartida" y que garantizaría el acceso de los mexicanos al estado de la paraestatal.

En quinto lugar, el mandatario se pronunció modificar las reglas en las compras y proyectos de infraestructura de Pemex.

Resumen de la iniciativa de reforma energética del gobierno federal

Los cinco puntos de la reforma tendrán como objetivos "lograr tasas de restitución de reservas de petróleo y gas superiores al 100%", dijo, lo que implica que el incremento en la producción estará acompañado del descubrimiento de nuevos yacimientos.

En términos de producción, el objetivo es pasar de 2.5 millones de barriles diarios actualmente a 3 millones en 2018.

Peña Nieto evocó el decreto de expropiación de Lázaro Cárdenas en 1938, y con la reforma que impulsó al artículo 27 constitucional "se prohibieron las concesiones y se otorgó al Estado el derecho de explotar el petróleo".

"Al dirigirse a los diputados, el presidente Cárdenas señaló ´la exclusión de los particulares del régimen de concesiones no implica que la nación abandone la posibilidad de admitir la colaboración de la iniciativa privada'", dijo Peña.

El agotamiento de las reservas

Durante su intervención, el secretario de energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que “es preciso asociarnos” con quienes tienen recursos, pues la caída en la producción de petróleo ha caída en 8,000 barriles diarios.

Se está concluyendo para México la era de los yacimientos gigantes en aguas someras, que representaron petróleo abundante y con bajos costos de extracción.

Pemex “merece la oportunidad de aliarse con otras para ampliar su capacidad de ejecución”, dijo Coldwell.

En "el otro gran apartado de la reforma energética", Peña Nieto se refirió a la electricidad.

La reforma al artículo 27 permitirá la participación de particulares en la producción de este recurso, dijo.

 “Con la reforma propuesta habrá una mayor oferta de electricidad y a menor costo para beneficio de todos los usuarios”.

Peña Nieto también contempló en este rubro "una reforma verde que favorecerá un mayor desarrollo tecnológico en energías" como la eólica y solar.

Por último, el mandatario expresó su confianza en que su propuesta será discutida en el Pacto por México y en el Congreso del país.

“Con esta reforma se busca que se fortalezca y se modernice para volver a ser empresas de vanguardia en beneficio de la sociedad”, aseguró. “Haremos del sector energético uno de los motores más poderosos de la economía nacional”.

Se trata de la primera reforma que Peña presentó sin la compañía de los integrantes del Pacto por México.

El Partido Acción Nacional (PAN) dio a conocer su propuesta en julio, en la cual abre a la iniciativa privada el 100% de las actividades de la paraestatal Pemex en concesiones de exploración y producción de petróleo, gas shale y otros productos.

Además, propone que Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) dejen de tener el monopolio del petróleo y la energía eléctrica. 

Aunque el Partido de la Revolución Democrática (PRD) anunció que dará a conocer su propuesta después de que lo haga el gobierno de la República, adelantó que no estará de acuerdo en modificaciones a la Constitución y prevé movilizaciones para informar sobre su proyecto, incluida una consulta pública.

En tanto, el excandidato presidencial de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que lo que busca el gobierno federal es privatizar el petróleo, para lo cual también prepara una protesta para el próximo 8 de septiembre en la Ciudad de México.

Ahora ve