Dos jóvenes están presos por llevar droga en su camioneta recién comprada

Sergio Torres compró una camioneta en una subasta en EU. Lo que no sabía es que había sido asegurada con cocaína y ahora su hijo está preso
La maestra Ángel de María relata su experiencia
| Otra fuente: CNNMéxico
GUADALAJARA (CNNMéxico) -

Dos preparatorianos de la ciudad de Guadalajara viajaron hacia un encuentro deportivo escolar en Sinaloa en noviembre pasado. Nunca pudieron llegar. Actualmente están presos.

Sergio Torres, de 18 años conducía la camioneta que su papá había comprado un año antes en una subasta realizada en Estados Unidos. Ese vehículo había sido confiscado en 2011 por el gobierno de ese país en McAllen, Texas, con cinco paquetes de cocaína escondida en el tablero en 2011.

Un año después, un paquete del mismo tipo de droga fue hallado en el tablero del vehículo durante una inspección militar cuando Sergio y su amigo Julio Moreno, de 19, circulaban hacia Sinaloa.

En el retén fueron detenidos, acusados de tráfico de droga y presentados ante las autoridades. Ahí empezó un proceso judicial que los ha mantenido presos por nueve meses.

Actualmente los jóvenes están en calidad de procesados, bajo el proceso penal 134/2012 del Juzgado Noveno de Distrito en Mazatlán, Sinaloa.

Autoridades de la embajada de Estados Unidos en México confirmaron a la Procuraduría General de la República (PGR) que el número de serie de la camioneta Toyota Sienna 2004 corresponde al vehículo asegurado con droga en 2011, el cual fue vendido a través de una subasta por el gobierno de estadounidense en febrero del siguiente año, con base en sus registros.

“Aunque al parecer las autoridades de procuración de justicia registraron la van antes de que fuera subastada, existe la posibilidad de que ellas no encontraran toda la cocaína que estaba escondida dentro de la unidad. Si se quedó cocaína escondida dentro del vehículo después de la subasta, el señor Torres Duarte pudo haber estado teniendo en su poder dicha cocaína sin saberlo cuando él fue arrestado mientras conducía la unidad en el 2012”, indica un oficio enviado por la Agregaduría del Departamento de Justicia de EU a la PGR, del cual CNNMéxico tiene copia.

“Existe la posibilidad de que los detenidos hayan sido acusados por error de un delito penal relativo a la cocaína encontrada en México en la camioneta”, concluye la misiva.

Esta misma versión fue comunicada a la jueza del Noveno Distrito, Elenisse Leyva Gómez, quien lleva el caso en México, a través del área de asesoría jurídica de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en una carta, cuya copia posee CNNMéxico.

Una ‘buena oferta’

Sergio Torres, padre que se dedica al transporte de carga, dijo en entrevista a  CNNMéxico que se enteró por amigos de una subasta de vehículos del gobierno de Estados Unidos y concursó a través de internet el 8 de febrero del 2012.

El vehículo le fue asignado y lo adquirió por 3,900 dólares (unos 46,000 pesos mexicanos) a través de una agencia privada de nombre Robertson Auto Auctions con se de EU, según se lee en la factura, de la cual CNNMéxico tiene una copia.

“Durante el tiempo que usamos el vehículo no notamos nada extraño, funcionaba adecuadamente, ningún ruido u olor extraño, todo trabajaba perfecto”, dijo Torres.

La familia de Torres dice estar convencida de que las autoridades de Estados Unidos no vieron un sexto paquete que fue el que finalmente encontraron en el retén de México.

La defensa

Luis Noriega, abogado defensor de los jóvenes, detalló que los primeros cinco paquetes de cocaína ya fueron destruidos y no hay forma de hacer una comparación física y química con el encontrado en México. Sin embargo, las autoridades estadounidenses enviaron a la jueza, a través de autoridades diplomáticas, fotografías que demuestran que al menos en apariencia los seis corresponden a un mismo lote.

"Se aprecia que tienen la misma envoltura e incluso la palabra good (bueno) inscrita con un plumón, misma que fue hallada en el retén de Sinaloa", dijo el abogado.

El gobierno estadounidense también envío a la jueza el dictamen de química que hizo la DEA a los paquetes encontrados para determinar la calidad del narcótico.

El abogado informó que estaban a punto del cierre de la instrucción para dictar una sentencia pero la jueza solicitó más pruebas.

Los padres de los jóvenes han acudido a autoridades estatales y federales en busca de ayuda legal.

CNNMéxico pidió información respecto a este caso al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, pero hasta el momento no ha habido respuesta.

“Nuestra angustia no es de que algo vaya a salir mal en el juicio, estamos convencidos de la inocencia de nuestros hijos, lo que nos desespera es el tiempo, se nos hace injusto que pidan más pruebas que incluso algunas de ellas ya constan en el expediente”, dice Torres.

Ahora ve
Los jóvenes están durmiendo menos y estas son las razones
No te pierdas
×