Sandra Ávila ingresó a un penal en Nayarit, tras ser deportada de EU

Sandra Ávila Beltrán llegó al DF procedente de EU tras cumplir una condena de cinco años; luego fue llevada a Nayarit
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

Sandra Ávila Beltrán, La Reina del Pacífico, fue deportada este martes por el gobierno de Estados Unidos a México, donde enfrentará un tercer proceso judicial tras ser acusada de lavado de dinero.

Ávila Beltrán aterrizó en un vuelo charter en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México alrededor de las 11:15 horas (local) de este martes junto con otros mexicanos deportados procedentes de El Paso, Texas, confirmó a CNNMéxico el área de prensa de la Procuraduría General de la República (PGR).

La Reina del Pacífico llegó la tarde de este martes a una cárcel federal de Tepic, Nayarit.

Previamente, fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) informaron a CNNMéxico que Ávila sería trasladada al penal de Puente Grande, en Jalisco, pero finalmente fue enviada al centro penitenciario del vecino estado de Nayarit.

En el Centro Federal de Readaptación Social No. 4, conocido como El Rincón, Ávila enfrentará un nuevo proceso legal por el cargo de lavado de dinero.

"Llegó unos minutos antes de las 11:00 al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; la trasladaron al hangar de la PGR. Ahí le practicaron el examen médico, que es el protocolo que se emplea y a la una de la tarde la trasladaron a Jalisco", dijo un funcionario de la PGR que pidió no revelar su nombre.

Stephen Ralls, abogado de Ávila, afirmó la semana pasada en entrevista con CNNMéxico que la PGR detendría a Beltrán Avila tras su deportación, ya que es requerida por un juzgado de Jalisco donde enfrenta una acusación de lavado de dinero.

Según Ralls, la llamada Reina del Pacífico está "optimista" de salir bien librada de un tercer proceso judicial, luego de un primer juicio en México, tras el cual fue exonerada, y de un segundo en Estados Unidos, donde llegó a un acuerdo con la fiscalía.

Ávila Beltrán fue sentenciada el 25 de julio en una corte federal de Miami a 70 meses de cárcel por ayudar a un capo colombiano de la droga, pero el juez consideró su pena cumplida en México y ordenó su deportación.

Desde el 30 de julio se mantuvo en un centro de detención de inmigrantes a cargo del Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) en el sur de Florida, pero el viernes pasado fue trasladada a otro centro en Luisiana y posteriormente a El Paso, Texas.

La mujer de 52 años alcanzó un acuerdo con la fiscalía de Estados Unidos por lo que fue condenada por un solo cargo: asesoramiento a un narcotraficante para evadir la justicia, en referencia a su expareja sentimental, el colombiano Juan Diego Espinosa, alias El Tigre, vínculo entre el cartel de Sinaloa y el del Norte del Valle, en Colombia.

En abril de este año se declaró culpable del delito de asistencia económica a su expareja.

El juez estadounidense consideró en julio que su pena ya había terminado tras pasar cinco años presa en México y uno en Estados Unidos.

La llamada Reina del Pacífico cobró fama cuando al ser detenida en septiembre de 2007 en México posó con una retadora sonrisa frente a las cámaras. Su leyenda creció al ser considerada como la mujer que inspiró la novela La reina del sur (2002), del escritor español Arturo Pérez-Reverte.

Ahora ve