México quiere emparejar a otros países en el apoyo a los desempleados

El país es el único de los 34 de la OCDE que no cuenta con seguro para el desempleo, un mecanismo que el presidente propuso al Congreso
Peña Nieto enviará propuestas de paquete económico
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

La propuesta del gobierno de México para crear en 2014 un seguro de desempleo busca que el país deje el rezago a nivel internacional en materia de apoyo para quienes pierden el trabajo, según las iniciativas de reforma que el presidente Enrique Peña Nieto envió al Congreso este domingo.

México es actualmente la única de 34 naciones miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que no cuenta con un mecanismo de ese tipo, reconocen las autoridades federales en los documentos presentados ante los legisladores, junto con una iniciativa de reforma fiscal y el paquete presupuestal para el próximo año.

Para la OCDE —considerada la agrupación de países más desarrollados del mundo—, esa situación ha fomentado la desigualdad social y el aumento de la economía informal en México. 

"El crecimiento de la informalidad revela que son insuficientes las medidas de apoyo al ingreso con que cuentan los trabajadores que se quedan sin empleo. (…) La creación de un seguro de desempleo debe tener la mayor prioridad en la política del mercado laboral", señaló la organización en septiembre de 2012 en su reporte México. Mejores políticas para un desarrollo incluyente.

Durante el segundo trimestre de 2013, 14.1 millones de mexicanos —el 28% de la población ocupada— se encontraban en ese sector, según cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi). La cantidad aumentó en comparación al primer trimestre del año, cuando fue de 13.9 millones.

Académicos consultados por CNNMéxico consideraron positiva la propuesta de crear un seguro de desempleo en México, aunque señalaron que los legisladores tendrán que analizar en detalle si ésta será sostenible.

"Cualquier solución que pretenda que los trabajadores tengan una protección para el caso de quedar desempleados es favorable. Sin embargo, hay que ver cómo va a financiarse", dijo José Luis de la Cruz, del Tecnológico de Monterrey.

"Todos podemos tener ese peligro de quedarnos sin trabajo. Bueno, por lo menos sabes que te están otorgando cierta cantidad de dinero. Aquí lo importante es ver con lupa si se tienen los recursos para entregar un seguro de desempleo", señaló por su parte Abraham Vergara, de la Universidad Iberoamericana.

El modelo de Chile

La OCDE sugirió el año pasado que México podría establecer un sistema similar al que opera en Chile, también miembro de la organización. 

En ese país, el seguro de cesantía se financia con las aportaciones que tanto el trabajador como el empleador hacen a una cuenta individual. Cuando el empleado se queda sin trabajo y cotizó durante al menos un año, puede acceder al beneficio hasta por los siguientes 12 meses, en los que recibe un porcentaje de su sueldo, indica la Dirección del Trabajo del gobierno chileno.

La propuesta de Peña Nieto plantea crear un esquema parecido. Indica que los patrones tendrían la obligación de hacer aportaciones mensuales a las cuentas de sus trabajadores. Quienes quedaran desempleados y hubieran cotizado al menos dos años obtendrían de ellas y de un fondo gubernamental los recursos de su seguro de desempleo, que duraría hasta seis meses y del que podrían ser beneficiarios solamente una vez cada cinco años. 

La iniciativa del presidente implicaría modificar el artículo 123 de la Constitución y la promulgación de una nueva Ley del Seguro de Desempleo, así como cambios a cinco legislaciones existentes: la Federal del Trabajo, la del Seguro Social, la del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, la del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y la de los Sistemas de Ahorro para el Retiro.

El caso de España y EU

Entre los países de la OCDE, por otra parte, existen más variantes en los esquemas de apoyo a los desempleados. 

En España, por ejemplo, el monto que recibe un desempleado varía dependiendo del tiempo que haya cotizado, cuál haya sido su sueldo e incluso si tiene hijos o no. Mientras tanto, en Estados Unidos el mecanismo es operado tanto por el gobierno federal como por los gobiernos estatales. 

A diferencia de Chile o de lo que se propone en México, en la mayor parte de Estados Unidos el seguro de desempleo no se financia con las cuentas individuales de los trabajadores sino con un impuesto a los empleadores, según el Departamento de Trabajo estadounidense.

En los últimos años, los organismos internacionales han llamado a más naciones a implementar ayudas de este tipo, aunque hasta la fecha la mayor parte del mundo carece de ellas.

En noviembre de 2012, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) advirtió que de 198 países estudiados, únicamente 72 —el 36%— cuentan con mecanismos de apoyo a los desempleados.

Lizbeth Padilla Fajardo contribuyó con este reporte.

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×