Policía Federal desaloja el Zócalo ocupado por la CNTE en medio de choques

Tras vencer el plazo para desalojar el Zócalo, la Policía Federal desalojó la plancha en medio de enfrentamientos con los manifestantes
| Otra fuente: CNNMéxico

En medio de choques con manifestantes, elementos de la Policía Federal recuperaron la tarde de este viernes la plancha del Zócalo capitalino tras haber sido ocupada por más de 20 días por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que protestaban contra la reforma educativa.

En una operación que inició alrededor de las 10 horas (local) y concluyó cerca de las 18:30, las fuerzas federales avanzaron sobre las calles del centro histórico utilizando tanquetas de agua y gas lacrimógeno, con las que replegaron a los docentes y a grupos de personas que tenían sus rostros cubiertos.

Los federales se enfrentaron con grupos de manifestantes que portaban tubos y palos y lanzaron bombas molotov contra la policía, aunque la mayoría de los profesores de la CNTE se había retirado del Zócalo antes de las 16 horas, cuando venció el plazo dado por las autoridades para que desalojaran la plaza principal.

El Comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón, dijo que en el operativo fueron detenidas 30 personas, “de los cuales prácticamente ninguno es maestro”, lo que habla de grupos infiltrados,  señaló en entrevista con Radio Fórmula.

Mientras que 17 policías resultaron heridos, 15 de ellos con golpes y dos que fueron trasladados al hospital. Uno porque recibió un petardo en una pierna y otro por una herida que tuvo que suturarse, explicó. 

Mondragón aseguró que desconoce si existen heridos entre los civiles que fueron desalojados. 

La Secretaría de Gobernación fija su postura

Tras la entrada de la policía al Zócalo, algunos manifestantes se replegaron por calles aledañas como 20 de Noviembre e Izazaga, y otros más se dirigieron hacia el Monumento a la Revolución y a la explanada frente al Palacio de Bellas Artes, en el centro histórico de la capital.

Una vez que recuperaron las calles del primer cuadro, los policías montaron vallas humanas para impedir que los manifestantes regresaran al Zócalo. Grupos de docentes inconformes se concentraron posteriormente en la Plaza de la República, donde se ubica el Monumento a la Revolución.

Después de la disputa entre manifestantes y policías, los líderes sindicales Francisco Villalobos, Francisco Bravo y Juan José Ortega subieron a una unidad de la Policía Federal para entablar un diálogo en la Secretaría de Gobernación y continuar la negociación de sus demandas.

EN FOTOS: El desalojo del Zócalo, desde 'la lente' de Instagram

Las autoridades locales y federales decidieron este viernes desalojar la plancha del Zócalo capitalino, la principal plaza de la Ciudad de México, que estaba tomada por profesores de la CNTE desde el pasado 19 de agosto.

¿Por qué escogen siempre el Zócalo para manifestarse?

Los inconformes, que protestan contra las reformas educativas aprobadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto y avaladas por el Congreso, habían realizado manifestaciones por las principales arterias del Distrito Federal, y mantenían su campamento en el Zócalo, donde la noche del domingo 15 se espera que los mexicanos acudan a celebrar el aniversario de la Independencia.

Minutos antes de que se venciera el plazo, había presencia de grupos violentos que portan bombas molotov, según dijo el vocero del Gabinete de Seguridad, Eduardo Sánchez.

“A quienes se están armando les pedimos de manera respetuosa que depongan esa actitud y que se retiren”, señaló Sánchez, quien afirmó que el gobierno federal ve con preocupación la situación e hizo un llamado a los profesores para salir por su propia voluntad.

Por su parte, el secretario de Gobierno capitalino, Héctor Serrano, informó que la mayoría de los profesores que se encontraban en la Plaza de la Constitución se habían retirado, pero había presencia de otras personas en la plaza central.

La Policía Federal tenía la orden de “desalojar el Zócalo” a partir de las 16 horas,  para la retirada de los profesores, y aquellos que opongan resistencia serán arrestados, informó el Comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb.

Algunas personas, a las que Mondragón no identificó como maestros, se estaban armando con piedras y palos en las calles aledañas, dijo en entrevista con Milenio Televisión.

“Tengo el operativo listo y apostamos todos a que no llegue a haber una confrontación, no se desea, no la queremos. Pero sí vamos a actuar nosotros, vamos a actuar de forma adecuada”, dijo Mondragón en entrevista con Radio Fórmula.

“Nosotros tenemos instrucciones de detener a quien esté en una condición agresiva”, advirtió.

El gobierno desocupó la Plaza de la Constitución para que este 15 de septiembre por la noche se realice la celebración del Grito de Independencia y el desfile militar del día siguiente.

Los profesores de la CNTE dijeron este viernes más temprano estar dispuestos a dejar que la Policía Federal entre al Zócalo sin confrontarla, para después realizar su asamblea nacional y definir las futuras acciones del movimiento.

"Nosotros estamos por dejar que entre (la policía), por la vía pacífica", dijo José Valdivieso, líder sindical de Salina Cruz, Oaxaca.

En las calles que rodean el Zócalo y en el primer cuadro del Centro Histórico, elementos de la Policía Federal desalojaron a transeúntes además de que todos los comercios estuvieron cerrados.

Al mediodía, filas de elementos federales rodearon por diversas calles parte del Zócalo capitalino, mientras grupos de manifestantes encendieron fogatas y quemaron plástico y ramas de árboles detrás de vallas metálicas.

La Policía Federal también colocó elementos de seguridad a la altura de Palacio de Bellas Artes y la circulación en los accesos al Centro Histórico estuvo cerrada.

Antes de que se cumpliera la hora fijada por las autoridades para desalojar el Zócalo, algunos integrantes del campamento comenzaron a retirar sus mantas y se instalaron en calles aledañas a la Plaza de la Constitución, como Pino Suárez, Corregidora y República de Brasil, donde también colocaron barricadas para evitar el paso.

Los profesores iniciaron su plantón en el Zócalo cuando el Congreso comenzó la discusión de las leyes secundarias de la reforma educativa y exigen al gobierno federal que las derogue porque consideran que vulnera sus derechos laborales.

Mauricio Torres y Lizbeth Padilla contribuyeron a este reporte

Ahora ve
No te pierdas