20 de octubre, límite para informar sobre responsables de desastre

Dependencias federales deberán dar a conocer nombres de autoridades que autorizaron construir en zonas de riesgo, según el gobierno federal
Fuertes lluvias inundan nuevamente Acapulco
| Otra fuente: CNNMéxico

Autoridades federales tienen hasta el 20 de octubre para entregar los resultados de una investigación ordenada por el presidente Enrique Peña Nieto sobre el origen de las inundaciones y deslaves que afectaron principalmente al estado de Guerrero a causa de las lluvias ocurridas en septiembre, informó este viernes el secretario de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín.

“Hay un avance significativo” de la investigación, dijo Ramírez Marín en entrevista con la periodista Carmen Aristegui, en MVS Noticias.

Cuando se le preguntó si la conclusión de la investigación incluirá nombres de autoridades de los tres niveles de gobierno responsables de la emergencia, el funcionario respondió afirmativamente. “Habrá, sin duda, responsabilidades”, dijo.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) deberá informar qué aspecto hídrico provocó las inundaciones, mientras que el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) deberá informar quiénes están en riesgo actualmente y cuántos afectados hay por las lluvias

La Sedatu será la responsable de informar en qué tipo de terreno ocurrieron los desastres, quién autorizó el cambio de tipo de suelo, y qué requisitos se cumplieron o no para construir en esas zonas, detalló Ramírez Marín.

En Acapulco se sabe que “hay irregularidades importantes”, adelantó el funcionario.

Dijo que el plan de desarrollo urbano del 2001 contemplaba reservas que no se respetaron y que el Atlas de riesgos elaborado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) informaba que amplias zonas actualmente construidas tenían riesgo de inundación.

También hay minas clandestinas que operan a cielo abierto y crean hoyos en los cerros “lo que puede tener consecuencias fatales”.

En las zonas de Guerrero afectadas por las inundaciones –dijo Ramírez Marín– hay casas financiadas con recursos federales a través del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

También en ese estado, solo tres de sus 81 municipios cuentan con Atlas de riesgos.

La investigación en curso ya ha revelado que tan solo en Guerrero hay 400,000 personas en riesgo debido a que viven a menos de 250 metros del lecho de un río o sobre él. Hay una “mancha de humedad” que puede inundar a 32,000 viviendas. Estas cifras aún no incluyen a personas en riesgo por deslaves, aclaró. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En todo el país, el gobierno federal tendrá que reconstruir más de 10,000 viviendas, adelantó Ramírez Marín.

Las lluvias provocadas por las tormentas Manuel e Ingrid dejaron 1 millón 698,240 damnificados en 368 municipios de 18 estados del país, dañaron 25,868 casas y causaron la muerte de 157 personas (101 en Guerrero), según datos del gobierno federal.

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×