El Senado amplía por otro año el plazo para la evaluación de policías

Legisladores y gobernadores pactaron que en ese tiempo se haga un nuevo modelo de certificación que dé menos importancia al polígrafo
Policías que eran secuestradores son capturados
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Los estados y municipios tendrán un año más para evaluar a sus policías, luego de que el Senado mexicano aprobó este jueves una ampliación del plazo para evitar que los agentes que aún no estén certificados deban ser dados de baja el 29 de octubre, como marca la ley.

Se prevé que en ese año extra, legisladores y gobiernos estatales diseñen otro modelo de evaluación, que dé menos peso a las pruebas de polígrafo, que no tenga un plazo fatal, sino que proponga una evaluación constante, y dé prioridad al control interno de los mandos policiales.

El gobierno federal —a través de la Comisión Nacional de Seguridad y el Sistema Nacional de Seguridad Pública— será convocado a la elaboración del nuevo esquema, informó el priista Omar Fayad, presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Senado.

Durante la sesión de este jueves, el panista Fernando Yunes, secretario de la misma comisión, dijo que el grupo que diseñará el próximo modelo se integrará "sin retraso alguno".

"No se está dando un cheque en blanco a los gobernadores y al gobierno federal. (…) Se está abriendo un nuevo plazo de revisión profunda", señaló.

La prórroga fue aprobada por 83 votos a favor y uno en contra, y aún debe ser avalada por la Cámara de Diputados.

Los gobernadores se quejan de que el actual esquema es costoso, se basa principalmente en el uso del polígrafo y ha derivado en el despido de policías calificados.

"La certificación no ha sido la más adecuada. Se ha depurado a muchos elementos muy útiles para las corporaciones que han mostrado siempre integridad y compromiso", dijo a periodistas el miércoles el gobernador de Chihuahua, César Duarte.

Los gobernadores también se oponen a que la certificación policial tenga una fecha límite, argumentando que es imposible tener evaluados a todos los agentes para un día determinado debido a que los cuerpos de seguridad registran constantes altas y bajas.

En más de cuatro años se ha evaluado al 70% de los policías locales, mientras el proceso concluyó con los federales.

"Hay que hacer una evaluación digamos fundacional que involucre al 100% de los cuerpos de seguridad pública, pero no debe ser algo que se agote en una fecha fatal. La evaluación debe ser permanente porque hay una enorme rotación de los cuerpos de seguridad pública. A veces vienen los relevos por las propias gestiones de gobierno", dijo a medios el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, al término de una reunión con legisladores.

"El objetivo no sólo es el tiempo, sino el esquema completo de revisarlo, porque hoy se usa un mismo tamiz para evaluar un alto mando que un policía de crucero", señaló el gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera, al final del mismo encuentro.

El presidente Enrique Peña Nieto reconoció el martes que el modelo de evaluación policial debe ajustarse.

El actual esquema comenzó a utilizarse en enero de 2009, cuando entró en vigor la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

La certificación policial fue entonces un reclamo de organizaciones civiles al presidente Felipe Calderón (2006-2012). Sin embargo, los propios activistas señalan que el proceso no ha tenido los resultados deseados porque la evaluación no garantiza que un policía sea confiable ni eficiente.

Ahora ve
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
No te pierdas
×