La PGR desvincula asesinato de reportero en Oaxaca a labor periodística

Según autoridades, el grupo criminal que mató a Christian Alberto López es la misma célula que cometió otros homicidios bares de Oaxaca
periodista oaxaca alberto lopez bello  periodista oaxaca alberto lopez bello
Flor Hernández
Autor: Flor Hernández | Otra fuente: CNNMéxico
OAXACA (CNNMéxico) -

El asesinato del periodista Christian Alberto López Bello en Oaxaca estuvo relacionado con un “roce con integrantes de una célula del crimen organizado, ocurrido en el bar Cielito Lindo”, señalaron este miércoles autoridades federales y estatales.

El cuerpo de López Bello, quien trabajaba en la sección policíaca del periódico El Imparcial de Oaxaca, fue hallado en un paraje en junio de este año, y según la investigación de las autoridades no estuvo relacionado con el ejercicio de su actividad profesional.

Los titulares de la Fiscalía de Delitos Cometidos en Contra de la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República (PGR), Laura Borbolla Moreno y de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Manuel de Jesús López López, informaron en una conferencia conjunta que en este caso se realizaron diversos análisis y pruebas periciales, que permitieron llegar a la conclusión.

La funcionaria reconoció que el expediente continúa abierto, dado que faltan objetos y personas por investigar e indicó los asesinatos de López Bello y del policía municipal, Arturo Alejandro Franco Rojas –quien lo acompañaba–, el 17 de julio están relacionados con un roce con el crimen organizado.

Enfatizó que derivado de las diligencias, actuaciones y constancias contenidas en la averiguación previa se confirma que los autores materiales forman parte de la misma célula que cometió homicidios en otros bares de la capital oaxaqueña durante julio de 2013.

“De todo eso, se desprende la probable responsabilidad de Julián Ramírez Benítez, Gerardo García Flores, Rafael Martínez González y Aldo José Luis Tenorio Benítez,  por el delito de homicidio y quienes están procesados por secuestro”, precisó.

Luego que la fiscal diera por terminada su participación en las investigaciones, el procurador local, López López, adelantó que en las próximas horas la PGJE ejercerá acción penal en contra de dos personas más involucradas en el asesinato del reportero de El Imparcial, por lo que el caso continúa abierto.

López Bello y Franco Rojas fueron hallados en julio de 2013  junto a otro hombre, rodeados de piedras y signos de golpes. Sus compañeros y familiares demandaron a la Procuraduría General de la República (PGR) la atracción del caso, debido a que denunciaron la falta de interés de las autoridades estatales.

Tras el hallazgo de su cuerpo, la familia del periodista descartó haber recibido amenazas anteriormente; sin embargo, en mayo, López Bello fue detenido por agentes de la policía estatal junto con otro de sus compañeros, mientras tomaba fotos de un supuesto mensaje del narcotráfico colocado en un puente peatonal de la carretera Oaxaca-Puerto Escondido, cerca del aeropuerto local.

En esa ocasión, el periodista denunció que los policías estatales los acusaron de haber colgado la manta. Tras el incidente fueron trasladados a un cuartel policial y luego a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en el estado, donde posteriormente fueron liberados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) recibió el 22 de mayo una queja por parte del reportero, luego que fue detenido y trasladado a la PGR.

La organización Artículo 19 señaló este año que cinco periodistas han sido asesinados desde 2009 en el estado, mientras que dos medios han sido atacados con explosivos y/o armas de fuego.

Ahora ve
Ricos y pobres muestran las dos caras que el sismo dejó en la Ciudad de México
No te pierdas
×