El PRI buscaría periodo extraordinario para aprobar la reforma energética

Han surgido dudas acerca de si la iniciativa puede ser aprobada antes de que termine el periodo ordinario de sesiones, el 15 de diciembre
Cuao-Cesar-Camacho-PRI  Cesar Camacho dirigente PRI
/
| Otra fuente: Reuters
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El partido gobernante en México busca empujar este año el plan del gobierno para abrir el sector energético y podría llamar a un periodo extraordinario de sesiones en el Congreso si las discusiones se retrasan, dijo el viernes el jefe del partido, César Camacho.

La reforma energética es la piedra angular de una serie de reformas sobre telecomunicaciones, educación e impuestos que el presidente Enrique Peña espera impulsen el crecimiento de la segunda mayor economía de América Latina, que se ha rezagado frente al crecimiento de sus pares regionales por años.

Han surgido dudas acerca de si la iniciativa puede ser aprobada antes de que termine el periodo ordinario de sesiones en el Congreso el 15 de diciembre, y Camacho, presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dijo que los legisladores podrían extenderlo a fin de sacarla adelante.

"Nosotros queremos que sea antes del 15 (de diciembre), pero si no, es previsible que haya una periodo extraordinario, inmediatamente", dijo Camacho. "Está siendo considerado (...) si es que es necesario", añadió.

El no aprobar la iniciativa este año postergaría su discusión hasta febrero, cuando se reinician las sesiones en el Congreso.

El proyecto de ley propone una renovación radical del sector energético controlado por el Estado, tratando de atraer la inversión del sector privado para ayudar a detener una baja en la producción de crudo, que ha caído en una cuarta parte desde 2004, cuando alcanzó su pico.

La izquierda, por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), se opone a la reforma constitucional propuesta por el PRI y también por el de derecha, Partido Acción Nacional (PAN).

La propuesta de Peña Nieto ofrece contratos de ganancias compartidas para atraer a las grandes petroleras, lo que rompería el monopolio que la petrolera estatal Pemex tiene en la industria.

Opositores acusan al mandatario de tratar de vender la riqueza petrolera del país y han dicho que realizarán manifestaciones masivas para detener la iniciativa.

El PRI está caminando por la cuerda floja entre los pedidos del PAN para ofrecer concesiones para las empresas petroleras y las demandas del PRD para dar a Pemex más autonomía y frenar la participación del sector privado.

Al no tener mayoría en el Congreso, el PRI necesita el apoyo del PAN para impulsar la reforma energética, pero para ello, primero debe respaldar una reforma político-electoral que la oposición exige para recortar el poder del PRI, que dominó la política mexicana durante gran parte del siglo pasado.

El senador priista Enrique Burgos espera que los legisladores lleguen a un acuerdo sobre un proyecto de ley a finales de la próxima semana, una vez que los legisladores hayan dado su aprobación final a una reforma financiera que tiene como objetivo impulsar los préstamos bancarios, que él espera sea el martes.

"A nivel de probabilidades estamos bastante avanzados en la reforma política, muy avanzada, pero no concluida, no cerrada", dijo Burgos, quien preside la comisión responsable de asuntos constitucionales en la cámara alta.

"Nuestro deseo es que la semana próxima podamos llegar a un acuerdo general", añadió.

José María Martínez, vicecoordinador del PAN en el Senado, dijo que espera que la reforma electoral sea puesta a votación la próxima semana y que la iniciativa de Peña para abrir el sector energético podría pasar en el Congreso este año.

Para conseguir el apoyo del PAN a la reforma energética, algunos legisladores del PRI han dicho que el Congreso podría presionar por una reforma más amplia, que vaya más allá de contratos de ganancias compartidas -posiblemente ofreciendo contratos de producción compartida, que resultarían más atractivos.

Sin embargo, Camacho insistió en que el partido se mantenía en el plan original presentado por el presidente.

"Es utilidad compartida o utilidad compartida", destacó.

Ahora ve
Xperia Touch es el dispositivo que convierte una superficie en pantalla táctil
No te pierdas
×