"La corrupción es un mal endémico de México", dice Calderón

El exmandatario mexicano precisó que el problema de seguridad en el país ya no es de narcotráfico, sino de crimen organizado
Michoacán busca recuperar la calma
| Otra fuente: CNNMéxico

El expresidente de México, Felipe Calderón, dijo que su administración tomó la decisión de actuar frontalmente contra el crimen organizado porque la corrupción había carcomido “totalmente” a las instituciones policiales del país.

“Honestamente, había pueblos y ciudades donde la policía estaba totalmente carcomida por la corrupción. Es una desgracia, pero la corrupción es un mal endémico de México. Acabó la seguridad”, dijo Calderón (2006-2012) en una entrevista publicada el domingo por el diario paraguayo ABC.

En medio de una gira como especialista en materia de infraestructura por Sudamérica, aseguró que los miembros del crimen organizado extorsionan, secuestran, matan y cobran por protección “con su poder sobre la policía”.

“Es el crimen organizado, ya no es narcotráfico”, dijo. “Es un tema de renta sobre la sociedad”.

Distintos grupos del crimen organizado exigen “derecho de piso” a establecimientos comerciales en distintos sectores de la economía en estados Tamaulipas y el Estado de México. El fenómeno ha impactado la competitividad y el nivel de inversiones en entidades como Nuevo León, Chihuahua y Baja California, al norte del país.

La semana pasada, el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, consideró que el estado vive un estado de “tensión” por enfrentamientos de organizaciones criminales con grupos de autodefensa, los cuales han proliferado durante este año para defenderse de los criminales.

Calderón dijo que el problema del crimen organizado empezó antes de su llegada a la presidencia y “sigue después” de que dejó el cargo, hace casi exactamente un año.

Cuestionado sobre la forma de trabajo de su administración, Calderón detalló las pruebas antidopaje y de polígrafo aplicados a los cuerpos policiales como medidas de confianza. “Tuvimos que reconstruir las instituciones policiales”, explicó.

“Desgraciadamente, algunos estados no se sometieron (…) los que menos cumplieron son los que más problemas de criminalidad siguen teniendo”, añadió.

Las distintas policías el país continúan con sus evaluaciones policiales con la intención de tener a todo su personal bajo los parámetros de confianza establecidos en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Sin embargo, las corporaciones han registrado retrasos para cumplir con los plazos que marca la ley para las evaluaciones.

En octubre pasado, el Senado mexicano aprobó, por segundo año consecutivo, una prórroga para que las policías concluyan con sus evaluaciones. Casi el 30% de las policías locales del país aún falta por cumplir con este requisito, según cifras federales. Tamaulipas, con entre el 25% y el 50% de sus agentes pendientes, es el estado más rezagado, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

“Se están apoderando de las instituciones”

Calderón declinó dar una postura sobre la despenalización de las drogas al asegurar que “la polémica no es si se legaliza o no”.

“Tiene que revisarse, tarde o temprano, pero el problema de México no es un asunto de drogas nada más. Las  organizaciones criminales han adquirido tal grado de sofisticación que se están apoderando de las instituciones”, dijo.

La presión sobre las instituciones ha incluido ataques contra autoridades municipales y estatales. A principios de noviembre, luego del asesinato del presidente municipal de Santa Ana Maya, Michoacán, el secretario de Gobernación ofreció protección a los presidentes municipales amenazados por el crimen.

Sobre las casi 70,000 personas que según la Procuraduría General de la República (PGR) murieron en relación con el crimen organizado durante su sexenio, Calderón reiteró que "la violencia no se debe a la acción del gobierno fundamentalmente, sino a la expansión territorial de esos grupos criminales".

Calderón ha sido señalado en varias ocasiones como corresponsable de las muertes derivadas del aumento en la violencia durante su sexenio. A principios de año, organizaciones sociales enviaron unas 34,000 firmas a la Universidad de Harvard para pedir que le fuera revocada una estancia académica otorgada a Calderón.

Durante 2013, Calderón ha defendido la actuación de su gobierno ante el crimen organizado en distintas ocasiones, aunque no ha concedido entrevistas a medios mexicanos.

El exmandatario continuará durante 2014 fuera de México, ya que aceptó presidir un consejo global para evaluar los efectos del cambio climático sobre la economía.

Ahora ve
El gobierno de Trump anuncia el fin del permiso temporal TPS para haitianos
No te pierdas
×