Alcoholímetro en Jalisco registra menos conductores ebrios de lo esperado

Desde noviembre 308 personas ingresaron a un centro de retención por conducir en estado de ebriedad en Guadalajara, tras 17,783 pruebas
alcoholímetro_Guadalajara
alcoholímetro_Guadalajara  alcoholímetro_Guadalajara
| Otra fuente: CNNMéxico

Durante más de un mes de operación del alcoholímetro en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, han sido remitidas a un centro de retención 308 personas por conducir en estado de ebriedad, una cifra inferior a la esperada por las autoridades en el estado productor del tequila.

El gobierno de la entidad decidió poner en marcha el pasado 15 de noviembre el operativo de alcoholimetría más severo del país, llegando casi a la cero tolerancia.

Mientras que en el Distrito Federal —donde cumplió 10 años el programa Conduce sin Alcohol—, el mínimo de alcohol permitido en un conductor es de 0.40 miligramos, en Guadalajara se reduce a 0.25 miligramos.

El operativo Salvando Vidas en Jalisco, conocido como alcoholímetro, ha efectuado 17,783 pruebas a conductores. Las personas que fallan en la prueba han sido trasladadas al centro de retención (CURVA).

Los números que arrojan las primeras siete semanas de operación están “por debajo” de lo esperado, “lo que es un buen síntoma”, según el Comisario General de Vialidad de la Secretaría de Movilidad de Jalisco, Francisco Poe Morales.

“Esperábamos más, preparamos un centro de retención para unas 300 personas, sin embargo, el promedio es de 20 personas diarias, eso habla de que la sociedad sí entendió el mensaje y está dejando de tomar si va a conducir”, dice Poe.

Según el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), en 2012 murieron en el estado 554 personas en accidentes viales. En el 20% de los casos la causa fue el alcohol.

Las multas en Jalisco para quienes se aventuren a manejar después de haber consumido alcohol pueden llegar a los casi 13,000 pesos, las sanciones económicas más caras del país. Si el automovilista rebasa los 0.40 miligramos de alcohol, será retenido de 12 a 36 horas en el CURVA.

“Yo prefiero no arriesgarme, la multa es muy cara y tampoco me gustaría pasar un día o más en la CURVA”, dice Marcelo Estrada, un joven de 30 años quien asegura que desde que entró en vigor el operativo prefiere beber en casa con su novia y amigos o, si sale, y sabe que beberá más de una cerveza, opta por pedir un taxi.

“Nos ha tocado de todo”

El operativo en Jalisco tiene una característica adicional que lo hace distinto del de las otras dos ciudades más grandes del país (DF y Monterrey): es el único operado exclusivamente por agentes mujeres.

Daniela Gutiérrez, una estudiante de la licenciatura de Derecho de la Universidad de Guadalajara es una de las 100 agentes que forman parte de operativo de alcoholimetría y advierte que durante su aplicación la experiencia ha sido “positiva”.

Opina que las cifras hasta ahora obtenidas, y que están “por debajo de los esperado”, obedecen a que los conductores han optado por no beber si van a conducir.

“Nos ha tocado de todo, hay algunos conductores ebrios que son muy agresivos, pero en general la gente ha respondido bien, son amables y acceden a la revisión”, señala.

Relata que hace unos días detectó a un extranjero conduciendo en estado de ebriedad, quien no entendía el español y ella se esforzó por explicarle en el inglés que sería retenido.

“Tuvimos que buscar a un traductor, pero se negaba a aceptar el programa, al final, el hombre fue llevado al CURVA donde pasó varias horas”, agrega la joven.

Poe Morales advierte por su parte que al principio hubo automovilistas alcoholizados que intentaron ofrecer a las agentes hasta 8,000 pesos porque los dejaran ir, y otros más amenazaron con tener influencias y dirigieron amenazas a las oficiales.

Precisa que “la cero tolerancia” es para todos.

“Hubo dos funcionarios públicos en vehículos oficiales que fueron despedidos por negarse a pasar las horas de arresto en el CURVA y la advertencia para ellos y el resto de la población es que quien insista en ofrecer dinero a las oficiales, serán llevados a la cárcel acusado de cohecho”, menciona el Comisario General de Vialidad.

Pruebas en el DF y Monterrey

En el Distrito Federal, capital mexicana, la noche del 24 de diciembre fueron remitidas 43 personas al Centro de Sanciones Administrativas, conocido como El Torito, según informó la Secretaría de Seguridad Pública.

En esta temporada navideña se extendió en el DF el horario del programa Conduce sin Alcohol para también monitorear a los conductores de día.

Según la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), un conductor ebrio fingió un infarto para evitar ser llevado a El Torito, luego de ser detectado en un puesto de revisión durante la madrugada del 25 de diciembre.

En diez años de llevar a cabo el Programa Conduce sin Alcohol, la SSP-DF ha efectuado 1 millón, 11,484 revisiones y enviado a El Torito a 137, 226 conductores ebrios. La dependencia asegura que los accidentes automovilísticos fatales asociados al consumo de alcohol han bajado hasta un 70% durante esta década.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Monterrey, la tercera ciudad más grande de México, después del DF y Guadalajara, instauró en diciembre del 2012 un operativo para evitar que los habitantes de esa ciudad condujeran en estado de ebriedad.

La dirección de Comunicación Social del Ayuntamiento de Monterrey informó que este año, del 1 al 25 de diciembre, efectuaron 22,400 revisiones y aplicaron 359 infracciones. “Esto significa que el 1.6% de los conductores que hemos inspeccionado han sido detectados con algún grado de ebriedad”, refieren.

Ahora ve
Así se grabó el final de la séptima temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×