¿El impuesto a la comida 'chatarra' impacta en los precios?

CNNMéxico compró en diciembre y enero productos de alto contenido calórico para constatar sus aumentos de precios... y casi todo subió
| Otra fuente: CNNMéxico

Los bolsillos de los consumidores en México que les gusta la llamada “comida chatarra” tuvieron un impacto desde el 1 de enero pasado, cuando entró en vigor el nuevo impuesto a los productos con alto contenido calórico.

CNNMéxico realizó un ejercicio para comprar diversos productos el 21 de diciembre de 2013 y el 18 de enero de 2014, adquiriendo los mismos artículos en las mismas tiendas y en diversas ciudades, con el fin de constatar el incremento en sus precios.

En algunos casos encontramos que los aumentos superaron la tasa del 8% del nuevo Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que tienen los productos con más de 275 kilocalorías por cada 100 gramos, pero en otros casos el alza de precios fue inferior al 8%.

Aquí te presentamos las siete divisiones que hicimos, para que las revises:

1.- Cereales y galletas

Empecemos por la mañana: Si te gusta desayunar Zucaritas de Kellogg’s, el precio de este cereal subió hasta 30% en la Comercial Mexicana en el Distrito Federal y en Tijuana, y ahora la caja regular (de casi medio kilo) pasó de 32.30 a 42 pesos.

En otras tiendas las Zucaritas quedaron igual, porque tienen ofertas temporales, como en Chedraui y Soriana de Guadalajara. En Walmart del DF, el precio subió solo 4.3% al pasar de 36.90 a 38.50 la caja.

Las barras de Special K subieron más de 25% en el Walmart de Oaxaca, al pasar de 19.90 a 24.90 pesos la caja de 6 barras de fresa.

Las galletas también subieron. La caja de 850 gramos de galletas María de Gamesa subió 15% en el Chedraui del DF, al pasar de 38.90 a 44.70 pesos.

Y las galletas Canelitas de Marinela también aumentaron su precio: en un Oxxo de Oaxaca y otro de Veracruz subieron de 8.50 a 9 pesos, es decir, 5.8%. Y las Canelitas en un 7 Eleven de Monterrey subieron 11%, al pasar de 9 a 10 pesos el paquete.

2.- Chocolates y Nutella

Si te gusta el chocolate esto te interesa: una barra de Snikers en el 7 Eleven del DF cuesta un peso más: su precio pasó de 13.50 a 14.50, y en el Oxxo de Veracruz también cuesta un peso más: de 14.50 a 15.50.

El frasco de 350 gramos de Nutella, la crema de avellana, también tuvo aumentos en diversos supermercados: En el Cheradui de Veracruz subió de 46 a 50 pesos y en un Walmart del DF también subió de 46.50 a 50 pesos.

El Chocomilk en polvo en la Comercial Mexicana en DF subió de 24.90 a 27.95 pesos, es decir, 12.2%.

3.- Papitas y cacahuates

Si de botanas se trata, las papas Sabritas en su versión clásica subieron 8.1% en los 7 Eleven de Monterrey y DF, al pasar de 37 a 40 pesos la bolsa de 170 gramos. Esas mismas papas aumentaron 7% en los Oxxo del DF al subir de 35.50 a 38 pesos.

Las famosas palomitas de microondas ACT II en un Oxxo de Veracruz subieron un peso, de  9.50 a 10.50 pesos; y en un 7 Eleven de Monterrey aumentaron de 10 a 11 pesos.

Los cacahuates japoneses de la marca Mafer también subieron 10%, de 20 a 22 pesos en un Oxxo de la Ciudad de México.

4.- Café y donas

Si lo tuyo son las donas de Krispy Kreme también hay aumentos: si bien las donas originales mantuvieron su precio de 16 pesos por unidad entre diciembre y enero, las donas “variadas” (las que llevan algún relleno o tienen chispas de chocolate) subieron dos pesos de 17 a 19, es decir, un 11.7% de incremento.

El Starbucks, por su parte, mantuvo de momento sus precios. En diciembre compramos en DF un café grande frappuccino de cajeta con crema batida y nos costó 50 pesos, y una rebanada de pastel de chocolate costó 54. Los precios se mantuvieron cuando volvimos a comprar los mismos productos el 18 de enero pasado.

5.- Helados y paletas

El famoso cono de nieve de McDonalds también subió un peso, pues en diciembre compramos uno a 6 pesos y para enero ya costaba 7, es decir, un aumento de 16.6% en los conos Twist en el Distrito Federal.

Las paletas heladas también tuvieron incrementos: la popular Magnum Clásica subió dos pesos en Oxxo del DF, de 22.50 a 24.50, y otros dos pesos en los 7 Eleven de la Ciudad de México al pasar de 24.50 a 26.50.

Las paletas Mega de Nestlé tuvieron por su parte un aumento de 10.6%, al pasar de 23.50 a 26 pesos en un 7 Eleven de Monterrey.

6.- Los que quedaron fuera

Durante el ejercicio, CNNMéxico compró algunos alimentos que quedaron exentos del nuevo IEPS a los productos calóricos, como derivados de la leche y jugos, y en todos los casos se comprobó que sus precios habían permanecido igual o incluso bajaron por las ofertas de las empresas.

Por ejemplo, la botella pequeña del yogur para beber Activia se mantuvo en 10 pesos, y el envase para niños de leche Hershey se mantuvo en 9 o 9.50, dependiendo de la tienda donde se comprara, pero sin experimentar aumentos.

El precio del litro de jugo Jumex también bajó en varias tiendas, como la Comercial Mexicana en Tijuana, el Walmart en Oaxaca y Soriana en el Distrito Federal.

El Servicio de Administración Tributaria publicó en enero beneficios fiscales a estos productos dejándolos exentos del IVA.

El precio de los refrescos sube como la espuma

7.- …Y para tus chicles

Finalmente, los chicles: estas golosinas no fueron gravadas con el IEPS del 8%, sino con el IVA del 16%, pero también quisimos hacer un comparativo para ver sus precios.

Compramos los Triden Xtra Care en un 7 Eleven del DF, y pasaron de 8 pesos en diciembre a 9.50 en enero, mientras en la misma cadena de tiendas en Monterrey subieron de 8.50 a 10 pesos. Los mismos chicles en un Oxxo del DF subieron de 8 a 9 pesos.

Recuerda que fue la mayoría en el Congreso quien aprobó el nuevo gravamen, que entre sus objetivos tiene combatir la obesidad y aumentar la recaudación tributaria.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿A ti cómo te afectó los nuevos impuestos? Déjanos tus comentarios

Belén Zapata, Flor Hernández, Gabriela Pérez, Israel Ibarra, Nadia Sanders y Rodrigo Soberanes contribuyeron a este reporte.

Ahora ve
Fisicoculturista con un raro trastorno murió por comer mucha proteína
No te pierdas
×