Autoridades encuentran muerto a reportero secuestrado en Veracruz

Cinco personas fueron detenidas por la muerte de Gregorio Jiménez de la Cruz, reportero del periódico NotiSUR, informó el gobierno estatal
Un reportero veracruzano asesinado por venganza
| Otra fuente: CNNMéxico

Un reportero de noticias policiales del estado de Veracruz, que había sido secuestrado la semana pasada por hombres armados, fue encontrado muerto dentro de una fosa clandestina junto con otras dos personas, informó este martes el gobierno estatal.

Gregorio Jiménez de la Cruz, reportero del periódico NotiSUR, desapareció el pasado miércoles tras ser secuestrado cuando llegaba a su casa de dejar a sus hijos en la escuela en Coatzacoalcos, según las autoridades veracruzanas.

El cuerpo del reportero fue localizado en una fosa de la comunidad de Las Choapas, limítrofe con Tabasco, luego de que fueron detenidos cinco personas, entre ellas Teresa de Jesús Hernández Cruz, presunta autora intelectual del secuestro y vecina del comunicador, así como cuatro presuntos autores materiales del asesinato, informó Felipe Amadeo Flores, procurador de Justicia de Veracruz.

Cristina Hernández, esposa del periodista, dijo en entrevista con Milenio que la muerte de El Pantera (como también lo conocían) fue por una venganza personal y una nota publicada. "Se juntaron las dos cosas. Esa mujer se lo gritó (a Gregorio) que no sabía con quién se metía. Lo amenazó, dijo que lo iba a matar y lo cumplió la maldita".

Enoc Maldonado, director de investigaciones ministeriales de la fiscalía estatal, dijo que Teresa de Jesús "amenazó" a Gregorio y contrató "al jefe de una célula delincuencial que operaba en la zona y a quien le pago 20,000 pesos" para que asesinara al comunicador, según AFP.

El lunes las autoridades detuvieron a José Luis Márquez Hernández, en la terminal de autobuses de Coatzacoalcos, cuando intentaba abandonar el estado, según Amadeo Flores.

Márquez Hernández aceptó haber participado en el homicidio, el cual tuvo como móvil una venganza por diferencias personales, según el procurador.

En la entrevista con Milenio, Cristina Hernández confirmó que el periodista y Teresa de Jesús tuvieron problemas "por la hija de ella (su vecina) y la de mi esposo. Eran excuñadas. Una ocasión la hija de Teresa le dijo a la de Gregorio que la iba a ver llorando como una perra. A raíz de esos problemas comenzaron las amenazas".

El también reportero de la fuente policial de los medios El Liberal del Sur y La Red documentaba e informaba sobre los hechos sucedidos en la zona de Villa Allende, en especial los secuestros que se han estado registrando en esa región, según la organización no gubernamental Article 19.

Según la ONG, que defiende la libertad de expresión, el reportero había recibido amenazas por parte de la dueña de un bar, donde el comunicador había señalado que se retienen a migrantes secuestrados por células del crimen organizado que operan en ese municipio.

El reportero "denunció públicamente las amenazas, no lo hizo ante autoridades por desconfianza, pero el gobierno conocía de esto e hizo caso omiso", dijo a CNNMéxico Antonio Martínez, vocero de Article 19.

La organización calificó como “alarmante” que la procuraduría “pretenda descartar de inicio la línea de investigación relacionada con el ejercicio periodístico”, y que señalara que el móvil fue “un conflicto personal entre vecinos”.

En Twitter, bajo las etiquetas #QueremosVivoaGoyo, #HastaQueAparezcaGoyo y #DondeEstaGregorioJimenez periodistas denunciaron la desaparición del comunicador durante los últimos seis días.

Este martes, periodistas se manifestaron en la representación del estado de Veracruz en la Ciudad de México, en demanda de la presentación con vida de Jiménez de la Cruz. Una protesta similar ocurrió en Coatzacoalcos el lunes.

Según Reporteros Sin Fronteras (RSF), Veracruz es uno de los estados donde existen más riesgos para ejercer el periodismo en México, que se convirtió en los últimos años en uno de los países más peligrosos para los periodistas con al menos 86 informadores asesinados y 20 más desaparecidos desde el año 2000, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

"Desde el año 2010 han sido asesinados nueve periodistas en Veracruz (…), lo que ubica a este estado entre las 10 regiones más mortíferas para el gremio en el mundo", indicó Lucie Morillon, directora de investigación de RSF, en un comunicado.

Tan solo en Veracruz, según Article 19, del 2000 a la fecha hay un total de 16 periodistas en calidad de desaparecidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las autoridades identificaron a uno de los tres cuerpos encontrados en la fosa como el de Ernesto Ruiz Guillén, quien según NotiSUR había sido reportado como desaparecido a finales de enero pasado.

Con información de Rodrigo Aguiar

Ahora ve
El papel de las redes sociales en el eclipse
No te pierdas
×