Habitantes de Apatzingán se acostumbran a la "exagerada" presencia federal

Comerciantes de la principal ciudad de Tierra Caliente cerraron por el nerviosismo causado por el ingreso de autodefensas el fin de semana
Autodefensas y gobierno 'cooperan' en Michoacán
| Otra fuente: CNNMéxico

Con casi un mes de vigilancia federal en sus calles, y dos días después de que grupos de autodefensas ingresaran a su ciudad, habitantes y comerciantes de Apatzingán comienzan a considerar como normal, aunque exagerada, la presencia de militares y policías federales.

“Uno ya malamente ve normal que sea exagerada la vigilancia. A mí, en lo personal, me relaja. No es que cause un efecto contrario… para mí sí se siente más seguro”, dijo este lunes Francisco Molina, de 33 años, quien trabaja en su propio consultorio como dentista en la ciudad.

En la zona centro, donde varios vecinos coincidieron en que se puede ver una patrulla federal casi en cada esquina, una empleada de un hotel dijo que aunque la presencia de las fuerzas federales puede causar algún temor, no se compara con el miedo a los criminales.

“Algunos se asustan, otros ya estamos acostumbrados a verlos (a los agentes federales) porque sabemos que estas personas vienen a cuidarnos, no nos vamos a asustar con eso. Nos asustábamos con los otros”, dijo la mujer de 63 años, quien no quiso dar su nombre por temor a represalias.

A dos calles de distancia, una empleada de una notaría pública coincidió que el ambiente es “más tranquilo” que hace un mes, cuando la ciudad registró ataques atribuidos al crimen organizado contra establecimientos comerciales y oficinas del gobierno municipal.

“Uno se siente un poco más confiado con ellos aquí. Como ya hay gobierno, (los criminales) ya no se atreven a hacer tantas cosas así”, añadió otra empleada de la zona, que tampoco quiso proporcionar su nombre por seguridad.

Después de los atentados de enero, la Policía Federal reemplazó a la Policía Municipal en la vigilancia de ése y 26 municipios más de la región. Los agentes municipales, acusados por las autodefensas de servir al crimen, fueron trasladados a instalaciones federales fuera de Michoacán para ser evaluados.

Grupos de autodefensa ingresaron desde el sábado 8 de febrero a Apatzingán, desarmados y acompañados por militares y policías federales, según sus líderes. La ciudad, la más importante de la región de Tierra Caliente, había sido señalada por las autodefensas como un bastión del crimen organizado y en particular de sus principales rivales, el cártel de Los Caballeros Templarios.

“Había felicidad, todos contentos. Nos gritaban que ya no nos fuéramos a salir de ahí, que nos quedáramos por la situación tan fea que se está viviendo”, dijo Mora sobre el ingreso del sábado.

El líder de las autodefensas, Hipólito Mora, quien encabezó el sábado la incursión de estos grupos a Apatzingán, dijo este lunes en entrevista con CNNMéxico que él y sus acompañantes fueron bien recibidos por los habitantes y que se quedarán “hasta que quede completamente limpia la ciudad” de criminales.

Apenas el jueves pasado, Mora había previsto una acción "fuerte" para avanzar a Apatzingán.

El comisionado federal para la seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo, destacó el ingreso conjunto a Apatzingán como “la primera manifestación real y clara de un trabajo apoyado en términos estrictos de legalidad en donde caminan de la mano Estado y sociedad” en una entrevista con el diario El Universal, publicada este lunes.

“Nervios” por las autodefensas

La entrada de las autodefensas ocurrió sin violencia, pero causó nerviosismo y una parálisis temporal en el centro de Apatzingán ante la posibilidad de enfrentamientos, señalaron los vecinos consultados por CNNMéxico.

“La gente estaba con nervios porque no sabía qué iba a pasar. Muchos comerciantes, no todos, cerraron. Estábamos con el temor de que los fueran a recibir de mala manera (a los grupos de autodefensa)”, dijo una mujer que trabaja frente a la plaza principal.

Molina indicó que el domingo organizó un convivio para celebrar el día del dentista, pero que muchos de sus invitados no asistieron ante a los rumores en redes sociales de la llegada de más miembros de autodefensas. “Muchos no vinieron porque todo el mundo estaba enterado que iban a entrar las autodefensas y no querían salir en la noche”.

Miembros de autodefensas permanecieron este lunes cerca del palacio municipal, desarmados e identificados por sus playeras blancas, indicó un empleado de una tienda aledaña a la plaza, que no quiso revelar su nombre.

“Autodefensas armadas no (he visto), pero estoy a dos cuadras del palacio y ahí hay gente que trae playeritas que dicen autodefensas. No están revisando, al menos ahí, no sé si en las orillas” de la cuidad, dijo.

Seguridad ya, ventas aún no

La aparente mejora de la seguridad en la ciudad no ha estado acompañada de un restablecimiento económico para el que empresarios locales buscan la ayuda directa del gobierno federal.

“Las tropas federales realmente no consumen. A los únicos que les ha ido bien es a los hoteles o a los que venden comida”, dijo uno de comerciantes entrevistados. “Lo que sí le puedo asegurar es que de las ventas que teníamos hace tiempo estamos a un 30 o 40%. Ni a la mitad de lo que estaba”, dijo.

El vendedor, de 33 años, dijo que la situación se repite con compañeros comerciantes de la avenida Constitución de 1814, la más importante comercialmente de la ciudad y donde presuntos templarios incendiaron una farmacia el 15 de enero pasado, dos días después del anuncio de la intervención de fuerzas federales en Michoacán.

“A mi vecino de comida china de aquí enfrente se le hacían filas de tres o cuatro locales, ahora tiene una persona nada más”, agregó. “Ahorita aunque hay mucha seguridad, la gente no viene. Aun así tiene miedo, no confían en que no haya problemas”.

El vendedor atribuye la baja en las ventas no a la violencia en Apatzingán, sino en municipios y rancherías aledaños que abastecían de clientes a la ciudad.

“Realmente Apatzingán era un centro. Apatzingán no vivía de Apatzingán, sino de todos los alrededores, Tepalcatepec, La Ruana, Buenavista. O sea, la gente de los ranchos era la que venía y se surtía. Ahorita aunque hay mucha seguridad, la gente no viene. Aun así tiene miedo, no confían en que no haya problemas. Tal vez todavía estén con el pánico o con el miedo”, dijo.

Empresarios de Apatzingán esperan los detalles de apoyos federales para reactivar la economía local, dijo el jueves pasado el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Apatzingán, Carlos Halabé.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En una visita a Morelia, la capital de Michoacán, el presidente Enrique Peña Nieto anunció una inversión de 45,500 millones de pesos para impulsar en el desarrollo en el estado, afectado desde principios de 2013 por la violencia de grupos del crimen organizado y de autodefensas que se formaron para combatirlos.

Con información de Darío Martínez 

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×