Fallas, culpas y alternativas ante la suspensión en la Línea 12 del Metro

11 de las 20 estaciones que componen la obra inaugurada en octubre de 2012 están cerradas, afectando a miles de usuarios
Se suspende la mitad de la Línea 12 del Metro
Autor: Miguel Ángel Vargas V. | Otra fuente: CNNMéxico

Discusiones sobre la gravedad de las fallas, cruce de acusaciones sobre quién es el responsable, expresiones de molestia y búsqueda de soluciones por parte de los usuarios, es lo que ha enfrentado el Distrito Federal tras el recorte de más de la mitad del servicio en la Línea 12 del Metro capitalino.

Desde el miércoles pasado, 11 de las 20 estaciones de la Línea dorada permanecen cerradas, y las versiones de las autoridades sobre el problema van desde hablar de la necesidad de realizar un "mantenimiento mayor" hasta asegurar que toda la línea registra fallas, algunas de las cuales se conocen incluso desde antes de su inauguración el 30 de octubre de 2012.

A continuación te presentamos un recuento sobre las fallas detectadas, lo dicho por los personajes involucrados y las alternativas que enfrentan los usuarios afectados —en promedio había sido utilizada por unas 400,000 personas al día.  

Las fallas

Previo al cierre del tramo elevado de la línea, de la estación de Tláhuac a Culhuacán, el director del Sistema de Transporte Colectivo (STC) explicó que se buscaba "garantizar la seguridad y mejorar las condiciones de operación para beneficio de los usuarios", y que se realizaría un "mantenimiento mayor" para revertir los problemas generados "por un desgaste ondulatorio" en las vías.

Sin embargo, los problemas de la Línea 12 no se limitan al desgaste ondulatorio de los rieles, según indica un estudio realizado por la firma alemana ILF Consulting Eingeneer a petición de las autoridades del Metro, al cual tuvo acceso el diario mexicano Reforma.

El reporte también señala fallas en el cable aéreo de alimentación eléctrica, en los durmientes —en un año se han tenido que cambiar 4,800 de estos objetos que sirven para fijar las vías al suelo— y en las grapas —se han reemplazado 11,000 de estas piezas que sujetan el riel al durmiente—.

El estudio también resalta que estos defectos han ocasionado que los convoyes en lugar de circular a 80 kilómetros por hora, lo hagan a una velocidad promedio de 35 kilómetros por hora, con lo que el recorrido por la 20 estaciones se realizaba en un tiempo de 60 minutos, más del doble de lo planeado.

Por esto, autoridades del gobierno capitalino han señalado que el cierre en el tramo elevado de la línea duraría al menos seis meses, aunque el tiempo que tardarán los trabajos de mantenimiento y reparación se conocerá hasta que concluya un diagnóstico que todavía realizan especialistas.

Los involucrados

El jefe de Gobierno del Distrito Federal y el director del STC han coincidido al señalar que las fallas en la Línea 12 del Metro se registraron desde antes de su inauguración en octubre de 2012.

Joel Ortega, director del Metro, indicó que sería la Contraloría del Distrito Federal, la instancia encargada de fincar responsabilidades a servidores públicos o las empresas que realizaron el proyecto, pero insistió en que los problemas con la Línea 12 datan desde antes de que fuera abierta al público.

“(La fallas) ya estaban presentes desde la apertura de la línea, pero se agudizaron en el tiempo y llegaron a un grado mayor de complicación cuando entraron la totalidad de trenes a operar", indicó Ortega el martes pasado cuando anunció el cierre parcial de la también conocida como Línea dorada.

En el mismo sentido se pronunció el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, quien reiteró que "desde que se puso en marcha la línea se presentaron una serie de problemáticas”.

Sin embargo, subrayó, “una cosa es que se presenten fallas y otra distinta es que, tengamos dictámenes técnicos periciales que nos hablen de desgastes y complicaciones que afectan la seguridad directa de la operación”.

En tanto, Marcelo Ebrard, quien encabezaba el GDF cuando se construyó e inauguró la Línea 12, descartó que ésta se haya puesto en operación sin contar con la respectiva certificación y detalló que la obra fue revisada por la Auditoría Superior de la Federación y la Contaduría Mayor de Hacienda de la Asamblea Legislativa local.

"Yo estoy muy tranquilo y orgulloso de esa Línea y respaldo que la autoridad considere que debe hacerse una suspensión; ellos tienen la responsabilidad operativa, les reitero yo estoy tranquilo y limpio de cualquier proceso", indicó Ebrard en una conferencia de prensa.

La Línea 12 fue construida por un consorcio integrado por ICA, Carso Infraestructura y Construcciones y Alstom Mexicana, y costó cerca de 26,000 millones de pesos, lo que representó un sobrecosto de casi 50%, pues el presupuesto estimado inicialmente era de 17,583 millones de pesos, según datos de CNNExpansión.

Este consorcio aseguró que las vías cumplieron con lo exigido por las normas, pero apuntaron a un problema de compatibilidad entre los rieles y las ruedas de los trenes comprados por el gobierno capitalino de manera independiente a un tercero, Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF).

"Lo anterior ha provocado un desgaste prematuro en todo el sistema de vías, dado que el diseño de las ruedas no es compatible con el tipo de riel especificado por el PMDF (Proyecto Metro del Distrito Federal)”, explicaron ICA, Carso y Alstom en un comunicado.

La proveedora de los trenes, CAF, rechazó que éstos sean la causa de las fallas y aseguró que los 30 trenes —con siete coches cada uno— que vendió al GDF cumplen con los requisitos estipulados por la autoridad y que fueron sometidos a rigurosas pruebas de calidad.

"La fabricación de dichos trenes fue realizada por CAF en estrecha colaboración con el STC y bajo la supervisión permanente del personal de este organismo, quien avaló cada etapa de la misma en estricto apego a la especificación técnica", indicó la empresa en un comunicado.

Las alternativas

El cierre parcial de la más joven de las líneas del Metro del Distrito Federal ha ocasionado molestias y retrasos en los cerca de 400,000 capitalinos que diariamente la utilizaban.

Para mitigar los inconvenientes ocasionados, las autoridades del Distrito Federal han puesto a  disposición de los ciudadanos de manera gratuita 300 unidades de autobuses que hacen recorridos por la zona en que se encuentran las estaciones cerradas.

Estos autobuses de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) operan en tres rutas: de Tláhuac a Atlalilco; de Tláhuac a Constitución de 1917 y de Periférico Oriente a Tasqueña.

Sin embargo, las unidades al parecer no han sido suficientes, pues se han visto saturadas en los días que llevan operando, y los usuarios han reclamado que tienen que dedicar a sus traslados entre 30 y 40 minutos más por día.

Ante esto, autoridades capitalinas han dado otra alternativa a los ciudadanos: “levántense más temprano”.

“Si nosotros tomamos 20 minutos de antelación a lo que teníamos acostumbrado con el servicio del Metro, va a funcionar, porque todo mundo quiere salir a la misma hora y a esa hora se satura”, señaló Luis Rosales, subsecretario de operación policial del Distrito Federal.

Ahora ve
Cárteles de la droga y otros grupos criminales reclutan a niños indígenas
No te pierdas
×