El asesinato del edil de Tanhuato genera acusaciones cruzadas

Panistas criticaron el retiro de escoltas a Garibay tras un ataque; el gobernador Vallejo dijo que el edil rechazó tener guardias estatales
Peña Nieto pide evitar triunfalismos en Michoacán
| Otra fuente: CNNMéxico

El asesinato en Michoacán del alcalde de Tanhuato, Gustavo Garibay, generó versiones contradictorias respecto al dispositivo de seguridad para el funcionario municipal tras sufrir un ataque previo hace un par de años.

Mientras militantes del Partido Acción Nacional (PAN) en el estado acusaron desde el sábado pasado el "irresponsable" retiro de la seguridad federal asignada a Garibay, y una supuesta negativa de las autoridades estatales y federales para reponerla, el gobierno de Michoacán respondió que en su momento el propio alcalde rechazó tener como escoltas a policías de la entidad.

Integrantes del PAN michoacano —donde militó Garibay— indicaron que en agosto del año pasado se le había retirado al alcalde una escolta de elementos de la Policía Federal, asignada después de que sobreviviera a un ataque armado en octubre de 2012 —todavía durante el sexenio del también panista Felipe Calderón.

"Le fueron retirados los elementos policiales adscritos, dejando en total estado de vulnerabilidad la seguridad personal del alcalde", se indica en una solicitud escrita presentada por el PAN de Michoacán, con firma del 28 de agosto de 2013 —cuando Jesús Reyna tenía el cargo de gobernador interino en el estado. 

En ese momento los panistas michoacanos pidieron que se restituyera la seguridad federal a Garibay, "ante el temor fundado de la ejecución de un nuevo ataque armado", según un comunicado que emitió este sábado el PAN de Michoacán.

"En reiteradas ocasiones el Comité Estatal en la entidad hizo una solicitud de seguridad para el alcalde, solicitud que fue ignorada", agregaron este lunes. 

La copia del documento de agosto de 2013, para pedir que se restituyeran la escolta federal a Garibay —dirigido a la coordinación estatal de la Policía Federal y al gobierno michoacano—, se difundió horas después de que se confirmara este sábado el asesinato del alcalde.

Según el área de Comunicación del comité directivo del PAN en Michoacán, consultada este lunes, hay un reclamo tanto al gobierno federal como al estatal, porque no respondieron a la petición de brindar seguridad a Garibay, y no es verdad que el alcalde haya rechazado a la escolta del gobierno michoacano. 

CNNMéxico llamó este lunes a la Secretaría de Gobernación (Segob) para obtener un comentario sobre la seguridad federal asignada al alcalde Garibay, pero no respondieron.

Hasta el momento las autoridades federales no han dado un reporte oficial sobre el retiro de la escolta que tuvo el edil.

El gobernador priista de Michoacán, Fausto Vallejo, dijo el sábado que desde octubre de 2013 su gobierno le ofreció a Garibay elementos de seguridad estatales, "para que fungieran como escoltas del alcalde, luego de que sufriera dos atentados".

Pero en su momento el alcalde los rechazó, según el mandatario estatal.

"Estuvo algún tiempo con protección policiaca. Finalmente se le retiró, por alguna causa, y finalmente tenemos estos hechos tan lamentables", expresó el gobernador este lunes en una entrevista con la cadena Radio Fórmula. 

"Yo lo fui a ver personalmente, al hospital, en algún momento… y decía que estaba gestionando seguridad federal. Tengo entendido que lo atendieron. Yo también entiendo que es muy difícil que de manera muy permanente esté, por meses, por años, con esa seguridad, pero bueno, desgraciadamente sucedió esto", agregó.

Vallejo dijo que Garibay había recibido amenazas de la delincuencia organizada, porque lo querían extorsionar, así que esa puede ser una línea de investigación.

Leer: Opositores critican la estrategia en Michoacán, tras el asesinato de edil

"Pienso que es difícil aceptar la seguridad en el estado, porque pues todos desconfiamos de la seguridad estatal", dijo este domingo la senadora panista Luisa María Calderón, al acudir al velatorio de Garibay en Michoacán, durante una entrevista con la cadena Milenio TV. 

La presidenta nacional del PAN, Cecilia Romero, expresó este sábado que el gobierno federal había cometido una "gravísima omisión" al negarse a restituir la escolta federal a Garibay, que "de manera inexplicable” se retiró a pesar de la solicitud de agosto de 2013.

"Además de engrosar la cifra de ejecuciones en Michoacán, el caso de Garibay García nos muestra la faceta de negligencia criminal", publicó en su cuenta de Twitter el senador panista Javier Lozano.

"Como recordamos Gustavo Garibay ya había sufrido un atentado ante su vida contra hace ya varios meses, incluso el secretario general del ayuntamiento José Pedro Córdoba Aguirre había sido asesinado el lunes 11 de febrero del año pasado", dijo el aspirante a dirigir el PAN, Gustavo Madero.

Jesús Zambrano, presidente de otra fuerza política opositora, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), también criticó lo que consideró como una "irresponsabilidad oficial", relacionada con la seguridad que debió darse a Garibay.

Tanto panistas como perredistas criticaron la situación de inseguridad que prevalece en Michoacán, con hechos como el del asesinato del alcalde, incluso cuando el gobierno federal tiene activo en la entidad, desde enero pasado, un despliegue de fuerzas federales y programas sociales para reducir los niveles de violencia.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el comisionado federal para Michoacán, Alfredo Castillo, expresaron que el gobierno federal y el gobierno estatal trabajarán para esclarecer el asesinato.

"No podemos ponerle un cuerpo de seguridad a cada presidente municipal, pero ellos tienen que cooperar mejor para regresar la seguridad a su municipio", dijo Osorio Chong el 8 de noviembre pasado, tras confirmar que murió asesinado el alcalde de Sana Ana Maya, Michoacán, Ygnacio López Mendoza. 

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×