La presidencia del Senado propone fijar límites a los cabilderos

Legisladores plantean que los representantes de 'grupos de interés' tengan que registrarse ante la Cámara alta e informar sobre su trabajo
Cárdenas pide "luchar" contra las reformas
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Mientras el Senado se alista para discutir reformas legales que tocan los intereses de algunas de las principales empresas de México, la Mesa Directiva de la Cámara alta propone fijar límites a las actividades de los cabilderos, como se conoce a las personas que defienden intereses empresariales o civiles ante el Congreso. 

La propuesta plantea reformar el Reglamento del Senado de la República, para definir el cabildeo como la actividad de quienes promueven "intereses legítimos de particulares" y establecer las normas que deberían acatar. 

El documento plantea que los cabilderos deban registrarse ante la Secretaría General de Servicios Parlamentarios del Senado, a la cual deberán informar qué temas les interesa seguir y ante qué comisiones o senadores buscarán dirigirse. 

El registro de un cabildero duraría seis meses y una persona moral —por ejemplo, una empresa— podría tener un máximo de dos representantes, según la iniciativa firmada por los nueve senadores de la Mesa Directiva

El senador José Rosas Aispuro, del Partido Acción Nacional (PAN) y vicepresidente de la Mesa Directiva, señaló en entrevista que el propósito de la reforma es "ordenar" el cabildeo que se da en el Senado y poner reglas que eviten conflictos de interés.

"No hay un tema o una empresa en particular que nos haya llevado a tratar este asunto. Más bien, fue el cúmulo de solicitudes que hay de gente que se quiere acercar a las comisiones", dijo.

La propuesta también contempla que la lista de cabilderos registrados se actualice y se haga pública en la Gaceta del Senado al inicio de cada periodo ordinario de sesiones, así como que, al cierre de cada periodo, las comisiones deban informar a qué cabilderos recibieron. 

"Las comisiones legislativas deberán integrar un archivo de cabildeo que contenga los documentos, opiniones, argumentaciones o cualquier manifestación hecha por los cabilderos, relacionados con iniciativas, proyectos de decreto o cualquier otro asunto que sea competencia del Senado", señala el documento. 

La propuesta se da a conocer la misma semana que el Senado recibió la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto con la legislación secundaria para la reforma en telecomunicaciones, que incluye puntos como qué facultades tendrá cada autoridad sobre los concesionarios de radio, televisión y telefonía. 

Algunos legisladores de la oposición consideran que el documento presidencial favorece a las televisoras Televisa y TV Azteca, al tiempo que impone restricciones a Telmex. 

Por otra parte, se prevé que en lo que resta de este periodo ordinario de sesiones —que concluye el 30 de abril— lleguen al Congreso las iniciativas de leyes secundarias para la reforma energética, en las que tendrá que definirse la forma en la que particulares nacionales o extranjeros podrán invertir en el sector petrolero y eléctrico. 

Otros puntos incluidos en la propuesta de reforma al Reglamento del Senado de la República son prohibir que los senadores, su personal de apoyo o sus familiares hasta en cuarto grado realicen actividades de cabildeo, así como establecer que un senador tendrá que esperar al menos un año después de dejar el cargo para estar autorizado para realizar ese tipo de labores. 

"Una adecuada normatividad aplicable al cabildeo debe equilibrar las malas prácticas y excesos que se puedan presentar, sin limitar el derecho a expresarse a los grupos de interés y sin privar a los cuerpos legislativos del flujo de información ni de los beneficios que aporta dicha actividad", señala el texto. 

Cuestionado al respecto, el senador Rosas Aispuro dijo que "hay condiciones" para que la reforma quede aprobada en este periodo de sesiones, debido a que hay consenso entre las bancadas.

En octubre de 2013, la Cámara de Diputados aprobó una reforma similar a su propio reglamento interno, con la que prohibió recibir cualquier tipo de regalo de las empresas o personas físicas que hacen cabildeo. En una reforma anterior, la Cámara baja había establecido que los cabilderos estarían obligados a registrarse.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×