¿Hay estados con una situación de violencia más grave que la de Michoacán?

Tamaulipas, Guerrero y Morelos destacan en los conteos sobre denuncias por homicidio doloso, secuestro y extorsión
14 muertos por balaceras en Reynosa, Tamaulipas
Arturo Daen Ascención
Autor: Arturo Daen Ascención | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Durante el primer trimestre del año estados como Guerrero, Morelos y Tamaulipas registraron más denuncias que Michoacán de homicidios dolosos, secuestros o extorsiones, de acuerdo con los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

En el caso de homicidios dolosos, Guerrero encabeza el ranking nacional con 12.18 denuncias por cada 100,000 habitantes durante enero, febrero y marzo del presente año. En el mismo periodo Michoacán se ubica en quinto sitio nacional, con 5.96 denuncias.

Respecto a secuestros, Morelos ocupa el primer sitio nacional con 2.06 denuncias por cada 100,000 habitantes en el primer trimestre del año; mientras que Michoacán se sitúa en el cuarto lugar, con 1.23.

Morelos es también el estado del país con mayor incidencia de extorsiones, con 6.27 denuncias; en este delito, Michoacán aparece en el sexto sitio con 2.28 denuncias.

Tanto en homicidios dolosos, como en secuestros y extorsiones, Morelos –entidad colindante con el Distrito Federal– registra tasas delictivas más altas que Michoacán, a pesar de que en esta entidad el gobierno federal implenta un operativo de seguridad desde enero pasado .

Por su parte, Tamaulipas, donde en días pasados han ocurrido diversos enfrentamientos con decenas personas muertas, también aparece entre los primeros diez en el conteo de crímenes referidos.

El gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, dijo este lunes que la entidad que gobierna desde febrero de 2012 es más segura ahora que Tamaulipas, Morelos, el Estado de México y Jalisco.

Pero para el analista en temas de seguridad, Alejandro Hope, hablar de que se ha logrado una pacificación en Michoacán, es sólo una "fantasía".

Si se considera la tasa de homicidios dolosos por cada 100,000 habitantes, dijo, Michoacán registra el doble del Estado de México. "Con 10,000 elementos federales (presentes en su territorio) están peor, dos veces peor que el Estado de México. Así de grave", criticó.

En los primeros tres meses de 2014, Michoacán tuvo una tasa de 5.96 denuncias ante homicidios dolosos por cada 100,000 habitantes; en tanto que el Estado de México registró 3.29. 

La cifra de víctimas (un conteo distinto al de cantidad de denuncias) por homicidio doloso ha aumentado en Michoacán en lo que va del año: en enero se contabilizaron 107 víctimas, mientras que marzo esta cifra llegó a 127.

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), comentó en entrevista que las cifras delictivas que registra el SNSP no dan una perspectiva clara y confiable sobre si otros estados viven una situación más compleja que Michoacán.

Un primer punto a considerar es que en una entidad con alto nivel de violencia, y donde se sospecha que las autoridades están coludidas con el crimen, la gente suele decidir no denunciar, comentó Rivas.

Además las cifras de denuncias que recopilan las autoridades municipales y estatales suelen tener inconsistencias y regularmente son corregidas con el paso de los meses, agregó. "No cuadran las cifras".

Más allá de las denuncias contabilizadas por las autoridades, dijo Rivas, son evidentes los problemas que tienen estados como Tamaulipas, en el norte de México.

"En días pasados el estado (Tamaulipas) estuvo verdaderamente en llamas… eso presenta un nivel de descomposición en la entidad muy fuerte. Pero esto no es nuevo. Tamaulipas ha estado así desde hace mucho tiempo", explicó.

CNNMéxico llamó a los gobiernos de Tamaulipas y Morelos para obtener un comentario sobre sus acciones de seguridad, pero no se obtuvo una respuesta.

¿Debe replicarse el 'operativo Michoacán'?

Vidal Romero, académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), comentó que en Michoacán se vivió una situación extrema, cuando los grupos de criminales y luego las autodefensas se convirtieron en sustituto del Estado.

De ahí que el gobierno federal optara por desplegar cientos de elementos federales, además de inyectar recursos económicos, y nombrar a Alfredo Castillo como comisionado especial para la entidad.

La situación en otros estados "eventualmente" puede ser igual de peligrosa que la de Michoacán, pero son los propios gobiernos estatales los que deben pedir ayuda del gobierno federal, dijo Romero.

En febrero pasado, el entonces titular del SNSP –y hoy encargado de la Comisión Nacional de Seguridad–, Monte Alejandro Rubido, explicó que se había implementado un operativo federal en Michoacán porque había sido identificado como "el punto focal" de la delincuencia en el país.

Otro punto que tomaron en cuenta para iniciar los operativos, según Rubido, es que en Michoacán ocurrió un fenómeno criminal "muy sui géneris", que no se ha observado en otra entidad: La Familia Michoacana y a la postre Los Caballeros Templarios habían logrado un "gran sustento social".

Es decir, la gente llegó a apoyarlos en algún punto después de que los criminales aplicaran una "especie de adoctrinamiento donde se presentan como redentores en la entidad", y como un "mal necesario" para echar a Los Zetas de la zona.

Para Hope de entrada es necesario cambiar la "lógica perversa" de las intervenciones federales, porque éstas hacen que los gobiernos estatales no tengan incentivos para mejorar sus policías y su sistema local de justicia.

"Ha habido operativo federal en Tamaulipas desde hace siete años. Lo que se requiere es cambiar los términos de una intervención federal", comentó.

El operativo no le cuesta a los estados, y si algo sale mal es culpa del gobierno federal, dijo Hope.

"Si nosotros pidiéramos un comisionado especial para Guerrero, uno para Morelos, uno para Tamaulipas, y uno para el Estado de México no nos alcanza el dinero y no nos alcanza el número de recursos… No podemos pedirle a la federación que sea totalmente subsidiaria", coincidió Rivas.

Otra entidad en la que se lleva a cabo un operativo federal es el Estado de México. Desde el 31 de marzo pasado, a petición del mandatario Eruviel Ávila, el gobierno federal reforzó su presencia en el territorio mexiquense. Se anunció que se duplicaría la presencia de fuerzas federales, además de aumentar su despliegue coordinado con las policías locales.

Pero a diferencia de Michoacán, no se nombró un comisionado especial ni se han anunciado recursos económicos adicionales para apoyar su labor contra la inseguridad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por su parte, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, descartó el 2 de mayo pasado que el Ejército mexicano asuma el mando de toda la labor de seguridad en la entidad; e incluso aseguró que su administración ha logrado reducir los niveles delictivos. 

"Hemos detenido a bastantes bandas y estamos actuando con bastante eficacia", dijo Ramírez a la cadena Radio Fórmula.

Ahora ve
Los campos eólicos en La Ventosa, Oaxaca, dividen opiniones
No te pierdas
×