Peña Nieto promociona la reforma energética ante los reyes de España

Juan Carlos I y Sofía de Grecia dieron una recepción al presidente mexicano y su esposa en uno de sus últimos actos como monarcas
La iniciativa energética, ¿una reforma radical?
(Reuters) -

En uno de sus últimos actos como reyes de España, Juan Carlos I y Sofía de Grecia recibieron este lunes al presidente mexicano Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, quienes realizan una visita de Estado 10 días antes del cambio de Corona.

El acto tuvo lugar en el Palacio del Pardo, cerca de Madrid, residencia oficial de los mandatarios que visitan España, donde también estuvieron el príncipe Felipe, quien será coronado como Felipe VI, y la princesa Letizia.

La primera visita de Estado a España que realizan el presidente de México y su esposa forma parte de una gira por Europa, en la que Peña Nieto visitó Portugal y el Vaticano, donde fue recibido por el papa Francisco.

El presidente de México y su esposa accedieron en un Rolls Royce al palacio, donde Juan Carlos y Peña Nieto se fundieron en un emotivo abrazo, antes de recibir los honores de ordenanza.

En el acto de bienvenida estaban presentes el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo; el presidente del Senado, Pío García-Escudero, y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, entre otras personalidades.

Tras este recibimiento oficial, el mandatario mexicano se volverá a reunir con los reyes en el Palacio de la Zarzuela, donde se les ofrecerá un almuerzo, al que también acudirán el príncipe Felipe y su esposa.

Esta noche, el presidente de México y su esposa acudirán a una cena de gala en el Palacio Real, al que asistirán representantes de las altas instituciones del Estado e invitados del mundo de la política, la diplomacia y la cultura, durante la cual el jefe del Estado pronunciará un discurso, acompañado de la reina y los príncipes.

Busca inversiones

En su discurso durante un seminario sobre inversión en México, organizado por el Grupo Prisa (que edita el diario El País), Peña Nieto subrayó la flexibilidad de México para las inversiones extranjeras

Dijo que en los próximos años habrá fuertes gastos públicos en energía, sanidad o comunicaciones, y destacó que las reformas estructurales que se han aprobado en el Congreso mexicano son para favorecer el desarrollo económico del país.

De todas esas reformas, dijo que las más "emblemática" es la de la energía, que establece las condiciones para que el Estado mantenga la propiedad de los hidrocarburos presentes en su subsuelo, pero con nuevos mecanismos para la localización y la explotación por el sector privado de eventuales yacimientos.

Recordó qué México tiene acuerdos de libre comercio que alcanzan a 45 países del mundo y 1,140 millones de consumidores y destacó que el programa de inversiones previsto hasta 2018 asciende a unos 440,000 millones de euros (unos 7,730 millones de pesos).

Esas inversiones se destinarán a la energía, el desarrollo urbano, las comunicaciones y transportes, el sector hidráulico, el turismo y la salud pública.

Ante los empresarios, Peña Nieto hizo hincapié en que existe "certidumbre jurídica" para las inversiones y aseguró que la criminalidad, aunque sigue siendo un problema, registra cada vez tasas más bajas.

En la ronda de preguntas, interrogado por las relaciones con el continente americano, Peña Nieto dijo que "siempre se ha procurado estrechar relaciones con Centro y Sudamérica" y puso énfasis en que la Alianza del Pacífico, que integra con Chile, Colombia y Perú, cuenta con una treintena de observadores, entre ellos la mayoría del continente americano.

Ahora ve
Diez alimentos que le hacen bien a tu cerebro
No te pierdas
×