La PGR promete atrapar y encarcelar al exalcalde de Iguala

El gobierno usa todos sus recursos para dar con el presunto responsable de la desaparición de los normalistas, dijo el procurador
Gobernador interino de Guerrero se reúne con Peña
| Otra fuente: CNNMéxico

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, se comprometió este martes a que el gobierno federal atrape y encarcele al exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, señalado como autor intelectual de la desaparición de 43 estudiantes normalistas el pasado 26 de septiembre. 

"Estamos usando todos los medios de inteligencia que tenemos y yo aseguro, no sé en cuánto tiempo, pero aseguro que estará en la cárcel. Está clara su responsabilidad. Para la procuraduría es un caso ya hecho", dijo Murillo Karam en rueda de prensa, tras la primera reunión entre el gabinete federal de seguridad y el gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega.

En el encuentro con medios, el procurador informó que un juez ya concedió órdenes de aprehensión contra Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda, ambos señalados como operadores del grupo delictivo Guerreros Unidos, así como contra el secretario de Seguridad Pública de Iguala, Felipe Flores.

Con relación a la más reciente fosa clandestina encontrada el lunes en el municipio de Cocula, Murillo Karam señaló que funcionarios mantienen trabajos periciales en la zona y que no dará más detalles sobre el tema hasta tener datos precisos. 

La fosa fue localizada luego de la detención de integrantes de Guerreros Unidos que declararon haber participado directamente en la desaparición de los normalistas, después de que se los entregaron policías municipales de Iguala y Cocula. 

Hasta ahora, las autoridades han encontrado 38 cadáveres en varias fosas, pero los análisis que han realizado concluyen que ninguno de ellos corresponde a los estudiantes desaparecidos.

La seguridad en Tierra Caliente

Por otro lado, durante la reunión entre el gabinete federal de seguridad y el gobernador interino, ambas partes acordaron acciones conjuntas para dar seguridad a los 17 municipios guerrerenses de Tierra Caliente, al puerto de Acapulco y a Chilpancingo, la capital de Guerrero.

Las medidas se sintetizan en cuatro estrategias: 1) mantener la búsqueda de los normalistas, 2) continuar con las investigaciones para encontrar a los responsables, 3) crear policías confiables y 4) abrir el diálogo con los sectores sociales inconformes.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, informó que 10,000 elementos de la Policía Federal, el Ejército, la Marina y la PGR se encuentran en Guerrero con motivo de este caso.

Durante su intervención, el gobernador interino señaló que su gobierno no "criminalizará" las protestas sociales que ha generado la desaparición de los normalistas. Sin embargo, llamó a que estas manifestaciones se realicen en el marco de la ley.

"Nadie por encima de la ley, nadie que rebase la legalidad, nadie puede atentar contra terceros", dijo Ortega.

La declaración se produce luego de que algunas protestas derivaran la semana pasada en daños a edificios públicos y comercios. Uno de los inmuebles afectados fue la alcaldía de Iguala, que un grupo de manifestantes incendió.

Ortega asumió el gobierno de Guerrero apenas este domingo, después de que el gobernador Ángel Aguirre pidiera licencia ante las críticas a su desempeño en el caso de los normalistas desaparecidos. Ortega se reunió con el presidente Enrique Peña Nieto el lunes y pidió apoyo para su entidad.

Laura Reyes contribuyó con este reporte.

 

Ahora ve
Autoridades venezolanas detienen a 6 directivos de Citgo, filial de PDVSA en EU
No te pierdas
×