El sacerdote murió de un disparo, indica la fiscalía de Guerrero

Gregorio López Gorostieta estaba desaparecido desde el fin de semana, cuando fue sacado de un seminario en Ciudad Altamirano
Un sacerdote asesinado en México
/
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

El sacerdote Gregorio López Gorostieta, privado de la libertad este fin de semana en Ciudad Altamirano, Guerrero, fue asesinado, informó este viernes la fiscalía del estado.

El padre murió a consecuencia de un disparo y su cuerpo fue identificado por familiares este viernes, informó la Fiscalía General del estado de Guerrero a CNNMéxico e indicó que se inició la averiguación previa por el delito de homicidio.

El fiscal general del estado, Miguel Ángel Godínez Muñoz, tuvo una audiencia al mediodía de este viernes con la familia del sacerdote, a quienes “se comprometió a otorgar todas las garantías que establece la ley y ofreció una investigación rápida que pueda determinar la ubicación y captura de los probables responsables”, informó la fiscalía. 

El cuerpo del sacerdote fue hallado la tarde del jueves a un lado de la carretera entre Ciudad Altamirano y Tlapehuala, a la altura del paraje conocido como Rancho la Cañada y trasladado al Servicio Médico Forense, informó la fiscalía. 

Previamente, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) reportó el asesinato y  aseguró en un comunicado que López Gorostieta murió "de forma injusta y violenta".

"Exigimos a las autoridades el esclarecimiento de éste y de los demás crímenes que han provocado dolor en tantos hogares de nuestra patria y que se castigue conforme a derecho a los culpables", señala el mensaje.

La CEM informó en un comunicado previo que el padre López Gorostieta fue obligado a salir del Seminario Mayor La Anunciación después de las 23:30 horas (local) del domingo.

"Al recabar las versiones de los seminaristas y las hermanas religiosas se llegó a la conclusión, que personas ajenas al seminario estuvieron revisando las instalaciones por la tarde noche del domingo", señaló la CEM. 

"Algunos seminaristas que iban llegando de las diferentes parroquias vieron entre la oscuridad que algunas personas extrañas merodeaban el lugar. Todo indica que al padre Gregorio lo obligaron a salir en su camioneta", agregó.

Sobre la muerte se expresó Gregorio López, sacerdote de Apatzingán, Michoacán, que lleva el mismo nombre y ganó notoriedad al apoyar a los grupos de autodefensa. El religioso condenó el asesinato en un mensaje a la agencia Quadratín en el que acusa al grupo criminal Guerreros Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Mi tocayo acusó a estos criminales en su homilía el pasado domingo 21 sobre los 43 estudiantes de Ayotzinapa; no obstante, ante este abominable caso la Iglesia católica seguirá alzando la voz y denunciando toda arbitrariedad y atropello de los derechos fundamentales", dijo.

Guerrero es el estado donde 43 normalistas desaparecieron en septiembre en el municipio de Iguala. Según autoridades federales, detenidos que son presuntos miembros del grupo criminal Guerreros Unidos asesinaron a los normalistas en el municipio de Cocula.

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×