El sacerdote Gregorio López murió por asfixia, no por disparo: Fiscalía

La dependencia estatal indicó que el padre católico fue asesinado 'prácticamente' de inmediato tras su secuestro, el domingo 21 de diciembre
Un sacerdote asesinado en México
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El fiscal de Guerrero, Miguel Ángel Gondínez, dijo a Radio Fórmula que el sacerdote católico Gregorio López Gorostieta murió por asfixia, y no por un disparo de arma de fuego como la dependencia a su cargo había informado previamente.

"Ha habido algún mal manejo de información porque el padre Gregorio López Gorostieta no murió por un disparo de arma, él murió por asfixia. De acuerdo con la necropsia, con el médico especialista", señaló el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE).

El viernes, el área de Comunicación Social de la dependencia estatal dijo a CNNMéxico que el padre —secuestrado el fin de semana anterior— había muerto a consecuencia de un disparo.

Gondínez agregó que el sacerdote "prácticamente" fue asesinado de inmediato tras su captura.

"(El cuerpo) estaba en estado de descomposición, dejaron el cuerpo tirado a un costado de la carretera federal", abundó.

El padre López Gorostieta fue obligado a salir del Seminario Mayor La Anunciación, ubicado en Pungarabato, Guerrero, después de las 23:30 horas (local) del domingo.

El sacerdote de Apatzingán, Michoacán, Gregorio López Jerónimo, famoso por apoyar a los grupos de autodefensa en su lucha contra la delincuencia organizada, atribuyó el asesinato de su tocayo a que este acusó a criminales por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa ocurrida en spetiembre en Iguala, Guerrero.

El cártel de los Guerreros Unidos es responsabilizado de la desaparición de los estudiantes, según las investigaciones federales sobre el caso.

La Iglesia lanza un '¡Basta ya!'

La Arquidiócesis de Acapulco exigió "parar la violencia" en Guerrero, y calificó como "artero asesinato" el ataque contra el presbítero Gregorio López Gorostieta en la región de la Tierra Caliente.

El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, afirmó que la Iglesia católica mexicana recibió con "profundo dolor e indignacion" el asesinato de quien fuera formador del Seminario Mayor en el municipio de Ciudad Altamirano.

"La pena que nos embarga es indescriptible como comunidad, como Iglesia y como sociedad (...) La Arquidiocesis de Acapulco se une al grito de denuncia y exigencia: ¡Basta ya! No queremos que hechos como estos se repitan, no queremos que se sigan dando situaciones violentas", demandó en conferencia de prensa en la Catedral de este puerto turístico.

El representante de la Iglesia católica urgió a las autoridades a esclarecer el homicidio, igual que el de "tantos casos" de víctimas de la violencia.

Garfias Merlos negó tener mayores informes sobre las líneas de investigación que se sigue en ese homicidio, y afirmó que desconoce si López Gorostieta recibió algún tipo de amanaza.

El arzobispo de Acapulco sostuvo que los religiosos buscarán las formas de tener seguridad para el desarrollo del ministerio, como es la implementación de protocolos de seguridad, medidas que dijo son "reservadas".

La Iglesia católica pondrá en marcha cinco puntos para contribuir con la problemática: oración de fieles, campaña en medios de comunicación internos de las diócesis, uso de redes sociales para hacer presente el tema de la paz, llamado permanente de la sociedad con encuentros sociales y foros en donde surjan propuestas que proporcionarán a las autoridades, así como la atención a las víctimas de la violencia en las diócesis del estado de Guerrero y el país.

Ante el inicio del 2015, la Iglesia lanzó un llamado a la conversión, reflexión y a la introspección para el inicio de una nueva vida, plena de fe, esperanza, perdón y reconciliación.

La Iglesia católica de Acapulco también se pronunció en apoyo y solidaridad con los padres de los 42 normalistas de Ayotzinapa que siguen en calidad de desaparecidos desde hace tres meses.

"Este hecho dramático merece toda la atención y respuesta comprometida de parte de las autoridades y de la sociedad. Es cada vez más urgente que haya avance en las investigaciones y que se haga justicia", recalcó el arzobispo.

Laura Reyes contribuyó con este reporte desde Acapulco

Ahora ve
Cinco presuntos terroristas fueron abatidos en Cambrils, Cataluña
No te pierdas
×