Libres, 43 de 44 detenidos tras balacera en alcaldía de Apatzingán

Sólo uno de los arrestados en los enfrentamientos que dejaron nueve muertos queda preso por portación de arma exclusiva del Ejército
Michoacán está mejor que hace un año: Castillo
| Otra fuente: CNNMéxico

Un total de 43 de los 44 detenidos tras los enfrentamientos del pasado 6 de enero en Apatzingán, Michoacán, quedó en libertad, informaron este viernes fuentes del Poder Judicial de la Federación.

La liberación de estos hombres ocurrió por mandato del juez Quinto de Distrito en Michoacán.

En 38 casos, el juez no encontró elementos para procesar a los detenidos; los seis restantes sí fueron sujetos a proceso penal por portación de armas de fuego, pero cinco alcanzaron fianza y enfrentarán la acusación en libertad.

El hombre restante permanece preso en una cárcel de Nayarit por presunta portación de armas de uso exclusivo del Ejército.

El incidente ocurrió cuando militares hicieron un operativo para detener a un grupo de personas que estaban en la alcaldía de Apatzingán, que vive una crisis de violencia debido a la presencia del crimen organizado, situación que ha propiciado el surgimiento de agrupaciones de civiles armados.

El comisionado federal para Michoacán, Alfredo Castillo, ha informado que un grupo de 80 personas se mantenía en el Ayuntamiento; de ellas, entre 40 y 45 estaban armadas, lo cual fue interpretado por las autoridades como "un desafío".

En las acciones para arrestar a los sujetos armados falleció una persona, según la versión del comisionado, atropellada por el intento de fuga de alguno de éstos.

Castillo agregó tras los hechos que a los detenidos se les decomisaron 13 armas largas, armas cortas —sin precisar el número—, una granada de fragmentación y 23 vehículos —varios de ellos con reporte de robo—, durante cuyo traslado el Ejército fue atacado por personas armadas con un saldo de ocho civiles muertos.

Ubicado en la zona de Tierra Caliente, el municipio de Apatzingán es considerado uno de los principales bastiones de Los Caballeros Templarios, un cártel con rasgos de secta religiosa acusado de secuestros y extorsiones, además de narcotráfico y contrabando de hierro a China.

La organización delictiva ha ido perdiendo fuerzas desde que el presidente Enrique Peña Nieto inició una ofensiva contra sus líderes a principios de 2014, tras el levantamiento de civiles armados en grupos de autodefensa.

Ahora ve
Así se grabó el final de la séptima temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×