Peña compró casa a contratista que ganó millones en obras públicas: 'WSJ'

El presidente compró una propiedad en 2005 a Roberto San Román, quien fundó una constructora que ha ganado al menos 11 contratos federales
El presidente Enrique Peña Nieto durante su mensaje en el Dí  El presidente Enrique Peña Nieto durante su mensaje en el Día de la Armada
| Otra fuente: CNNMéxico

Unas semanas después de haber tomado posesión como gobernador del Estado de México, a finales de 2005, el ahora presidente Enrique Peña Nieto compró una propiedad en un exclusivo club de golf de un empresario que ayudó a transformar a Ixtapan de la Sal en un popular resort, indica un artículo de The Wall Street Journal publicado este martes en su sitio de internet.

Lee: La respuesta de Presidencia de la República

Roberto San Román Widerkehr, el vendedor de la residencia y desarrollador de un exclusivo club de golf, también fundó una firma constructora local que llegó a ganar más de 100 millones de dólares en contratos de obras públicas durante el tiempo en que Peña Nieto fue gobernador de la entidad mexiquense, de 2005 a 2011, según indican documentos en poder del diario estadounidense.

Lee: La casa de Malinalco de Videgaray y más de 100 propiedades del gabinete

Desde que Peña Nieto funge como presidente, en diciembre de 2012, la firma de San Román ha ganado al menos 11 contratos federales, muestran documentos gubernamentales, convirtiéndose en uno de los empresarios favoritos para hacer negocios en varios estados. Antes de que Peña Nieto asumiera el poder, la compañía nunca había ganado un contrato directo con el gobierno federal.

De acuerdo con The Wall Street Journal, el vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez, negó cualquier relación entre la transacción privada del presidente mexicano y el éxito del contratista para la adquisición de obras públicas. La familia San Román no respondió a solicitudes para comentar al respecto. El señor San Román murió en 2010 y su hijo tomó el mando de la firma.

La transacción, dice el diario, es otro ejemplo de los vínculos personales entre políticos y empresarios del Estado de México, que han llevado a acusaciones de otros políticos y otros actores de la sociedad sobre la influencia que tienen diversas empresas en la presente administración mexicana.

El reclamo público pone en riesgo al gobierno de implementar medidas para enderezar la economía y daña la imagen del partido gobernante (Partido Revolucionario Institucional) antes de las elecciones de junio próximo, según el WSJ.

El mandatario mexicano ha estado a la defensiva desde noviembre pasado, cuando un equipo de periodistas mexicanos reveló que un prominente contratista del gobierno mexiquense, Juan Armando Hinojosa, construyó una mansión para la familia del presidente en la Ciudad de México.

Recomendamos: Angélica Rivera venderá derechos de compra-venta de la casa en Las Lomas

Poco después, se dio a conocer que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, también compró un inmueble en otro resort exclusivo de golf, propiedad de Hinojosa, cuyas compañías han ganado cientos de millones de dólares en proyectos públicos durante el tiempo en que Peña Nieto fue gobernador y durante su actual administración federal.

La oficina del presidente y el propio Videgaray negaron que hubiera algo ilegal en el hecho. La oficina de Peña Nieto informó poco después que la esposa del mandatario mexicano compró la mansión familiar con sus propios recursos.

Hinojosa se ha negado a comentar sobre la transacción y no ha dado ninguna declaración pública al respecto.

El WSJ indica que Peña Nieto dio a conocer la transacción en el Club Gran Reserva Country de Ixtapan, cuando compró la propiedad de 23,000 pies cuadrados (unos 2,137 metros cuadrados), cumpliendo con los requerimientos de los funcionarios públicos de presentar una declaración anual de sus propiedades. En ese momento, no se dio a conocer la identidad del vendedor del inmueble.

El vocero presidencial, Eduardo Sánchez, dijo que el presidente compró el inmueble de 372,000 dólares (5 millones 450,879 pesos) según el precio del mercado y que la transacción no representó ningún conflicto de interés, señala el diario.

"La relación del señor Peña Nieto con algunos miembros de la familia de San Román data de hace varias décadas”, comentó Sánchez, añadiendo -según el WSJ- que el presidente compró la casa como un lugar de descanso para los fines de semana en un pueblo conocido por sus buenos climas.

Los San Román, que fundaron la firma Constructora Urbanizadora Ixtapan SA en 1998, se apoyó en contratos públicos para el crecimiento de la compañía, según refiere el sitio electrónico de la compañía. También ganó algunos contratos menores en el Estado de México, cuando era gobernado por el antecesor de Peña Nieto, Arturo Montiel, según la investigación del diario estadounidense.

Las ganancias crecieron cuando Peña Nieto asumió el poder en la entidad, de 2005 a 2011, cuando ganó 107 millones de dólares en contratos de obras públicas alrededor del estado, incluyendo varias autopistas y carreteras y parte de un contrato para construir dos hospitales en los municipios de Amecameca y Chimalhuacán, según indican documentos gubernamentales.

También ganó -dice el WSJ- un contrato para construir un estacionamiento en el aeropuerto de Toluca, capital del Estado de México. El gobierno federal tenía una participación del 25% en la compañía que operó el aeropuerto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Durante la administración federal de Peña Nieto, la firma constructora ha ganado 11 contratos federales con un valor de unos 40 millones de dólares. Seis de estos no fueron licitados. La compañía ha extendido sus negocios a estados como Baja California Sur y Querétaro.

El vocero del presidente, Eduardo Sánchez, aseguró que no hubo favoritismo y dijo que todas licitaciones públicas fueron otorgadas mediante un proceso transparente, indica el diario.

Ahora ve
Miles de personas disfrutan en la red de un combate entre robots gigantes
No te pierdas
×