Un operador de la pipa es puesto a disposición de un juez; 2 quedan libres

Quien fue identificado como conductor de la pipa vinculada con la explosión en Cuajimalpa fue puesto a disposición de un juez de control
Un niño se convierte en rescatista en Cuajimalpa
| Otra fuente: CNNMéxico

Carlos Chávez, identificado como chofer de la pipa de gas que abastecía al hospital de maternidad de Cuajimalpa donde ocurrió un explosión el jueves pasado, fue puesto a disposición de un juez de control, mientras que sus dos acompañantes quedaron en libertad, informó Notimex.

Autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informaron que este sábado se realizó la audiencia de control de legalidad en una sala de oralidad del Tribunal Superior de Justicia capitalino.

El agente del Ministerio Público solicitó calificar de legal la detención de Carlos Chávez, chofer de la pipa de la empresa Gas Express Nieto, quien continúa hospitalizado debido a las lesiones que sufrió por la explosión.

Durante la audiencia estuvo presente el abogado del imputado, quien solicitó al juez tome en consideración la necesidad de que su representado esté presente y exponga lo que a su parecer convenga, relató Notimex.

Al respecto, el juez de control se abstuvo de decretar la legal detención, toda vez que consideró indispensable la presencia del imputado, por lo que postergó la audiencia para formular la imputación.

Respecto a los ayudantes del chofer de la pipa, Julio César Martínez y Salvador Alatorre, el Ministerio Público decretó su libertad por falta de elementos que demuestren su presunta responsabilidad en los hechos.

Con los datos de prueba existentes, el juez de control podría decretar la legal detención de Carlos Chávez y en consecuencia vincularlo a proceso, una vez cumplido el plazo constitucional de 72 horas, indicó Notimex.

Las autoridades indicaron que se indagaría la presunta responsabilidad de los operadores de la pipa en los delitos de homicidio y lesiones culposas.

Su declaración

Julio César Martínez, Carlos Chávez y Salvador Alatorre, operadores de la pipa, rindieron declaración ante el agente del Ministerio Público, indicó este viernes Notimex. 

En su declaración, según la agencia, los imputados sostuvieron que los hechos ocurrieron por una fuga de gas en la manguera de la pipa, la cual trataron de controlar con trapos, y al notar la dificultad de la maniobra solicitaron apoyo al personal de seguridad del hospital.

Indicaron que minutos después llegaron al lugar elementos del Cuerpo de Bomberos, y después se generó la explosión que afectó a las instalaciones del hospital.

Una vez que el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) reciba la carpeta de investigación, será asignada a un Juez de Delitos No Graves, el cual fijará la fecha de audiencia para presentar la acusación.

Debido a la explosión dos bebés perdieron la vida, así como la enfermera Ana Lilia Gutiérrez Ledesma, cuyo cuerpo fue entregado este viernes a sus familiares.

Queja ante la CDHDF

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) recibió una queja de uno de los operadores de la pipa de Gas Express Nieto, que abastecía al hospital de maternidad en Cuajimalpa cuando se registró la explosión el jueves pasado.

En su comunicado, la Comisión no especificó los motivos de la queja. 

CNNMéxico se comunicó con la CDHDF para obtener más información,  pero indicaron que, por ley, esta instancia está obligada a proteger los datos mientras está la investigación en curso.

Los tres empleados de Gas Express Nieto abastecían al centro médico el jueves, cuando se registró una fuga de gas en la manguera y luego un estallido que dejó en escombros el hospital.

Personas hospitalizadas

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hasta la tarde este sábado, el gobierno del DF reportó que seguían hospitalizadas 26 de 72 personas que sufrieron lesiones por la explosión.

De los 26 pacientes, 17 son adultos y nueve recién nacidos: 11 están graves y 15 estables, indicaron las autoridades del DF, en un comunicado, según Notimex.

De los pacientes en estado de gravedad, cuatro son recién nacidos y siete adultos.
 
91 viviendas resultaron afectadas por la explosión, la mayoría con marcos de ventadas y vidrios rotos, los cuales serán reparados con recursos del gobierno de la ciudad, y hasta ahora han sido sustituidos 100 cristales.
 
"La remoción de escombros en la zona de Cuajimalpa está por terminar, luego de la demolición del 90% de los restos del hospital", detalló el gobierno del DF en redes sociales. 
Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×