La historia del niño que ayudó a rescatar bebés tras la explosión

Jonathan tiene 11 años, es americanista y saca muy buenas calificaciones... También es uno de los héroes del Hospital Materno Infantil
Un bebé herido en Cuajimalpa es llevado a EU
Andrea Deydén /
| Otra fuente: CNNMéxico

Hasta hace unos días, Jonathan era un niño común de 11 años seguidor del América, con dos hermanos menores y buenas calificaciones. Pero el jueves pasado se convirtió en uno de los héroes que ayudaron en el rescate de personas que quedaron entre los escombros tras la explosión del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa.

“Cuando voy por las tortillas me dicen, 'tú eres el niño rescatista, ¿verdad?’”, cuenta a CNNMéxico con orgullo Jonathan, pues ahora hasta los policías se quieren tomar fotos con él y le dicen que es un ejemplo a seguir, añade.

Jonathan vive en una casa de lámina, a 100 metros de lo que hasta el jueves era el Hospital Materno Infantil. Tras escuchar la explosión, que dejó un saldo de más de 70 heridos y 4 víctimas mortales, salió de su casa para ayudar a las personas que quedaron atrapadas entre los escombros.

“Estaba durmiendo y un ruido me despertó. Rápido fui a ver y mi mamá nos abrazó porque pensó que era un temblor”, recuerda el niño a CNNMéxico. “Me dijo que me quedara en la casa, pero yo nunca la dejo sola, entonces fui”.

Madre e hijo salieron para apoyar a los heridos que permanecían en los escombros del hospital, mientras sus dos hermanos menores, de seis y ocho años de edad, permanecieron en su casa, que no sufrió ningún desperfecto con la explosión.

Lee: Cuajimalpa, un día después: de un lugar de vida solo quedan escombros

“Iba y venía verlos, les ponía le tele y no quería que salieran”, cuenta el niño. “Les dije 'aquí se quedan, porque puede volver a explotar'”.

En el hospital, ya en ruinas tras la explosión provocada por una fuga en una pipa de gas, Jonathan cuenta que vio a los heridos, pero eso no lo detuvo y colaboró en el rescate de algunos bebés.

“Había muchos heridos, me tocó estar con una enfermera que tenía el brazo muy cortado... ¡Cortadísimo!”, recuerda.

“Todos estábamos sacando escombros y me pusieron en una fila donde había gente mayor y muchachos. Entonces, me pasaron bebés y los llevé donde estaban los paramédicos en la ambulancia”, relata.

Luego de que Jonathan fuera de los primeros en apoyar en las labores de rescate y auxilio, llegaron los granaderos y les pidieron que desalojaran la zona ante el riesgo de una segunda explosión.

En ese momento, Jonathan se dio cuenta de que había expuesto su vida, pero hasta ese instante no había sentido miedo ante la situación, solo la necesidad de apoyar a las víctimas de la explosión.

“Si nosotros la pensamos sale peor, porque entonces nos da miedo”, destaca Jonathan.

El nuevo 'Topo'

Para Héctor Méndez, presidente del grupo de rescate Topos Azteca, Jonathan es un niño muy especial: es el primer menor en obtener la membresía honoraria del equipo, a pesar de no tener formación previa en rescatismo.

“Este niño tiene el lugar (en el equipo) por derecho propio, todo mundo puede hacer 20 cursos y a la hora que se enfrenta a un hecho real se queda pasmado”, comenta.

Méndez desea que Jonathan se forme en el grupo de los Topos, por lo que buscará llevarlo a una convención en Colombia a finales de abril.

“Es un ejemplo para todos nosotros porque es un mexicano como todos nosotros. Es un orgullo”.

Jonathan también tiene la ilusión de formar parte del grupo cuando crezca. Luego de haber apoyado en las labores de búsqueda y rescate la semana pasada, le gustaría seguir ayudando a más personas.

“Me preguntaron que qué quería ser de grande y yo dije que Topo, pero me dijeron que ahí no pagaban. Entonces le pregunté al Chino (Héctor Méndez) qué hacían y me dijo 'algunos son licenciados y también son Topos’”.

Ahora, Jonathan seguirá siendo un fiel americanista, dedicado con sus hermanos y en la escuela, donde está becado por el DIF DF; con la diferencia de que ahora ya tiene claro a qué se queire dedicar cuando sea grande.

VIDEO: "Gracias por la ayuda en Cuajimalpa"

Jonathan será un Topo y también un médico forense, otra profesión que le llama la atención.

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×