Cuatro 'piedras en el camino' de Medina Mora hacia la Suprema Corte

Legisladores, organizaciones y especialistas cuestionan el perfil, trayectoria, compromiso e independencia del candidato a ministro
Medina Mora comparece ante el Senado
| Otra fuente: CNNMéxico

Eduardo Medina Mora, uno de los tres personajes propuestos por el presidente Enrique Peña Nieto para ser ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), enfrenta en su contra una serie de señalamientos en su camino hacia el máximo tribunal del país.

Legisladores, organizaciones sociales, especialistas e incluso sus compañeros de terna han cuestionado el perfil, trayectoria, compromiso e independencia de Medina Mora, actualmente embajador de México en Estados Unidos y exfuncionario en las áreas de seguridad, inteligencia y procuración de justicia.

"La postulación de Medina Mora a la terna de candidatos a ocupar la plaza de ministro de la SCJN evidencia un profundo desprecio a los derechos humanos por parte de la Presidencia de la República, quien parecería querer impulsar un perfil policiaco y protector de los intereses corporativos al interior del máximo tribunal que le garantice llevar a cabo, con la menor resistencia posible, un proyecto de nación que es incompatible con los derechos humanos", consideraron más de 20 organizaciones en un comunicado emitido de manera conjunta.

A continuación te presentamos cuatro 'piedras' que se interponen en el camino del exprocurador General de la República, exsecretario de Seguridad Pública federal y exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) en su camino hacia el Pleno de la SCJN, cuya votación en el Senado se prevé para este jueves.

1- Críticas por su actuación al frente de la PGR

La senadora del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Dolores Padierna, acusó que durante la gestión de Medina Mora como procurador se asignó a elementos de esta dependencia a la operación Rápido y Furioso, estrategia del Gobierno de Estados Unidos que permitía la entrada de armas para cárteles mexicanos.

Durante su comparecencia de este martes, Medina Mora respondió y dijo que que él no autorizó dicha maniobra.

En 2006, durante la gestión de Medina Mora, la PGR acusó de haber secuestrado a seis agentes de la Agencia Federal de Investigación (AFI) a tres mujeres de origen otomí —posteriormente declaradas como presas de conciencia por Amnistía Internacional—, quienes tras un proceso de casi cuatro años fueron liberadas gracias a que la SCJN revocó la sentencia en su contra y las declaró inocentes.

Por el caso, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación, misma que fue rechazada por la PGR.

El funcionario también es cuestionado por el Michoacanazo, operativo de 2009 en el que fueron detenidos 38 funcionarios estatales y municipales en Michoacán acusados de nexos con el crimen organizado, mismos que eventualmente fueron liberados por falta de pruebas en su contra. Las intenciones de Medina Mora fueron cuestionadas debido a la cercanía de los arrestos con la fecha de las elecciones de ese año.

De forma similar, los cerca de 25 funcionarios detenidos en la Operación Limpieza —emprendida en 2009 para "depurar" a la PGR de elementos vinculados con la delincuencia— también quedaron libres.

Padierna también acusó que, como procurador, Medina Mora cabildeó a favor de empresas tabacaleras impugnando la ley para limitar la publicidad de cigarros en el DF, en tanto que su compañera de bancada, Angélica de la Peña, manifestó preocupación porque el exfiscal interpuso una acción de inconstitucionalidad contra la reforma para despenalizar la interrupción del embarazo.

En su comparecencia, Medina Mora afirmó que todas las acciones de inconstitucionalidad que presentó se fundaron "estrictamente en argumentos jurídicos", y rechazó que su hayan sido motivada por "cualquier posición filosófica, social, religiosa o personal".

2- ... Y como secretario de Seguridad

Otros cuestionamientos a Medina Mora tienen que ver con violaciones a los derechos humanos por agentes de la Policía Federal durante su gestión como secretario de Seguridad Pública, en particular el desalojo de maestros en Oaxaca en 2006 y el operativo del mismo año en Atenco, contra opositores al proyecto de un nuevo aeropuerto, que dejó dos activistas muertos y 26 mujeres que denunciaron abusos sexuales, caso que está en estudio en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La dependencia rechazó la recomendación de la CNDH por los hechos de Atenco.

3- El factor presidencial

Las organizaciones sociales críticas de la propuesta de Peña Nieto agregaron que la nominación pretende otorgar al presidente influencia sobre el máximo tribunal.

"Medina Mora tiene trayectoria política que imposibilita que sea un ministro independiente del Poder Ejecutivo (...) Nos preocupa que la lógica detrás de la terna actual deje ver la intencionalidad no de consolidar la independencia de la SCJN sino de avanzar intereses del Poder Ejecutivo dentro de ese órgano garante de la Constitución”, alertaron.

El aspirante a ministro de la Corte negó tener una relación de cercanía familiar con Peña Nieto.

"No soy compadre del presidente de la República", aseveró.

El consejero jurídico de la presidencia, Humberto Castillejos, fue coordinador de asesores de Medina Mora.

4- Su perfil

Especialistas advierten que el perfil de Medina Mora no es el adecuado para ser ministro de la SCJN, por lo que llamaron al Senado a no cometer un "error" al decidir sobre esta designación.

"Siendo la incompetencia y la parcialidad los dos males mayores que aquejan hoy al sistema de procuración e impartición de justicia en el país, y que nos tienen en una crisis política y social de proporciones históricas, es un error hacer ministro a Medina Mora”, señalaron decenas de académicos, intelectuales y activistas en una carta enviada al Senado y subida a la plataforma de recaudación de apoyo por internet change.org, donde suma más de 20,000 simpatizantes.

Las organizaciones que emitieron el comunicado crítico hacia Medina Mora añaden que el funcionario no cumple con el requisito constitucional de haber vivido en México durante los últimos dos años, pues el candidato se desempeña desde 2009 en Londres como embajador en Reino Unido, y desde 2013 en Washington. 

Ahora ve
Para Estados Unidos, el TLCAN necesita cambios de fondo
No te pierdas
×