Se formarán 19 ciclones tropicales en el Pacífico y 7 en el Atlántico

El Pacífico tendrá ocho tormentas tropicales, siete huracanes fuertes y cuatro huracanes intensos, según los pronósticos a partir de mayo
Huracan Odile Cabo San Lucas
AFP-Odile-huracan-Baja-California-Sur  Huracan Odile Cabo San Lucas
| Otra fuente: CNNMéxico

El Pacífico mexicano tendrá hasta 19 ciclones en la temporada de huracanes que comienza en mayo, un número que supera el promedio histórico de 14 temporales para ese litoral, informó este viernes la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Los meteorólogos de la Conagua pronosticaron que el Pacífico tendrá ocho tormentas tropicales, siete huracanes fuertes (de categoría 1 y 2) y cuatro huracanes intensos (categorías 3, 4 o hasta 5).

En tanto, el litoral del Atlántico, que comprende el Golfo de México y el mar Caribe, registrará siete ciclones, de los cuales cuatro pueden ser tormenta tropical y tres huracanes. Este es un número inferior al promedio histórico de 11 para esta región.

Estas son proyecciones, por lo que puede variar el número e intensidad, acotó la Conagua a través del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Aunque no es posible indicar con certeza cuántos de los ciclones tropicales que se tienen previstos para 2015 podrían afectar a la República Mexicana, ni en qué fechas o con qué intensidad, el SMN señala que, de acuerdo con las estadísticas, el promedio de afectación directa de ciclones tropicales en México por temporada es de 2.9 en el Pacífico y de 1.8 en el Atlántico (Caribe y Golfo de México), es decir, 5 ciclones por temporada, en promedio, dijo la Conagua.

En el Pacífico, la temporada de huracanes comenzará el 15 de mayo, mientras que en el Atlántico se prevé que comience el 1 de junio.

Las autoridades recomiendan a la población que históricamente ha sido afectada por huracanes tomar previsiones necesarias, tanto en el mantenimiento de viviendas como en las precauciones de seguridad y salud de las familias.

'El Niño' se intensificará

Al mismo tiempo, la Conagua proyectó un 65% de probabilidades de que el fenómeno de el Niño, que favorece la caída más intensa de lluvias, se mantenga durante 2015.

"Casi todos los modelos consideran que el fenómeno el Niño pudiera cambiar de intensidad de moderado a fuerte", indicó la Conagua. No obstante, hasta el momento El Niño se mantiene en una etapa "débil".

"Durante el verano habría lluvias por arriba de la media en Chiapas, la Península de Yucatán, el centro y el norte del litoral del Golfo de México, el centro, el norte y el noroeste del país; mientras que en el Pacífico Sur, particularmente en Guerrero y Oaxaca, se mantendría el déficit de precipitaciones”, detalló la Conagua.

El Niño, y su contraparte la Niña, son los extremos opuestos de una oscilación que es definida por los cambios de temperatura de la superficie marina. Aunque ambos ocurren en el Pacífico Ecuatorial, pueden afectar los patrones climáticos en todo el mundo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Durante el Niño, los vientos alisios se debilitan, permitiendo que esas aguas cálidas del Pacifico Occidental se extiendan al Pacífico Central y Oriental hasta llegar a Sudamérica.

Durante un episodio de la Niña, los vientos alisios del Pacífico, que soplan de este a oeste, se fortalecen, resultando en aguas más calientes por arriba del promedio en el Pacífico Occidental, que limita con el este de Australia.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×