Corte de Malasia considera culpables a mexicanos y ratifica pena de muerte

Los magistrados desestimaron los argumentos de la defensa; los connacionales fueron acusados de producción y tráfico de narcóticos
mexicanos
Malasia, mexicanos  mexicanos
| Otra fuente: CNNMéxico

La Corte Suprema Federal de Malasia determinó este jueves (miércoles en México) que los hermanos mexicanos Luis Alfonso, de 47 años, Simón, de 40, y José Regino González Villarreal, de 37, acusados de producción y tráfico de narcóticos, son culpables.

Los magistrados desestimaron los argumentos de la defensa, ratificando la pena de muerte en la horca contra los mexicanos.

Con ese fallo, los González Villareal agotaron sus vías legales en los tribunales en el caso que inició hace siete años, aunque su abogado Hisyam Teh Poh Teik dijo que se pedirá una revisión judicial del mismo a la Corte Federal de Malasia en Putrajaya, la capital administrativa del país, de acuerdo con la agencia AFP.

El destino de los hermanos "dependerá de la nueva argumentación y del criterio de los jueces que se use para revisar este fallo", aseguró el embajador de México en Malasia, Carlos Félix Corona, en entrevista con CNN en Español este jueves.

Félix Corona dijo que de fallar la revisión judicial, la última posibilidad es pedir el perdón real al sultán de Johor, el sitio donde fueron detenidos los mexicanos, para evitar así la pena capital.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) se manifestó contra la condena y dijo que recurrirá "a distintas instancias locales e internacionales que están en contra de la aplicación de la pena de muerte".

La dependencia señaló en un comunicado emitido este jueves que, según la práctica del país, se espera que la sentencia no se ejecute de inmediato, por lo que a través de la embajada de México en Malasia "realizará todas las acciones necesarias para que su petición de clemencia pueda ser considerada de manera favorable", señaló.

Los hermanos González Villareal fueron detenidos el 4 de marzo de 2008 junto a un ciudadano malasio y otro de Singapur, en un operativo que realizó la policía en una fábrica de la ciudad de Johor. 

En la redada, agentes de la brigada antinarcóticos decomisaron cerca de 29 kilos de metanfetaminas, un cargamento valorado en 15 millones de dólares, de acuerdo con la agencia EFE.

Los González Villareal argumentan desde el inicio de su proceso que eran trabajadores de limpieza e ignoraban que en esa fábrica se producían drogas. El tráfico de narcóticos se castiga en Malasia con una condena a morir en la horca.

El 17 de mayo de 2012, el magistrado Mohamed Zawawi Saleh del Tribunal Superior, conocido por el apodo del juez soga, halló culpables a los tres hermanos mexicanos y a los otros dos detenidos y los sentenció a morir en la horca.

En un esfuerzo por salvarlos, la defensa acudió al Tribunal de Apelaciones, pero éste ratificó la sentencia de pena de muerte el 14 de agosto de 2014.

En respuesta, la defensa llevó el caso ante la Corte Suprema Federal de Malasia, que lo desestimó este jueves.

La SRE aseguró que a lo largo de los siete años, la cancillería y la embajada de Malasia han brindado protección y asistencia consular a los hermanos y a sus familiares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"A la familia González Villarreal se le ha informado de manera permanente acerca del desarrollo del caso así como de la situación física y anímica de los detenidos. De la misma forma, se ha brindado apoyo a los familiares que han viajado a Malasia para asistir a las audiencias", señaló en el comunicado.

Además "se han realizado gestiones ante autoridades malasias de diferentes niveles, tanto en México como en aquel país, a las que se les ha expresado reiteradamente la posición de nuestro gobierno en contra de la pena capital", agregó.

Ahora ve
Un auto embiste dos paradas de autobús en Marsella; hay al menos un muerto
No te pierdas
×