México, en el lugar 53 de 179 de los mejores países para ser madre

Según Save The Children, que señaló los pendientes del gobierno mexicano, el país mejor evaluado es Noruega, mientras que el peor es Somalia
Iniciativa para protección de menores, en revisión
Autor: Fernanda Hernández Orozco | Otra fuente: CNNMexico

México ocupa el lugar 53 de 179 países en el reporte Estado mundial de las madres 2015, que la organización Save The Children elaboró para calificar a las mejores y peores naciones para ser madre.

México, que no presentó avances en comparación con el ranking de 2014, está por debajo de otros países latinoamericamos con ingresos similares como Argentina, Cuba, Costa Rica y Chile.

Los cinco mejores países para ser madre son los escandinavos: Noruega, Finlandia, Islandía, Dinamarca y Suecia. En contraste, los cinco peores son naciones africanas en conflicto: Somalia, República Democrática del Congo, República Centroafricana y Malí. 

Para elaborar el ranking, Save The Children toma en cuenta factores como la participación política y económica de la mujer, el acceso a la educación y, principalmente, los índices de mortalidad infantil y materna. 

De acuerdo con el reporte Salud Infantil en México, también de Save The Children, a nivel nacional la tasa de mortalidad materna es de 38 defunciones por cada 100,000 nacidos vivos, que está lejos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), de 22.2 muertes por cada 100,000 nacimientos.

En cambio, algunas entidades federativas presentan tasas de mortalidad mucho mayores; por ejemplo, Guerrero con 59.4, Chihuahua con 59.8 y Campeche con 64.5.

Por esta razón, en el marco de la presentación del estudio, las organizaciones civiles exigieron al gobierno que el acceso a servicios de salud públicos para madres y niños en México sea más eficiente, transparente y equitativo.

"La base de la inequidad en México está en la atención a la salud materno-infantil", dijo Lourdes Aranda, vicepresidenta del Consejo Nacional de Save The Children.

El reporte también evaluó seis programas que tienen como objetivo atender las necesidades de salud de poblaciones en situación de marginación: IMSS-Prospera, Prospera, Salud Materna y Perinatal, Programa de Apoyo Alimentario (PAL), Seguro Médico Siglo XXI y Unidades Médicas Móviles (UMM).  

Los programas analizados, a excepción de Prospera, han tenido subejercicios importantes y carecen de evaluaciones de impacto en la población, según el reporte. 

"Si no tenemos claridad sobre cómo se están invirtiendo los recursos en México, no podemos identificar si nuestros programas tienen un impacto, si hay necesidad de corregirlos y cómo corregirlos", explicó Anthony Caswell.

Como parte de las recomendaciones que la organización hace al gobierno está desarrollar mecanismos efectivos de evaluación de impacto de los programas para que permitan conocer de forma clara los efectos positivos en la salud de las madres y sus hijos.

También exigieron que los recursos públicos en estos programas sean ejecutados de manera transparente y efectiva.

Tanto Caswell como Erika Strand, jefa de Política Social de Unicef México, insistieron en que 2015, año en el cual se terminan los ODM y se están diseñando los Objetivos de Desarrollo Sostenible hacia 2030, es crucial para rediseñar políticas públicas.

Ahora ve
Estos son los mejores inventos del año
No te pierdas
×