Un mes y sigue atorada la investigación del incendio del asilo en Mexicali

La investigación se encuentra detenida debido al retraso de un peritaje clave que fue solicitado a la PGR y que no ha sido entregado
16 muertos en un asilo de Mexicali
Autor: Darío Martínez Brooks | Otra fuente: CNNMéxico

Un mes ha transcurrido desde que el incendio en el asilo del Ejido Querétaro de la ciudad de Mexicali cobró la vida de 18 ancianos, la mayoría abandonados en el lugar, pero para las autoridades no ha sido tiempo suficiente para establecer una línea sólida de investigación. 

El fiscal encargado del caso, José María González, indicó a CNNMéxico que para que comiencen las actuaciones de la Procuraduría de Baja California es necesario resolver una pregunta crucial: ¿fue o no provocado el fuego que inició el incendio la madrugada del 23 de junio?

Para hacerlo, la fiscalía estatal solicitó en los primeros días de la investigación el apoyo de la Procuraduría General de la República (PGR) para que sus peritos sean quienes encuentren si el fuego fue iniciado intencionalmente.

Pero en el transcurso, el fiscal dijo que "asume" que la fuga de Joaquín el Chapo Guzmán de la prisión federal del Altiplano ha influido en el retraso que han tenido las indagatorias de la Procuraduría de Baja California.

“La PGR quedó de mandarnos los dictámenes. Asumo que con la fuga en el Estado de México, van a tardar un poco más. Si bien ellos, los peritos en materia de incendio, no tienen nada qué ver ahí, sí los supervisan”, explicó González.

La evasión del Chapo ocurrió el 11 de julio —18 días después del incendio—, pero hasta este miércoles ese dictamen clave no ha sido entregado, indicó el fiscal González en entrevista.

“Nosotros, para tener una opinión más objetiva, o aclarar qué pasó, solicitamos el apoyo federal. El dictamen estaba ya nada más en revisión para la remisión hacia nosotros”, abundó.

Una fuente de la PGR indicó a CNNMéxico que el peritaje aún no está concluido y no ha sido entregado. Sin embargo, rechazó que la fuga de Guzmán influya en el proceso.

Se trata de una investigación amplia en 10 ramas científicas que "se lleva mucho tiempo" para llegar a conclusiones que ofrezcan certeza, aunque no del 100%, detalló la fuente de la PGR.

Fue intencional: bomberos

Quienes sí han emitido una opinión desde su experiencia ha sido el departamento de Bomberos de Mexicali, quienes acudieron la madrugada del 23 de junio al asilo del Ejido Querétaro, en las afueras de la ciudad, para contener las llamas y apoyar en el rescate de los ancianos.

El dictamen de los bomberos establece que el fuego fue iniciado de manera “intencional”. Mediante “un cerillo, un encendedor o una antorcha”, las llamas comenzaron con la combustión de cajas de cartón cerca de la valla perimetral del asilo de Mexicali.

Pero junto a esas cajas, estaba la habitación en laque  tenían el dormitorio los 44 internos de la estancia para ancianos manejada por la asociación civil Sociedad de Cultura Impulsora del Bienestar Social.

Ese dictamen fue solicitado por la Procuraduría de Baja California tras el incendio, pero el fiscal González indicó a CNNMéxico que solo será tomado como una opinión, pues es el peritaje de los expertos de la PGR es el que se usará como base.

“La dirección de Bomberos, aunque hace muy bien su trabajo y son muy capaces para esa chamba, no tienen el mismo nivel de preparación que gente profesional dedicada a ello”, explicó el fiscal.

“Lo que tenemos hasta ahorita es una serie de omisiones. Pero el dictamen es la columna vertebral de este asunto. Porque nos va a dar pauta de corroborar si fue intencional, o si hubo omisiones”, agregó.

¿Hay sospechosos?

La Procuraduría de Baja California ya ha realizado diligencias en dos líneas de investigación, aunque ninguna es predominante en este momento sin el peritaje de la PGR, explicó el fiscal encargado del caso.

Una es la presunción de que hay personas que actuaron con dolo. La actual administración, encabezada en parte por Lourdes Sánchez, ha hecho declaraciones en contra de los encargados anteriores del asilo. También la fiscalía he entrevistado a testigos.

“Ya se le ubicó (al anterior administrador), se le entrevistó, y hasta ahorita no hay ningún dato que permita establecer que tuvo alguna participación. Hasta ahorita”, explicó el fiscal.

La otra línea es que haya responsabilidades por omisión. Por el momento, el fiscal no puede revelar a qué funcionarios está investigando, pero dijo que son instancias municipales y estatales encargadas del buen funcionamiento del asilo.

“Estamos viendo qué servidor público tenía qué obligación, y que de alguna manera no cumplió”, dijo González. “Si nos confirma que fue provocado, ya sabremos de alguna manera qué hilito jalar; y si fue por omisión, es decir, si fue accidente y hubo una serie de omisiones, pues jalar ese hilito”.

¿Operaba con seguridad?

Las investigaciones de la Procuraduría de Baja California han hecho revisiones en cuanto a si el asilo contaba con extinguidores de fuego funcionales, y si las salidas de emergencias estaban bien habilitadas.

La norma oficial mexicana (NOM-031-SSA3-2012) establece los requisitos que deben tener los centros de asistencia social a adultos y adultos mayores “en situación de riesgo y vulnerabilidad”.

El día del incendio había tres personas al cuidado de los 44 ancianos. La norma recomienda que debe haber 11 personas las  24 horas en asilos: el responsable sanitario del establecimiento, médico, psicólogo, terapeuta ocupacional, enfermera, cuidador, trabajador social, dietista, cocinera, intendente y vigilante.

Pero todo ello viene precedido de la palabra “preferentemente”, lo que implica que no es obligatorio.

En cuanto a la infraestructura, exige que haya “sistemas de alarma de emergencia contra incendios”,  con un diseño del inmueble para su fácil evacuación, detectores de humo, agua necesaria para sofocar un fuego, extintores, señalamientos de emergencia, entre otros elementos.

Aunque la administradora Lourdes Sánchez asegura que contaba con esos elementos, hay una falla clave en este caso: la norma dice que “los muros no deben ser construido con materiales inflamables o que produzcan gases tóxicos”.

Tras el incendio, los bomberos reportaron que el fuego se propagó rápidamente, en parte,  a los materiales inflamables en el asilo.

“Lo que tenemos hasta ahorita es una serie de omisiones. Pero el dictamen es la columna vertebral de este asunto. Porque nos va a dar pauta de corroborar si fue intencional, o si hubo omisiones”, indicó el fiscal.

Ancianos “abandonados”

El fuego cobró la vida de 17 ancianos en el lugar y uno más murió en el hospital. Pero hasta la semana pasada, los peritos solo habían identificado ocho cuerpos y habían podido encontrar a las familias de siete, por lo que un cuerpo más esperaba a sus familiares.

“El problema es que los abandonaron. Viene gente y los deja ahí y no se han acercado”, explicó el fiscal, quien indicó que además del anciano que sí está identificado en el Servicio Médico Forense, otros 10 cuerpos están en calidad de desconocidos.

“El costo era mínimo, entre 2,500 y 3,000 pesos al mes, pero muchos (ya) estaban ahí abandonados”, explicó el fiscal estatal.

Las posibles sentencias

Aunque el fiscal reitera que la investigación aún no apunta hacia posibles responsables, este tipo de casos podría generar dos tipos de sentencias en juicios, según el tipo de delito que se impute.

Este caso “jurídicamente es un homicidio de 18 personas”, y mientras se establece si existe responsabilidad de funcionarios que “por omisión” hubieran actuado mal, existe la posibilidad de que quedaran en libertad con una fianza.

“En el caso de omisión, es un delito culposo, es decir, no intencional”, explica el fiscal González. “Si fuera intencional, no alcanzaría fianza” al tratarse de un delito grave.

Pero para llegar a ese punto, la Procuraduría de Baja California seguía hasta la tarde de este miércoles a la espera del peritaje de la PGR para iniciar la búsqueda de responsables.

Ahora ve
Independentistas protestan con retiros de los bancos que salieron de Cataluña
No te pierdas
×