3 señales de pobreza cuya mejoría sigue pendiente en México

En 2 años de la Cruzada contra el Hambre se mantuvieron o empeoraron los niveles de pobreza indígena, urbana y la carencia alimentaria
"Yo no tengo por qué renunciar", dice Rosario Robles
| Otra fuente: CNNMéxico

Al menos tres indicadores sobre pobreza siguen sin tener una mejoría durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, en el periodo de 2012 a 2014, de acuerdo con los datos de medición dados a conocer este jueves por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval).

En los primeros 60 días de su presidencia, Peña Nieto presentó el programa de Cruzada contra el Hambre, como una estrategia contra la pobreza que agrupa los más de 70 programas sociales del gobierno federal, de manera más coordinada y mejor focalizada.

La Cruzada empezó a operar en 400 municipios (actualmente está activa en 1,012), incluyendo todos aquellos eminentemente indígenas, pero también se ha enfocado en combatir la pobreza urbana.

Según la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en las cifras sobre pobreza que dio a conocer el Coneval aún no se ve reflejado el impacto que pueden tener las reformas estructurales aprobadas durante el gobierno de Peña Nieto.

Además en agosto próximo se darán a conocer los resultados de una encuesta a derechohabientes de la Cruzada. 

Lee: La Sedesol celebra baja de 0.3% en los niveles de pobreza extrema

Sin embargo, en estos dos años, ¿qué pasó? 

Indígenas

Siete de cada 10 indígenas mexicanos siguen siendo pobres (73.2%).

De hecho, entre 2012 y 2014 aumentaron los que están en la miseria, de acuerdo con los datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), presentados este jueves.

En 2012 estaban en pobreza extrema 3.5 millones de indígenas (que representaban el 30.6% de esa población étnica), y en 2014 se contabilizaron 3.8 millones, el 31.8%.

De los 400 municipios originales de aplicación de la Cruzada, se presumió que 240, el 60%, eran indígenas.

"Uno de los sectores más vulnerables es la población indígena y es a la que ha costado mucho más hacer llegar los beneficios de programas. Sin embargo, no mejora la situación, sino todo lo contrario", señaló en la presentación de la Medición de Pobreza el investigador del Coneval, Salomón Nahmad.

"Esto es un indicador de que hay que poner mayor esfuerzo en estos municipios, en estas localidades, una mayor atención por parte de la política social".

Pobreza urbana

Cuando la Cruzada empezó a aplicarse en ciudades capitales, la oposición cuestionó que incluyera zonas que en general tienen un alto desarrollo económico, como Monterrey, Guadalajara, Cancún, Los Cabos y varias delegaciones del Distrito Federal.

Rosario Robles, titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), fue enfática en aclarar que se trataba de ciudades donde también hay miles de pobres, así que intervendrían porque "la pobreza urbana es la más lacerante" y provoca otros problemas como delincuencia y ruptura del tejido social.

Sin embargo, fue justo en las ciudades donde más aumentó la pobreza entre 2012 y 2014, pues hay 1.8 millones de pobres urbanos nuevos, 39,249 de los cuales son pobres extremos.

Acceso a alimentación

A principios de este año, el presidente Peña Nieto aseguró en su natal Atlacomulco, Estado de México, que gracias a la Cruzada Contra el Hambre ya había 3.1 millones de personas que comían mejor.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero los datos de Coneval, del periodo 2012-2014, muestran que más bien hay 638,581 personas que comen peor que antes.

En términos generales, de las seis carencias que influyen para que una persona sea considerada pobre, la única que aumentó en estos dos años fue la de acceso a la alimentación, al pasar de afectar el 23.3% al 23.4% de la población.

Ahora ve
Cinco razones por las que las vacaciones de Trump preocupan a sus asesores
No te pierdas
×