5 momentos de tensión entre Javier Duarte y la prensa

El gobernador de Veracruz es criticado por los asesinatos de periodistas en el estado, y por dichos e ideas en materia de libre expresión
¿La libertad de expresión amenazada en Veracruz?
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Asesinatos y agresiones contra periodistas cometidos en el estado, señalamientos de autoridades locales sobre la posible relación de comunicadores con el crimen organizado, iniciativas de ley consideradas contrarias a la libertad de expresión... 

Los anteriores han sido algunos de los hechos que han llevado a que el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, haya mantenido una relación tensa con la prensa durante los casi cinco años que tiene en el cargo. 

El más reciente episodio se deriva del asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa, quien el 31 de julio fue hallado muerto junto con cuatro mujeres en un departamento del Distrito Federal, luego de haber acusado amenazas en Veracruz. 

A continuación te presentamos cinco momentos que ilustran el complicado trato de Duarte con los medios. 

1. Periodistas asesinados 

El tema por el que Duarte ha recibido más críticas es el de los asesinatos de periodistas ocurridos en Veracruz desde que él asumió el gobierno, el 1 de diciembre de 2010. 

Datos de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) indican que de ese año a la fecha se han registrado 10 casos: tres en 2011, cinco en 2012, uno en 2014 y uno en 2015. 

Al respecto, organizaciones civiles como Artículo 19 advierten que se trata de la entidad donde se cometen más asesinatos de periodistas, y que estos crímenes quedan impunes, por incapacidad o falta de voluntad de las autoridades estatales. 

En el caso de Espinosa, Artículo 19, Propuesta Cívica y otras agrupaciones exigieron el 4 de agosto que, si bien el crimen ocurrió en el DF, las investigaciones no descarten que tenga relación con las amenazas que el fotoperiodista y la activista Nadia Vera, otra de las víctimas, recibieron en Veracruz. 

"Los antecedentes de violencia sufridos por el periodista Rubén Espinosa y la defensora Nadia Vera por parte de agentes del estado de Veracruz no pueden descartarse y deben ser investigados con la debida diligencia, debiéndose citar a todas y cada una de las personas que pudieran estar involucradas en este caso, incluyendo, desde luego, a los servidores públicos del estado", señalaron en una carta pública al presidente Enrique Peña Nieto. 

Cuestionado sobre el asunto, Duarte se ha dicho dispuesto a colaborar con las investigaciones de las autoridades capitalinas y, este martes, declaró en calidad de testigo. En un comunicado, el propio funcionario dijo que aportó la información que posee y que no cree en "linchamientos públicos" porque "encubren a los verdaderos culpables".

2. "Pórtense bien"

Un mes antes del asesinato de Espinosa, Duarte causó polémica luego de que, en una reunión con periodistas veracruzanos, señalara que hay comunicadores que tienen vínculos con el crimen organizado y advirtiera que su gobierno iría detrás de las "manzanas podridas". 

"Lamentablemente, algunos de los colaboradores, trabajadores de los medios de comunicación tienen vínculos con estos grupos y también están expuestos a esta situación", dijo. 

"¿Qué les quiero pedir, compañeras y compañeros? Y se los digo por ustedes, por sus familias, pero también por mí y por mi familia, porque si algo les pasa a ustedes al que crucifican es a mí... Pórtense bien, todos sabemos quiénes andan en malos pasos", agregó. 

3. Adiós al Hay Festival 

A principios de este año, en febrero, los organizadores del encuentro cultural Hay Festival decidieron que éste no se realizara en Veracruz, sino en el DF, luego de que un grupo de organizaciones e intelectuales exigieran un cambio de sede en protesta por la muerte del periodista Moisés Sánchez, cuyo cadáver fue localizado a finales de enero

En una carta a los directivos del Hay Festival, acusaron que el foro era utilizado políticamente por las autoridades veracruzanas para encubrir problemas como los límites a la libertad de expresión. 

"Esperamos que sea tomada en cuenta la solicitud de que a Veracruz le sea retirada la sede por el uso político que le da al festival", señalaron en la misiva escritores como Álvaro Enrigue, Cristina Rivera Garza, Élmer Mendoza y Juan Villoro, y activistas como el sacerdote Alejandro Solalinde. 

4. El premio del gobernador 

En abril de 2013, Duarte causó molestia entre periodistas locales a raíz del premio que le otorgó la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos (AME), argumentando su trabajo a favor de la libertad de expresión

Durante la entrega del reconocimiento, el gobernador aseguró que él garantizaba que en el estado los comunicadores pudieran "decir lo que quieran", a pesar de que en ocasiones no fundaran sus críticas. 

En aquella ocasión, periodistas tacharon el galardón como un "chayopremio", es decir, un premio concedido a cambio de beneficios brindados por el gobierno estatal a algún sector, mientras algunos medios se deslindaron de la AME. 

5. La #LeyDuarte 

En 2011, durante el primer año de Duarte en el cargo, su gobierno acusó de terrorismo a dos usuarios de redes sociales que difundieron información falsa sobre ataques a escuelas de la entidad. 

Bajo ese cargo, los tuiteros María de la Luz Bravo Pagola y Gilberto Martínez Vera enfrentaban una pena de hasta 30 años de cárcel, una posibilidad que reprobaron organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional (AI). 

Ante las críticas, Duarte propuso una reforma legal para crear el delito de perturbación del orden público, con el fin de que los detenidos fueran acusados de una falta de menor gravedad. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Congreso veracruzano aprobó el cambio y los tuiteros fueron liberados, aunque activistas mantuvieron su rechazo a que una persona pudiera ser encarcelada hasta cuatro años por difundir información en redes sociales. 

Dos años después, en 2013, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional la norma local que contemplaba el delito de perturbación del orden público, argumentando que violaba el derecho a la libre expresión.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×