El gobierno de Puebla detiene a cinco en Ajalpan tras linchamientos

Las autoridades estatales tomaron el control de la seguridad del municipio de Ajalpan durante 180 días para "garantizar el orden público"
Linchan a dos jóvenes en Ajalpan, Puebla
Autor: Elvia Cruz | Otra fuente: CNNMéxico

Más de 48 horas después que un grupo de habitantes de Ajalpan, en Puebla (al oriente de México) torturaran y quemaran vivos a dos encuestadores, el gobierno estatal tomó el control de la seguridad pública en el municipio ubicado a 280 kilómetros de la Ciudad de México.

A esta población arribaron militares, policías federales y estatales, además de un grupo de ministeriales desde las primeras horas de este jueves. Las autoridades explicaron que los elementos permanecerán en el lugar hasta que “se restablezca el orden público y se pueda garantizar la seguridad de las personas, sus bienes y derechos, y no excederá de 180 días naturales". 

Elementos ministeriales informaron que arrestaron al menos a cinco pobladores involucrados con los linchamientos. Los delitos por los que están siendo detenidos los pobladores son: motín y homicidio calificado por ventaja y premeditación por razón de incendio.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) local confirmó que libró órdenes de aprehensión por ese delito, pero no especificó número para no alertar a los campesinos.

En tanto, el gobernador Rafael Moreno Valle confirmó que hasta esta tarde sumaban cinco detenciones.

Funcionarios con conocimiento de los hechos informaron que tienen aproximadamente 30 órdenes de aprehensión contra campesinos que pudieron haber participado en la tortura e incineración de los jóvenes encuestadores, tras haber sido acusados de secuestradores.
 
Algunos pobladores creen que el gobierno arresta a "chivos expiatorios", pues aseguran que los responsables ya no viven en la población desde la mañana del martes.

La tarde-noche del pasado lunes, los hermanos Rey David y José Abraham Copado Molina fueron acusados por pobladores de Ajalpan de ser secuestradores. Rodeados por una multitud, varios hombres los golpearon con machetes, palos y varillas para después rociarles gasolina y prenderles fuego en la plaza pública.

El gobierno estatal responsabilizó al municipal que encabeza el alcalde Gustavo Lara de este "hecho de barbarie", debido a que "se consumó frente a las propias autoridades municipales que se vieron rebasadas por la población".

"El municipio de Ajalpan enfrenta un caso de alteración grave del orden público con motivo de los hechos ocurridos el 19 de octubre del presente, en donde se perdió la paz, el orden, la seguridad en los bienes e incluso la vida de dos personas", citó el gobierno en el comunicado.

En entradas y salidas de este municipio, de poco más de 60,000 habitantes, fueron instalados retenes mixtos en los que oficiales revisan cada unidad que ingresa y sale de la cabecera municipal, aunque los elementos también vigilan poblaciones aledañas.

En otros puntos de la localidad, se ubicaron ministeriales, hecho que ha provocado zozobra entre los habitantes del lugar, quienes creen que no tardarán las detenciones.

Lee: Encuestadores linchados en Puebla eran "honrados y trabajadores"

El mandatario Rafael Moreno Valle expresó sus condolencias a los familiares de los hermanos Copado Molina, y aseguró que se aplicará todo el peso de la ley a los responsables.

Moreno Valle se comunicó con Felipe Ángel Copado Molina, hermano de José Abraham y Rey David, así como con Elsa García, esposa del segundo, a quienes les reiteró sus más sentidas condolencias.

Mediante un comunicado se dio a conocer que el gobernador se comprometió a dar seguimiento de manera personal a las investigaciones y mantenerlos informados, junto con el procurador Víctor Carrancá, de todos los avances hasta que se haga justicia.

Por su parte, la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del estado pidió sancionar con todo el peso de la ley a los responsables de la tragedia.

“¿Dónde están los niños? Si no te van a matar”

Un video tomado el día de los asesinatos en Ajalpan, divulgado en internet, muestra a un grupo de pobladores, principalmente jóvenes, que torturaban a Rey David Copado Molina para que confesara ser un “robachicos”, o secuestrador de menores.

Ensangrentado, el joven balbucea respuestas para defenderse ante las acusaciones. En todo momento afirma que trabaja para una encuestadora de mercado y dice ser originario de la Ciudad de México.

“¿Dónde están los niños? ¿Dónde están los niños? Si no te van a matar”, dice el presunto torturador. “No me dedico a eso... Soy encuestador, en verdad…”, responde Rey David.

El linchamiento presuntamente ocurrió luego de que el lunes, alrededor de las 17:00 horas, una pareja que caminaba en la calle principal del pueblo alertó a otros pobladores que unos sujetos intentaron jalonear a su niña de seis años de edad. Las campanas de la iglesia local fueron tocadas para llamar a la comunidad, aunque ya los dos jóvenes habían sido detenidos por la policía estatal por “ser sospechosos”.

Sin embargo, ambos presuntamente fueron arrebatados de las manos de los policías por los pobladores que se reunieron y quienes querían interrogar a los dos jóvenes.

"Pudieron haberlos salvado"

Elsa García es la viuda de Rey David Copado. Reclama cómo su esposo, de 39 años, fue incinerado junto con su hermano, José Abraham, de 30 años, sin que las autoridades hicieran algo por rescatarlos.

"No alcanzo a entender el porqué el gobierno no pudo hacer nada. Pudieron haberlos salvado, custodiado para que salieran del pueblo, no lo hicieron y son corresponsables", señala en entrevista telefónica con CNNMéxico.

Junto con uno de sus cuñados y su suegra, estuvo parte de la noche del martes y miércoles en Tehuacán —municipio aledaño a Ajalpan— donde acudió a reconocer los restos de sus familiares para después trasladarlos al sur de la Ciudad de México.

La última conversación que Elsa tuvo con Rey David fue el día de los crímenes, alrededor de 10:30 de la mañana.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Le marqué para verificar que había llegado bien", indica, y aunque alrededor de las 18:00 horas le volvió a marcar, su llamada fue desviada al buzón.

Ahora exige una indemnización, tanto al gobierno de Puebla como a la empresa Marketing Research&Services, para la cual trabajaban su marido y cuñado cuando fueron asesinados.

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×